Delgado no es sinónimo de sano

Posted by on Jul 28, 2011 in Come bien, Ejercítate | 4 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

Tanto insistimos en los riesgos para la salud de la obesidad, que solemos pensar que lo opuesto, ser delgado, es sinónimo de estar sano. Pero esto no necesariamente es así.

La grasa que se acumula en el cuerpo de manera subcutánea (bajo la piel) es la que genera las lonjas o gordos, pero también existe la grasa visceral, que se acumula alrededor de los órganos  y es esa grasa que no podemos ver, la que puede estar escondida tras un cuerpo delgado.  La grasa visceral, que en su mayoría rodea los órganos en la zona abdominal,  conlleva el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, problemas coronarios y cáncer.

Esas personas que comen lo que sea y aparentemente no engordan o que cuidan su alimentación pero no hacen ejercicio, podrán estar delgadas en el exterior pero por dentro estar gordas.

Además, pueden estar malnutridas.  La buena nutrición no tiene nada que ver con el peso, tiene que ver con la calidad de la alimentación.   Tanto delgados como gorditos pueden estar malnutridos. No por ser delgado debes descuidar tu alimentación.

Es más frecuente de lo que creen encontrar personas delgadas con triglicéridos y colesterol alto, hipertensión o con exceso de glucosa circulante en sangre, lo cual es un factor de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo 2.

El gran riesgo es que las personas delgadas se confían y por lo tanto, no cuidan su alimentación, no hacen ejercicio y no se realizan chequeos médicos.  Olvidan que comer sanamente es un estilo de vida necesario para todas las personas, no solamente para aquellos que quieren perder peso.

¿Cómo saber si tengo exceso de grasa visceral?

Los medios más accesibles para saberlo son:

  • Pesarse en una báscula que les proporcione porcentaje de grasa corporal (aunque le resultado indica el total de grasa visceral y subcutánea, deja saber si hay un exceso).
  • Medirse el índice de cintura – cadera que consiste en medir con una cinta métrica el perímetro de la cintura (al nivel de la última costilla, más o menos del ombligo) y el de la cadera (alrededor de los huesos de la cadera).  Y después dividir el perímetro de cintura entre el perímetro de cadera.  Los valores de riesgo son, para hombres 1 o más y para mujeres 0.8 o más.

Para obtener una medición más precisa, es necesario acudir al médico o nutriólogo quienes utilizan aparatos especializados.

Recomendaciones

  • La mejor forma de eliminar la grasa visceral es haciendo una rutina completa de actividad física combinando ejercicio cardiovascular, de resistencia y flexibilidad, para mejorar la circulación y generar mayor músculo.  Además, es importante combinar la rutina con una alimentación saludable.
  • Realizarse revisiones médicas periódicamente que incluyan análisis de triglicéridos y colesterol en sangre.
  • Manejar correctamente el estrés.
  • Buscar asesoría para seguir un programa personalizado para reducir la grasa y aprender a llevar una vida saludable.

4 Comments

  1. yo era asì, hiper delgada, talla 7! una flaca!tenia un vestidito negro talla 7 que a-ma-ba… siempre he tenido glucosa y demas normal (aun ahora) pero no era por arte de magia, ya que hago memoria, antes , nunca en mi vida hice una dieta, comia de todo, pero comia mucha mas verdura, tomaba muchisima agua, (y las que vivian a dieta y me veian en una reunion tomando tranquilamente refresco o comiendo me odiaban, pero realmente era poco elr efresco q tomaba x ejemplo, ) y caminaba mucho (y no se si realmente despues del embarazo cambie el metabolismo, o la edad, eso si,… )

    me casè, con un señor que no sabe comer sin tortillas, que casi no come verduras (mi suegra lo enseño a comer todo pelado :S le sirves jitomate, antes me lo dejaba! por que no le quitaba la piel, igual las manzanas… la sopa de verdura se la molia -mi suegra, yo no- , a todo le quita las hojitas si ve en la sopa o el caldo, la lechuga me la deja, con suerte se come el aguacate, y se enoja por que no le echo kilos de knorr suiza a la comida como mi suegra, “asi no sabe a nada” :S) que si compro sushi le hace gestos, si hago yogurth natural igual, y muchas cosas ahi me las deja, y como es dificil cocinar 2 menus diferentes al inicio yo me “adapte” a sus gustos alimenticios, simplemente me deje llevar, y ahora, 25 kilos adelante, estoy retomando mi gusto por las verduras, buscando recetas que nos gusten a ambos, y tratando de dejar atras los malos habitos, antes de que efectivamente empiece a tener probelmas, y con pequeños cambios ya me quedan flojitos los jeans!!, solo oir “dieta” me estressa, nos e pro que, jamas hice una (bueno, hace tiempo intente la south beach pero me senti mal y la dejè ) , asi que mas bien tato de retomar cosas que se que son sauidables, solo me falta organizarme para hacer ejercicio! ese es mi gran reto, pro que tenia la suerte de joven de ser muy delgada sin hacer ejercicio, y ahora ya malacostumbrado uno como cuesta!! >.<

    y si recuerdo a un par de personas, mas jovenes que yo! y muy delgados, y ambos con colesterol alto, ambos tomando medicamentos :S yo tengo que bajar, pro darles el ejemplo a mis hijas, y pro que tengo antecedentes de diabetes, y aun asi a mis 40 añso sigo saliendo con glucosa normal, asi que antes de que me de un susto…

    un abrazo, siempre te leo, y me has ayudado mucho (y mas con las recetas!, cosas faciles, que no se tiene que comprar nada exotico y saludables) gracias

  2. Hola Lety:
    Muchas gracias por compartir tu experiencia que muestra que la vida cambia y no por ser delgados en un momento significa que debemos descuidar la salud y los hábitos. Estás en el camino correcto: comer sano y retomar el ejercicio son la clave. Tú lo puedes hacer y lo vas a lograr, ya lo verás.
    ¡Un abrazo!

  3. Lety,

    Somos muchas las que pasamos por eso del marido chifladísimo por la suegra que no está acostumbrado ni quiere comer verduras, ni nada VIVO. Al contrario, todo de caja, todo embutido, todo procesado, tacos ahogados en grasa a todas horas, pizzas, hamburguesas, salchichas. Con decirte que mi suegra le hacía TRES o CUATRO hot dogs de cenar y se los servía en la cama al querubín! :/

    Yo estoy resisiendo, todos los días cocino doble, con tal de no perder mis buenos hábitos.. y sin querer poco a poco se ha ido “contagiando” de mis ideas. Ya no toma leche de vaca, no come pan blanco Bimbo y con las verduras pues ahí la llevo. Por lo menos ya no me las avienta, mínimo les hace la lucha aunque al final deja casi todo en el plato, lo considero un avance.

    Qué bueno que estas retomando tu camino, no te dejes! Desde acá te envío buenas vibras aunque no te conozca. Se que es pesado cocinar doble, pero si se puede 🙂

  4. Q onda con esas mamitas q quieren tanto a sus hijos q casi los matan con esos habitos….a mi me fue mas o menos igual, mi esposo no come verduras ni frutas, es 100% carnivoro y al principio de nuestro matrimonio yo empece q seguir mas o menos sus habitos pero despues de mi segunda hija puse un “hasta aqui” y le pongo verdura ultra-picada a muchas cosas, asi no se salva de comerlas, si no, hago un menu distinto para mis hijas y yo 1 o 2 veces por semana sin carne (gracias a Ana por su lunes sin carne) me di cuenta q no es vital comer carne. La verdad es una pena q algunas mamas actuen de esa forma con sus hijos porque casi casi entregan a un niño al cuidado de nosotras sus esposas y lo peor es q les vale sombrilla su salud

Trackbacks/Pingbacks

  1. Delgado no es sinónimo de sano. | Pame Montes Del Río - […] Delgado no es sinónimo de sano de Ana Arizmendi Falsos delgados, falsa salud de Maite Zudaire When skinny doesn’t…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*