Mi hijo tiene sobrepeso, ¿qué hago?

Posted by on May 7, 2012 in Come bien, Niños | 13 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 Imagen

 

Para ayudar a un hijo a que alcance su peso saludable, el primer paso es ACEPTAR dos situaciones:

Primera, ACEPTAR que el niño tiene sobrepeso y que se tiene que ACTUAR para resolverlo.  Es muy común escuchar a padres o familiares diciendo frases como: “ya se estirará” o “es por la edad”.

 

Segunda, ACEPTAR que el sobrepeso de un hijo es un problema familiar.  El sobrepeso infantil es el reflejo de una dinámica familiar. Raramente un niño engorda por sí mismo, pues depende de lo que le sirvan de comer, de la calidad de alimentos que encuentra en su casa, del ejemplo de sus padres y familiares más cercanos.

 

 Imagen

Por lo tanto, el sobrepeso infantil debe resolverse desde una perspectiva familiar.  ¿A qué me refiero?

 

Todos los miembros de la familia, pero sobretodo los padres, deben llevar a cabo cambios personales para que el proceso de su hijo sea un éxito.  La influencia más grande en la vida de tus hijos, eres tú.  Concéntrate en vivir sano tú, esa es la mejor manera de educar e inspirar a los demás.

 

 

 

Consejos para manejar el sobrepeso infantil

 

Déjale claro a tu hijo que tu amor no depende de su apariencia

Lo más importante es que tu hijo o hija sepa que tú lo amas,  sin importar el peso que tenga.  Los niños basan su autoestima primordialmente en lo que los padres les dicen, y por eso debes evitar criticar su apariencia o valorarlos por cómo se ven o quisieras que se vieran.

 

 

Enfócate en la familia

No aísles a tu hijo con sobrepeso con una dieta o un trato especial, realiza cambios positivos en el estilo de vida familiar.   No se puede pretender que el hijo coma verduras mientras los otros miembros de la familia comen pizza.  El problema es de toda la familia aunque solo se refleje en uno de sus miembros.

 

Ejemplos:

  • Prepara platillos saludables para todos.
  • Elijan opciones saludables en restaurantes y eviten acudir a sitios de comida rápida.
  • No guardes comida chatarra en casa.

Come en familia

La hora de la comida debe ser un momento de convivencia, conversación y vínculo familiar.  Haz un esfuerzo por al menos compartir una comida al día en familia, sin televisión, ipods ni teléfonos.  Escucha lo que tus hijos tienen que decir, come lentamente, disfrutando.  Evita regaños y discusiones.

 

 

Aumenta la actividad física de forma divertida

Deja que tu hijo elija una actividad que le llame la atención.  Observa si prefiere actividades de grupo o individuales.  Maneja esta actividad como una oportunidad de hacer algo divertido y de conocer nuevos amigos.

Los fines de semana realicen actividad física en familia, como jugar en un parque, nadar, andar en bicicleta.

 

 

 Imagen

No utilices la comida como premio o castigo

“Si no te comes la ensalada, no hay postre” o “Si vas al futbol te compro un helado”.  Ese tipo de frases generan una relación disfuncional con la comida.

 

Tú eres el adulto, tú decides

No le des a tu hijo dinero para que compre su lunch, ni le preguntes “¿qué quieres de cenar?”  El niño no está capacitado para hacer la mejor decisión nutritiva y se encuentra fuertemente influido por la televisión y los amigos.

No impongas, pero dale a escoger entre opciones saludables que tú selecciones.  Por ejemplo: ¿Qué prefieres de lunch: mandarina o manzana?”

 

Más de 20 ideas saludables para el lunch de los niños

 

Planea snacks saludables

Es importante que tu hijo realice refrigerios entre comidas, pero ofrécele opciones  sabrosas, atractivas y saludables.  Por ejemplo, fruta fresca, verdura picada con limón y chile piquín, sándwiches de mantequilla de cacahuate, cubitos de queso, yogurt con fruta natural, paletas de yogurt hechas en casa, brochetas de frutas y/o verduras.

 

Observa las razones por las que tu hijo quiere comer

¿Cuándo y por qué tiene hambre tu hijo?  Observa cuáles son sus patrones, porque es posible que los antojos sean un indicador de que tu hijo está luchando para controlar emociones como la depresión o el estrés.

 

No inicies una dieta para bajar de peso sin la asesoría de un profesional

Ya que hacerlo sin el conocimiento adecuado puede resultar en deficiencias nutricionales que afecten el desarrollo infantil.

13 Comments

  1. Como siempre, excelente tu post.
    Saludos

  2. Este es un post que debo por obligación compartir 🙂 muy bueno Ana, ese video está durísimo!

    saludos

  3. Hola!
    Me hiciste acordarme de muchos hábitos de mi familia que no sabía que eran buenos XD
    Siempre había fruta, alguna lavada, otras en el refrigerador, el chiste es que siempre había fruta para comer; lo mismo que verduras.
    El lema de la mesa era: con la comida no te enojas, podíamos estar castigados, enojados entre hermanos o en una discusión, pero a la hora de la comida había tregua y no existía el: ‘castigado sin cenar’
    obvio, tampoco existía la comida de premio, a veces mi mamá preguntaba: ¿qué se te antoja comer? pero era totalmente aleatorio XD
    Comer ‘cosas de bolsita’ era PENADISIMO, pa’ eso teníamos fruta, en la casa.
    Nunca se decía: ‘tal comida engorda’ y no porque estuviera prohibido, sino porque nunca hubo problemas de sobrepeso en la casa.

  4. Excelente post. Recuerdo que el año pasado mi prima adolescente intentó iniciar un programa para bajar de peso contigo pero no pudo debido a que sus papás y su hermana seguían comiendo garnachas y refresco a todas horas. Ahora se siente muy mal porque nada le queda pero le cuesta mucho trabajo comer saludable. Es triste.

  5. Se me ha puesto la carne de gallina porque me he visto reflejado a mí mismo en el vídeo.

    Cuando tenía 35 años (hoy tengo 39) tuve un infarto de miocardio. Mido 1,87 y entonces pesaba 122 kilos. Las enfermeras me dijeron que era el más joven que había pasado por allí, pero por mi aspecto pensaban que tenía 45, no 35. Cuando les dije que era 35, no 45 su sorpresa fue mucho mayor.

    ¿Qué me había pasado? ¿Cómo había llegado a ese punto? No hay mucho que decir, el vídeo es bastante explícito y en él me siento completamente reflejado. Y créeme que escribo esto con lágrimas en los ojos.

    Hay algo que el vídeo no cuenta y que quizá mucha gente no tenga en cuenta. Y es que cuando estás acostumbrado a comer comida basura te vuelves adicto. El high fructose corn syrup, las grasas trans… estoy seguro de que tienen componentes adictivos. Y eso se traduce en que aunque los padres despierten a la realidad y comiencen a dar a los niños comida saludable en casa, fuera de casa, es posible que los niños compren comida basura. ¿De dónde sacan el dinero? Es una adicción: o te lo dan tus padres o si no lo consigues de otro modo. Yo lo hice y casi me cuesta la vida.

    • Estimado David:
      Te agradezco de todo corazón que compartas tu historia con nosotros.

      Tienes toda la razón con tu observación sobre la adicción que causan los alimentos procesados, en específico el azúcar en todas sus formas. Es algo que la ciencia cada vez prueba con mayor convencimiento. El problema de la obesidad infantil es complejo pues involucra procesos fisiológicos, culturales, políticos, psicológicos, sociales….

      Lo más valioso de tu experiencia es que ahora sirve como inspiración para otras personas.

      ¡Saludos!

  6. Ana:

    Muchas gracias a tí por tu respuesta.

  7. hola la madre de mi hijo es nutricionista y dice q no se debe poner a dieta a un niño de la edad de mi hijo (5 años) a mi me asusta porq a su edad ya utiliza talla de niño 12, pesa 65lb. y mide mas del metro, yo le he pedido a ella q me ayude a ponerlo a dieta o como hacer para mejorar su alimentacion y q rebaje, ella solo dice q ya come bien y q lo unico q le falta es ejercicio, lo malo es q mi cuñada por ganarse a sus papas por medio de mi hijo, le llevaba pizza y hamburguesas, hasta q le puse un alto a ese tipo de comida ya q por eso se puso asi. q puedo hacer, q comida le puedo dar? q ejercicios me recomienda? le agradezco infinitamente por su ayuda y consejo.

    • Hola Alex: te recomiendo motivar a tu hijo a que realice algun tipo de actividad fisica todos los dias, hay muchas opciones y tiene que ser algo que le guste. Observa si es un ninio que prefiere estar solo, convivir con otros ninios o si es muy competitivo, y a partir de ello elijan la mejor actividad para el. Te sugiero que esta actividad no sea opcional, sino algo que debe hacer, pero el puede escoger el tipo de actividad.

      Por otro lado, seria muy bueno que los fines de semana hicieran actividad fisica en familia: ir a parques, jugar en el patio de la casa, ir juntos a nadar, etc.

      Por ultimo, la mejor forma de educar a un hijo es con el ejemplo, si te ve a ti comer sano y hacer ejercicio, y disfrutarlo, para el sera algo natural y divertido.

      Saludos,

  8. Hola mi hijo tiene 9 años y pesa 40 kilos, lo veo un poco deprimido y me parece que esta perdiendo autoestima. Que debo hacer?

    • Hola Hernan, te recomiendo iniciar con tu hijo alguna actividad física que le guste y que mejor si lo hacen juntos! Involucralo en la alimentacion y preparen juntos y en familia alimentos que le gusten en su version saludable. Coman juntos y escuchalo.

  9. mi hijo tiene 11 años, practica futbol con regularidad (tres veces a la semana), trata de no comer harinas ni azúcares. come frutas y verduras y tiene sobrepeso, pesa 58 kilogramos. Se siente muy triste porque le dicen “estas gordo”. No se que hacer para ayudarle
    gracias, espero sus comentarios

    • Hola Ana Manuela, te recomiendo que acudas con un nutriólogo para que valore a tu hijo y les provee recomendaciones sobre su caso. Saludos

Trackbacks/Pingbacks

  1. El club de la galleta | Fácil de digerir - [...] Mi hijo tiene sobrepeso, ¿qué hago? [...]

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*