Cómo enseñar a los niños a comer sanamente

Posted by on Apr 30, 2010 in Come bien, Niños, TODO | 7 comments

Texto original escrito por Ana. Sígueme en Twitter.

Healthy eating

Involúcralos

Si involucras a tus hijos en la planeación de la comida, las compras y la preparación, se interesarán en el proceso, aprenderán haciendo y estarán más interesados en comer. Además tendrán una sensación de satisfacción al participar activamente en el proceso.

Ten refrigerios saludables a la mano

Los niños comerán lo que encuentren en su casa. Por lo tanto, planea los snacks a los que tus hijos tendrán acceso. Algunas ideas son: galletas integrales, palomitas naturales, botellitas de agua simple, frutas y verduras picadas o ralladas, frutas y verduras deshidratadas, baby carrots, pasitas, entre otros.

Mantén la comida rápida y la comida chatarra fuera de tu casa

Haz que la comida chatarra y rápida sea un “de vez en cuando”. Si los niños van a una fiesta o a un parque es válido que disfruten de una pizza, papitas y galletas, pero si eso no lo encuentran en su casa aprenderán que no debe formar parte de su vida cotidiana.

Coman en familia lo más posible

La hora de la comida es un momento muy importante para establecer vínculos familiares. En cuanto a hábitos alimenticios, comer en familia logra que los hijos relacionen la comida con una sensación placentera, que le den importancia al acto de comer, establece un ritmo de ingestión de alimentos (debe ser pausado) y es una excelente oportunidad para darle un ejemplo positivo a los niños.

Prepara un lunch saludable

Trata que el lunch incluya proteínas, carbohidratos y grasas saludables. Puedes encontrar varias ideas aquí.

El gusto por el azúcar o la sal es adquirido

No nacemos con el gusto por el azúcar o la sal, éste se forja durante la infancia ya que los alimentos para los niños son los más cargados de azúcar, sal, colorantes, grasas y saborizantes. Por lo tanto, evitar al máximo los alimentos altamente procesados evitará el desarrollo de este gusto que en la edad adulta es el culpable de tantos problemas de salud.

Acostumbra a tus hijos a hacer 5 comidas al día

Cuando se deja pasar mucho tiempo entre comidas ocurren los ataques de hambre en la que los niños “picarán” lo que encuentren ocasionando que a la hora de la comida o la cena ya no quieran comer. Mejor planea las cinco comidas para que sean saludables y en porciones correctas.

Habla con los niños

No por ser niños significa que no entiendan. Es importante darles información de acuerdo a su edad.

Conviértete a un modelo a seguir

Los hábitos y gustos alimenticios se forjan en la infancia y están fuertemente arraigados a los usos y costumbres de los padres. No servirá de nada que obligues a tu hijo a comer verduras si nunca te ven comer una ensalada. Predicar con el ejemplo es la mejor manera de enseñar.

Trata de no utilizar la comida como castigo o premio

Relacionar la comida con ciertas emociones y/o conductas puede ser contraproducente. Por ejemplo, si se envía a los niños a dormir sin cenar, puede ocasionar que coman cuando puedan por el miedo de quedarse con hambre. Si se utilizan alimentos, como postres y dulces como premios, los niños pueden recibir el mensaje de que estos alimentos son más valiosos o mejores que otros. Decirle a los niños que comerán postre si se comen las verduras envía un mensaje negativo hacia las verduras.

7 Comments

  1. ¡Muy buenas tardes!

    El que como padres nos responsabilicemos de la educación de nuestros hijos es una de las metas que debemos de ponernos.

    No podemos cerrar los ojos a las necesidades de los prques, ni dejar que la conveniencia nos obligue a dejarlos ante la nana TV ni dejarlos que consuman alimentos procesados varias veces al día. No es sencillo por el ajetreo diario, pero es un sacrificio que vale la pena.

    ¡Saludos!

  2. Muy buen post Ana. El heroe de mi hijo es Spiderman, me ha ayudado mucho porque quiere ser fuerte como su personaje favorito, entonces le enseñé qué alimentos y bebidas lo ponen fuerte y cuáles lo hacen débil y panzón (así dice el) sabe que verduras, pollo, agua, frutas son para ser como Spiderman, y los refrescos, dulces, pasteles lo hacen debilucho.

    Un consejo que me dió un amigo nutriólogo es, que el niño siempre debe de ver lo que come, evitar comer viendo TV, jugando etc.

    Gracias por tus post siempre tan atinados!

  3. Hola! que buen artículo muchas gracias por compartir estos consejos. Tengo una situación difícil en casa, ojala me pudieras ayudar, mi hijo mayor 11 años, no quiere comer muchas cosas (digamos es super selectivo en lo que dice “que le gusta y que no”) estamos en una situación desesperada, xque no quiere comer frutas y verduras, x ningún medio, en la casa se come suuuper sano, mi otro hijo come perfecto, mi esposo y yo, siempre con frutas, verduras, sin grasas, etc. y el selecciona su menu aparte. Se que es un caso de rebeldia y control de su parte, pero se que se está perjudicando, tu que harías? gracias por tu ayuda.

    • Hola Sarah: en efecto como tú misma observas, esto parece ser más un acto de rebeldía, pero que lo puede llevar a tener un problema nutricional. Lo primero (que seguro ya intentaste) sería sentarte a hablar con él y escucharlo, no regañarlo ni obligarlo a nada, sino escuchar sus razones. En segundo lugar, podrías pensar en formas creativas de presentarle las frutas y verduras para que tal vez así las acepte. Por ejemplo: en una pizza, en spaghetti, en un licuado. En tercer lugar, una estrategia que suele funcionar es dejar de ponerle tanta atención porque eso es lo que busca. Por ejemplo, si no quiere comer ensalada, no hacer el gran alboroto al respecto, simplemente pasarle el siguiente platillo y ya. El está en una edad que sus requerimientos de proteína, carbohidratos y grasas son mayores por el crecimiento acelerado y por los cambios hormonales propios de la adolescencia. Otra sugerencia es que te asesores con una psicóloga que te pueda dar consejos sobre cuál es la mejor conducta que ustedes como padre pudieran adoptar. Saludos y mucha suerte.

  4. que buenos consejos dan jajaja

  5. Hola Ana, está padrísimo este post, fijate que mi hija de casi dos años va a guardería y yo le preparo tanto su desayuno y comida, como el lunch, pero al llega a casa (como a las 5 de la tarde) ella quiere volver a comer con su papá y conmigo exactamente lo que tenemos en el plato, asi que hace dos comidas juntas :S me debo preocupar por eso? o crees que solo sea una etapa? Que puedo hacer para que no se desordene en su rutina de alimentación? Gracias de antemano por tu respuesta 🙂

    • Hola Caro, por lo que leo creo que tu hija tiene un gesto hermoso de querer convivir con ustedes a la hora de la comida y me parece excelente que este abierta a comer lo que ustedes tienen (siempre y cuando sea saludable, por supuesto). Te recomiendo que aproveches esa ocasion para convivir con ella y darle a probar nuevos sabores. Dos recomendaciones: 1)Disminuir un poco las porciones de su comida, que sea como otro lunch y que a las 5 haga su comida propiamente con ustedes. o 2)Para no perder su rutina, que haga la comida en su guardaeria como siempre y que tu le tengas listo de lo mismo que ustedes comen pero en porciones pequenas como de snack o lunch para que comparta con ustedes pero sin comer demasiado.

      Saludos

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cambio de aires « Fácil de digerir - [...] Sigue estos consejos para enseñar a comer a los niños sanamente [...]
  2. Menús infantiles en restaurantes | Fácil de digerir - [...] Hagan de la comida algo divertido y educativo.  Involúcrenlos en las compras de los alimentos y en la preparación…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*