Breviario Nutricional: Grasas trans

Posted by on Feb 23, 2010 in Come bien, TODO | 1 comment

Para entender todas esas palabras que los nutriólogos dicen

Texto original escrito por Ana. Sígueme en Twitter.

Durante muchos años, las grasas sólidas (como la mantequilla o la manteca de cerdo) eran los medios preferidos para freír alimentos. Cuando se identificó su alto contenido en colesterol, éstas grasas fueron sustituidas por los aceites vegetales, que son líquidos. Pero los fabricantes de alimentos, buscaron cubrir ese nicho, surgiendo así las grasas trans.

Las grasas trans son el resultado de la conversión de aceites vegetales (como los que usamos en la cocina, tipo maíz, canola, etc.) en grasas sólidas.

Este tipo de grasas se obtienen al someter a los aceites vegetales a un proceso llamado hidrogenación, que satura las grasas dándoles un aspecto sólidos y blanco. Para los fabricantes de alimentos, esta manteca vegetal les ofrece múltiples ventajas: mucho más barata que la manteca de puerco, no se enrancia tan fácilmente como los aceites, por lo que los alarga la vida de anaquel de los alimentos fabricados con ellas y es más fácil de envasar y transportar que los aceites. Además, se creyó que sería la solución para sustituir a la satanizada mantequilla, por lo que incluso los cardiólogos empezar a recomendar las margarinas.

margarina

Sin embargo, detrás de la elaboración de este “conveniente” producto, se esconde un verdadero veneno. Para su fabricación se coloca a los aceites dentro de cámaras de acero inoxidable semejantes a ollas de presión, en donde se les somete a temperaturas y presiones altísimas, bajo la acción de metales finamente pulverizados e hidrógeno gaseoso. Lo que ocurre a nivel químico es que los ácidos grasos poliinsaturados de los aceites absorben el hidrógeno para convertirse en grasas saturadas que contribuyen a aumentar los niveles de colesterol LDL (malo) y a disminuir los niveles de HDL (colesterol bueno), además se incrustan en nuestras arterias más fácilmente y una vez ahí es muy difícil deshacerse de ellas.

¿Dónde puedo encontrar grasas trans?

En los alimentos altamente industrializados. Entre los que más la contienen: margarinas, galletas y panadería, palomitas de microondas, dulces, frituras, helados, mantequillas de cacahuate, comidas empacadas para microondas, fast-food.

En México las podemos encontrar en: Sabritas, Barcel, Maruchan, Coffe Mate, Tortillinas, Aladino, entre muchos otros.

Muchos nombres para un mismo veneno

Las grasas trans las puedes encontrar con los siguientes nombres: ácidos grasos trans, aceite vegetal hidrogenado, aceite parcialmente hidrogenado, manteca vegetal, olestra, olean.

Cómo evitarlas

1. Evita comer comida rápida.

2. Evita los alimentos altamente procesados.

3. CONVIÉRTETE EN LECTOR DE ETIQUETAS y huye de los alimentos que en su lista de ingredientes las contengan.

Para saber más sobre las grasas lee el artículo: Las buenas, las malas y las feas: los tres tipos de grasas.

1 Comment

  1. ¡Muy buenas noches!

    Gracias por una entrada tan sencilla de entender. No creo que los fabricantes de comida chatarra, procesada y comida rápida aprecien esto, pero en mi caso si.

    Ya a mis 45 debo de pensar en cuidarme más, y es que me confieso fanático de este tipo de comidas gabazo. En fin, todo lo bueno requiere de un sacrificio.

    ¡Felicidades!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Nature’s Own: un hallazgo en el pasillo del pan « Fácil de digerir - [...] no contiene jarabe de maíz de alta fructosa, ni combinaciones de varios tipos de azúcares, ni grasas trans, como…
  2. El huevo no es como lo pintan « Fácil de digerir - [...] es donde están los mayores riesgos. Por ejemplo, en las carne rojas, manteca, tocino, embutidos, grasas trans, mantequilla. Además,…
  3. Las buenas, las malas y las feas: los tres tipos de grasas. « Fácil de digerir - [...] recomiendo leer mi artículo sobre grasas trans para saber [...]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*