Nutrición y lactancia

Posted by on Jul 13, 2010 in Come bien, Niños, TODO | 5 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

Durante la lactancia se incrementan las necesidades nutricionales de la mujer como consecuencia del esfuerzo que significa producir la leche que necesita el lactante para proseguir su crecimiento.

En promedio, para producir un litro de leche se necesitan unas 700 – 800 kcal diarias, las cuales se consiguen a través de la dieta y de la grasa acumulada durante el embarazo. Por lo tanto, si no se lleva una dieta adecuada, la producción de leche puede verse disminuida, así como la calidad de la misma.

Lactancia 2
Foto por Raphel Goetter

Energía

La ingesta recomendada de energía es de 500 kcal al día más que una mujer no lactante. La grasa materna provee entre 100 y 150 kcal diarias extra. Las pérdidas de grasa depositada durante la lactancia contribuyen a la recuperación del peso habitual. Por lo tanto, si una madre no da pecho a su hijo, será más difícil reducir el sobrepeso.

Proteínas

Se recomienda ingerir 15 g diarios más que la mujer no lactante en el primer semestre de lactación ya que un aumento en la ingesta en necesario para una suficiente producción de leche. Si se continúa con la lactancia, pasa a 12 g durante el segundo semestre.

Las fuentes de proteína más recomendadas son: carnes magras (aves y lomo), pescado blanco y azul, huevo y combinaciones de legumbres y cereales (arroz con frijoles, por ejemplo).

Grasas

Se recomienda el consumo de grasas “buenas” es decir, las insaturadas (aceites vegetales, cereales integrales, nueces, pescados, aguacate) y evitar las grasas “malas” como las insaturadas (carnes rojas, mantequilla, embutidos) y las trans (margarinas, alimentos industrializados).

En especial se recomienda el consumo de alimentos ricos en Omega-3 ya que este ácido graso esencial es fundamental para la constitución del sistema nervioso y retina del neonato.

Fuentes recomendadas: aceite de oliva y de canola, legumbres, pescados ricos en Omega 3 (salmón, sardina, atún, arenque), aguacate, nueces y cacahuates, cereales integrales, fruta, frutos secos, papas.

Vitaminas

Se recomienda aumentar el consumo de todas las vitaminas. Las mejores fuentes son los alimentos de origen vegetal: frutas y verduras frescas, cereales integrales y semillas (nueces, cacahuates, almendras).

Minerales

Se debe aumentar la cantidad de calcio y fósforo ya que la leche materna es la única fuente por la que el recién nacido obtendrá dicho nutrientes indispensables para la rápida calcificación y crecimiento que ocurre durante el primer año de vida. Dichos minerales se pueden obtener consumiendo legumbres, frutos secos, lácteos, pescado blanco y azul, vegetales de hojas verdes (espinacas, berros, lechugas).

Líquidos

La demanda de fisiológica de 2 a 2.5 litros diarios de una mujer no lactante, debe aumentarse a 3 litros. La mejor fuente es el agua natural. Se debe evitar al máximo el consumo de alcohol y bebidas estimulantes. La cafeína del café y el té puede quedar presente en la leche materna entre una y dos horas y media después de su ingesta, causando trastornos del sueño e irritabilidad en el lactante. Por ello, si se toma este tipo de bebidas es mejor hacerlo inmediatamente después de haber alimentado al bebé o mejor aún, evitarlas lo más posible.

Fibra

Es importante agregar una ingesta elevada de fibra la cual se obtiene consumiendo verduras frescas, frutas con pulpa y cereales integrales.

Tabaco, alcohol y fármacos

La leche es una secreción mamaria y por lo tanto, el organismo puede desechar sustancias a través de ella que llegarán al recién nacido.

Las mujeres fumadoras, contaminan la leche materna con nicotina, lo cual puede causar que el lactante presente diarrea, vómito, excitación y taquicardia.

El alcohol en dosis mayores a medio gramo por kg de peso/diario es capaz de inhibir la eyección de la leche materna.

Por lo tanto, lo mejor es evitar fumar y consumir bebidas alcohólicas durante la lactancia.

En cuanto a los fármacos, algunos de ellos pueden dificultar la producción de leche, como ciertas pastillas anticonceptivas. Otras medicinas pueden pasar a la leche materna y causar efectos nocivos en el bebé. Por esta razón es muy importante consultar al médico antes de reiniciar un tratamiento anticonceptivo y de tomar cualquier tipo de medicamento.

5 Comments

  1. Gracias x responder a mi duda!
    También me dijeron q había q tener cuidado con frutas cítricas xq pueden causar malestar al bebé… Igual q las frutas rojas… Evitar verduras como el brócoli y otros q causan gases en el bebé. Y… Aguas con los lácteos de vaca q pueden causar alergias…
    Saludos!!

  2. Ana, que bueno que toques este tema. Yo añadiría algo que me dijo la pediatra de mi hijo cuando el nació.

    En la mayoría de los casos la leche baja dos días después del parto, las mamás se desesperan porque solo salen gotitas, y entonces recurren al biberón para llenar al bebé. La pediatra me dijo que la necesidad de alimento del bebé al nacer es de esas gotitas. Si le das biberón el bebé rápidamente demandará esas cantidades de leche.

    Yo seguí las instrucciones de la dra. y al segundo día ya había “bajado” la leche. La estimulación que el bebé le da al pecho es necesaria para que el proceso se complete, si se le da biberón va a rechazar el pecho.

    Esa fue mi experiencia, mi hijo tomó pecho durante un año, el solito lo dejó.

    Recomiendo 100% a quién esté próxima a ser madre la lactancia materna, además de ser mejor que cualquier leche de fórmula, la conexión que creas con tu hijo es algo inexplicable. Como dicen “lo natural es siempre lo mejor”.

    Felicidades a las futuras mamás!

  3. ¡Hola sensei Ana!

    Como bien señalas, la lactancia es muy importante, y por lo mismo, tus consejos son muy útiles para las madres primerizas.

    Cuan sabio es Dios que le permite a la criatura recibir exactamente lo que necesita: alimento y amor.

    El amamantar es muy práctico: no hay que lavar y esterilizar botellas y chupones. No hay un gasto por comprar fórmulas. El bebe recibe las defensas necesarias a través de la leche materna. El lazo emocional es único.

    Que bueno que Oli comparte su experiencia, es algo grande. Lo digo no por experiencia propia (ooooooooobvio), sino por mi esposa que amamanto a las tres nenas. No hay nada mejor para la salud tanto del bebe como de la madre.

    ¡Saludos!

  4. Oli: muchas gracias por compartir tu experiencia que nos va a servir a muchas.
    RA Walker: me gusta que añades que además de lo más nutritivo, amamantar es también práctico y económico. ¿Qué más se puede pedir?

    ¡Saludos queridos ambos!

  5. Excelente decisión que tomaste al haber escrito este artículo…

    A muchos (incluyendo los doctores) se les ha olvidado la importancia de la nutrición… en específico cuando se necesita formar otro ser humano.

    Les comparto algo del agua (cómo calcular la cantidad que necesitas): El Agua: Lo Que Necesitas Saber

    Y en cuanto a suplementos, según una especialista en partos Cómo Asegurar Niveles Adecuados de Nutrientes Durante el Intento de Embarazarse para Crear un Bebe Verdaderamente Sano

    Saludos a todas y muchas felicidades a las nuevas madres y las madres que pronto serán.

    Kevin :: Glico Entrenador
    En Twitter: @glicoentrenador
    Sitio Web: GlicoEntrenador.com

Trackbacks/Pingbacks

  1. Lactancia | Fácil de digerir - [...] que la mamá se encuentre bien nutrida (en este artículo las recomendaciones: Nutrición y lactancia) y el bebé siga…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*