Construyendo una imagen corporal positiva en los niños

Posted by on May 16, 2012 in Niños, Sin categoría | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

 

Hace una semana platicábamos sobre qué hacer cuando un hijo tiene sobrepeso y más que una serie de consejos y técnicas que pueden ser muy útiles, quiero insistir en la reflexión profunda: la obesidad infantil es un síntoma visible de una disfunción familiar y de una  sociedad que favorece un estilo de vida que aleja a las personas de la salud.

 

Un componente primordial, pero del que poco se habla al abordar este tema, es la IMAGEN CORPORAL.  La percepción que tenemos de nosotros mismos y de nuestro cuerpo se construye desde la infancia.  Es una mezcla de lo que introyectamos en familia (la relación que tienen los propios padres/hermanos/parientes con sus cuerpos), las creencias en relación con el cuerpo que escuchamos y nos enseñaron (ejemplos: el cuerpo es algo sucio, superficial, las bonitas son tontas, un buen cuerpo es el medio para ser exitoso, si soy flaca seré aceptada y querida, etc.), los ideales de belleza y los ejemplos de fealdad que reproduce la sociedad, entre los más importantes.

 

¿Por qué es importante reflexionar sobre la imagen corporal? Porque dependiendo de cómo nos percibamos, actuaremos.  Una persona que se considera no atractiva o no valiosa, perpetuará esas creencias a través de sus acciones.  Por el contrario, una persona que valora su cuerpo, lo acepta y ama, actuará en consecuencia.

 

Los padres son esenciales en la construcción de una auto-imagen positiva en sus  hijos, a continuación varios consejos para llevarlo a cabo conscientemente.

 

Conviértete en un modelo a seguir

La influencia más grande en la vida de tus hijos, eres tú.  Concéntrate en vivir sano tú, esa es la mejor manera de educar e inspirar a los demás.

 

No hagas comentarios negativos sobre tu cuerpo enfrente de ellos

“Esto se me ve horrible”, “Me urge una dieta”,  “Ve esta lonja”,  “Soy una ballena” son frases que los niños escuchan e introyectan.  Enfócate en hacer las pases con tu propio cuerpo.

 

Diles cumplidos.

Diles cumplidos sobre lo que son, todos los días.

 

No condiciones tu amor.

Déjales claro que tu amor no está condicionado a su apariencia.

 

No utilices la comida como premio o castigo.

Ni en tu caso ni en el de tus hijos.

 

Escúchalos.

Escuchar a los niños sobre cómo se expresan sobre sí mismos, a qué juegan y qué opinan de los demás es importantísimo para comprender cómo se perciben, lo que valoran, sus creencias, etc.

 

Apapáchalos

El contacto físico es vital para la autoestima. Míralos cuando te hablen, abrázalos, bésalos, dales masajes, acarícialos, arrópalos por las noches, míralos con afecto, sonríeles.

 

Promueve la actividad física.

Más que por el objetivo de mantener un peso saludable, el ejercicio favorece que los niños conecten con su cuerpo, lo conozcan y valoren.  La actividad física puede manejarse como deportes de equipo, individuales, yoga, baile, teatro, excursiones…

 

No hagas burla, pongas apodos o hagas comentarios hirientes sobre su apariencia física. “Qué simpático es mi gordito”, “El pozolito”, “Puros huesos” No son chistosas ni cariñosas son agresiones.

 

Explica a los niños que su cuerpo estará en un proceso continuo de cambio.

Y que por lo tanto, no hay un cuerpo ideal, sino un cuerpo sano para cada época.  Que existe belleza en cada etapa. Y que no existe la perfección, sino la plenitud.

 

Evita emitir juicios y estereotipos y palabras.

“Bonita pero sin cerebro”,  “La suerte de la fea, la bonita la desea”, “Maldita flaca”… son frases con significados profundo que penetran en el inconsciente.

 

No pesar a los niños.

No es ni necesario ni saludable pesarlos constantemente ya que eso genera una relación disfuncional con su peso.

 

Limita el tiempo de TV e internet

Y comenta los contenidos con ellos.  Pregúntales qué opinan de X o Y personaje, por qué admiran o les gusta X otro, reflexiona sobre las imágenes creadas por programas de computadora vs las imágenes de las personas reales.

 

Disfruta la comida.
Si ellos ven que la disfrutas, la disfrutarán también.

 

Para finalizar el comparto el cortometraje titulado “Por eso no tienes novio” parte de la Campaña por una belleza real de Dove.

 

 

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. El club de la galleta | Fácil de digerir - [...] Construyendo una imagen corporal positiva en los niños [...]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*