¿Qué te está diciendo tu pipí?

Posted by on Jul 20, 2012 in Come bien | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

La orina es el resultado del proceso de filtración de los riñones, cuyo trabajo es desechar toxinas y exceso de agua.  Cuando la orina presenta cambios, es un indicador importante del funcionamiento no solamente de los riñones y el sistema urinario, sino de mucho otros procesos del cuerpo. Así es que cuando vayas al baño, ¡pon atención!    

 

¿En qué te tienes que fijar?

 

Olor

 

La orina saludable es inodora.  Ciertos alimentos pueden causar cambios en el olor, pero son temporales y generalmente se detecta la causa-efecto.  Si hay olores desagradables persistentes pueden ser indicadores de infecciones o mal funcionamiento, por lo que una revisión médica es recomendable.

 

Los olores que indican que algo no está bien:

  • Dulce: puede indicar la excreción de glucosa a través de la orina, lo cual puede ser un signo de diabetes.    Esto se puede presentar también durante el embarazo.  En cualquier caso, es urgente consultar a un médico.
  •  Olor desagradable: aunque puede estar relacionado con algún alimento o medicamento, también con infección urinaria.

 

Color

 

La orina debe ser de un color amarillo pálido, casi transparente.

Es normal que dependiendo de la alimentación, varíen los colores.    Pero aun así, debe volver a su color amarillo claro de forma habitual.

 

Los colores que denotan un mal funcionamiento son:

  • Cafesosa (color té negro): puede indicar deshidratación o presencia de sangre, en este último caso, puede indicar infección o problemas más graves en los riñones, como insuficiencia o cáncer.
  • Amarillo brillante: una orina amarillo brillante, casi fosforescente, puede resultar de una ingesta de carotenos y/o complejo de vitamina B.
  • Anaranjado: deshidratación, ictericia o ciertos medicamentos.
  • Rojo o rosa: es un indicador de presencia de sangre lo que pueden ocurrir tras un gran esfuerzo (como correr un maratón) o como un efecto secundario de tomar medicamentos para el adelgazamiento de la sangre, o un tratamiento de aspirina diaria.  Pero también son indicadores de infección urinaria, cáncer de vejiga o cálculos renales.
  • Espumosa: indica una dieta alta en proteínas.
  • Turbia: infección urinaria o cálculos renales.

 

Otros signos de anormalidades

 

 

Urgencia

  • Si  la frecuencia en la que orinas ha aumentando,  revisa si  has incrementado tu ingesta de agua o de alimentos ricos en agua como frutas y verduras.
  • La ingesta de diuréticos, ya sea naturales (café, jamaica, tamarindo, vinagre, entre otros) o sintéticos (como los medicamentos para tratar la hipertensión).
  • Embarazo
  • Infección urinaria.  Esto se manifiesta como una gran urgencia por orinar, pero cuando se llega al baño se orina muy poco o nada.
  • Puede ser un signo de crecimiento de la próstata.

 

Ardor

  • Infección urinaria.
  • Infección en la próstata.

 

Incontinencia

  • Embarazo. La presión del peso sobre la vejiga y los músculos pélvicos puede generar incontinencia.  Para algunas mujeres esto puede empeorar después del parto.  Se recomienda realizar los ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos pélvicos.
  • Envejecimiento. Conforme se incrementa la edad, los músculos pélvicos suelen debilitarse ocasionando incontinencia.
  • Próstata crecida.

 

Es importante que comprendan que esto es una guía INFORMATIVA Y GENERAL y NO SUSTITUYE LA CONSULTA CON UN EPECIALISTA.

 Recomendaciones

  • Ante cualquier signo de anomalía es importante consultar a tu médico, NO TE AUTOMEDIQUES.  Puedes causar un daño mayor u ocultar el síntoma de una condición más grave.
  • Mantener la higiene al momento de orinar: realizarlo en lugares limpios, limpiarse correctamente los genitales y lavarse las manos después de orinar.  Lavarse diariamente la zona genital.
  • Es recomendable realizarse un Examen General de Orina cada 6 a 12 meses para monitorear el funcionamiento del aparato urinario, así como otras funciones del cuerpo.
  • No aguantarse las ganas de orinar por demasiado tiempo ni de forma frecuente ya que esto favorece la incontinencia e infecciones.
  • Mantenerse hidratado a lo largo del día.

Después de leer esta información te pregunto: ¿qué está diciendo tu pipí de ti?

 

 

Te recomiendo leer:  ¿Qué te está diciendo tu popó?

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. Escucha Tu Cuerpo » CNlinks Enlaces de la semana 29 - [...] ¿Qué te está diciendo tu pipí?, por Ana de Fácil de digerir. Sabiduría casera para poder valorar la salud …

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>