Diabetes gestacional

Posted by on May 18, 2011 in Come bien, Niños | 1 comment

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

La diabetes gestacional es una condición en la que el cuerpo de la mujer embarazada presenta resistencia a la hormona insulina o una producción insuficiente de la hormona insulina lo que ocasiona que los niveles de glucosa en sangre se eleven. En la mayoría de los casos aparece durante el segundo o tercer trimestre de embarazo y generalmente es un padecimiento transitorio que desparece después del parto.

Si se diagnostica a tiempo, es controlable a través de la dieta y el ejercicio y no afecta el desarrollo del feto o la salud de la madre.   En algunos casos se utilizan medicamentos a consideración del médico, pero se usen o no,  un control dietético es vital.

Si no se detecta o controla correctamente es un factor de riesgo para preeclampsia y muerte fetal.  También puede generar que el bebé sea demasiado grande debido al exceso de glucosa, lo que puede causar un parto prematuro.     Se ha demostrado que la diabetes gestacional mal controlada puede aumentar el riesgo de que el bebé desarrolle diabetes tipo 2 durante la adolescencia y adultez.

En el caso de la madre, si después del embarazo no puede controlar un peso corporal saludable, aumentan las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2.  Las mujeres que han presentado diabetes gestacional, tienen mayor predisposición a padecerla en embarazos posteriores.

Los factores de riesgo para desarrollar diabetes gestacional son:

  • Sobrepeso antes y durante el embarazo.
  • Un embarazo a partir de los 35 años de edad.
  • Antecedentes familiares diabéticos.
  • Diabetes gestacional en embarazos previos.

Síntomas:

Los síntomas son fatiga, aumento de la sed (sobre todo durante las mañanas) y el apetito e incremento en el volumen de la orina.  Muchos de estos síntomas pueden pasarse por alto y considerarse “normales” durante el embarazo, por ello es muy importante monitorear el desarrollo del mismo con un médico y compartir con él incluso aquello que consideramos de poca importancia.

Recomendaciones:

  • Que la mujer se encuentre lo más saludable posible ANTES de embarazarse.
  • Mantener una alimentación sana y controlar el peso durante el embarazo.
  • Evitar harinas refinadas, preferir cereales integrales.
  • Evitar azúcar refinada y miel.
  • Evitar el consumo de comida industrializada y rápida.
  • Realizar una rutina de ejercicio diariamente.
  • Realizar cinco comidas al día en horarios fijos.
  • Incrementar el consumo de proteínas bajas en grasas como pechuga de pavo y pollo sin piel, pescados blancos y lácteos desgrasados.
  • Aumentar el consumo de grasas monoinstarudas (aceite de oliva extra virgen, aceite de canola, aguacate, nueces y almendras).
  • Aumentar el consumo de ácidos grasos Omega-3 (salmón, atún, sardinas, arenques, linaza, chía, nueces y almendras).
  • Aumentar el consumo de fibra.
  • Realizarse las revisiones médicas correspondientes.
  • Si se detecta riesgo de desarrollar diabetes gestacional o si se ha detectado la presencia de la misma, acudir con un nutriólogo especialista en diabetes.

Este artículo es parte de la serie Nutribaby

Para saber más:

La diabetes

¿Estás embarazada? Conoce mi Programa de Bienestar para el Embarazo.

¿Quieres embarazarte? Conoce mi Programa de Bienestar para la Concepción y prepárate para ser mamá.

1 Comment

  1. lo mas importante es que sean constantes en sus consultas prenatales, ya sea con su ginecobstetra o su médico familiar

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*