Hambre emocional vs hambre fisiológica

Posted by on Mar 2, 2010 in Come bien, Emociones, TODO | 4 comments

Texto original escrito por Ana. Sígueme en Twitter.

Diet-Habits

El hambre es el mecanismo de defensa que alerta al organismo cuando existe necesidad de nutrientes. Se manifiesta como un deseo de ingerir alimentos.

En el ser humano, podemos distinguir dos tipos de hambre: fisiológica y emocional.

En el caso del hambre emocional, en vez de que un estímulo fisiológico provoque la sensación de hambre, un impulso emocional es el que desencadena el deseo de querer comer.

Todos hemos experimentado ambos tipos. Pero cuando el hambre emocional se convierte en hábito, se corre el riesgo de desencadenar desórdenes alimenticios dañinos para la salud, como sobrepeso, cambios en el metabolismo, comer compulsivamente, anorexia o bulimia.

El primer paso es aprender a distinguir entre hambre emocional y hambre fisiológica:

1. El hambre emocional aparece de repente, como una urgencia. El hambre fisiológica aparece gradualmente.

2. Nuestro cuerpo pide comida en general, mientras que nuestras emociones piden una comida en específico. El hambre emocional genera antojos: galletas de X marca, pizza de X lugar, etc.

3. El hambre emocional exige ser satisfecha inmediatamente, por eso genera una gran ansiedad. En cambio el hambre fisiológica puede controlarse y esperar.

4. El hambre fisiológica desaparece cuando nos sentimos satisfechos, en cambio el hambre emocional hace que sigamos comiendo aunque físicamente nos sintamos llenos. Perdemos nuestra capacidad de sentir saciedad.

5. El hambre emocional puede ocasionar sentimientos de culpa.

No te pierdas el próximo post sobre Nutrición y Emociones con un test para descubrir si eres comedor emocional.

4 Comments

  1. ¡Muy buenos dias!

    Me confieso culpable del hambre emocional y deveras que describes los sintomas al centavo. He tenido que aprender a dominarlo para que no me afecte en mi salud.

    Afortunadamente, cuando joven, práctique el ciclismo y como mi deseo era ser de alto rendimiento, investigue todo lo que pude sobre el deporte, incluyendo medicina y nutrición. Esto último me ha ayudado hasta ahora para no caer en mi tentaciones.

    Estoy seguro que estas entradas vana aser muy reveladoras, así como de gran ayuda.

    ¡Saludos!

  2. Me encantó, me parece tan pero tan real!!!

    Sólo una duda, dicen que para controlar el hambre emocional, procures ingerir alimentos que puedas tocar, eso disminuye la ansiedad pues manda señales al cerebro de que ya estás dejando satisfecha esa necesidad de comer.

    ¿Es cierto?

  3. Muy buen tema. A mi me pasó justo ayer.
    Tenía un hueco emocional que quería llenar a través de comida. Comí y comí de lo mismo.. pero me sentía igual, o peor diría yo, porque me visitó la culpa.

    Pero es muy dificil no atender esos antojos.. me hacen sentir muy ansiosa, tengo que ocuparme en muchas cosas para no pensar en comer.

    Gracias a Dios mi complexión es delgada.. pero bueno, trataré de tener a la mano frutas.

    Saludos!

  4. ¡Hola! Muchas gracias por sus comentarios. Todos hemos experimentado el hambre emocional alguna vez, pero esto deja de ser normal cuando se convierte en un hábito, es decir cuando deja de relacionarse a una situación (rompimiento con una pareja, por ejemplo) y se vuelve en la norma que rige nuestra alimentación diaria. En esta semana voy a subir un post con algunas recomendaciones básicas para aprender a controlar el hambre emocional y así responder mejor a todas las preguntas que me han hecho llegar.

    Pero les adelanto que ustedes ya han dado con algunas de manera instintiva:

    RA Walker: practicar ejercicio es una excelente alternativa ya que ayuda a controlar el estrés, nos conecta con nuestro cuerpo y genera una autoimagen positiva.

    Yemille: “alimentos que puedas tocar” engloba una gran variedad de productos, va desde una manzana hasta unas papitas fritas. Por lo que yo más bien diría que hay otras mejores maneras de “engañar” a tu cerebro, por ejemplo tomar agua cuando sientas hambre.

    Fannie: tener a la mano snacks saludables (frutas es buena opción como tu sugieres) ayuda a que al menos si no puedes resistir el comer, sean alimentos sanos que nutran y no engorden.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Hambre emocional: Porqué comemos sin hambre | Adelgazar y Salud - [...] queréis reconocer las diferencias entre el hambre emocional y el físico, podéis verlas en hambre emocional vs hambre física. …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>