Retiro espiritual en casa

Posted by on Nov 17, 2012 in 30 antes de 30, Motívate, Relájate | 6 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

¿Han sentido esa necesidad de hacer un alto, de estar en silencio, de sentarse a pensar las cosas, de simplemente no hacer nada?

Para tener la experiencia de recogimiento, silencio, conexión contigo mismo, estudio y meditación no es necesario acudir a un centro budista o a un ashram.  ¡En tu misma casa puedes hacerlo!

En este artículo les voy a compartir la experiencia con mi primer retiro espiritual en casa.

Quiero comentarles que esta idea surgió desde que leí el artículo “Vacaciones para la mente. Tu propio retiro espiritual en casa” del Chocobuda.  Me fascinó  y por eso la puse como la meta número 22 de mis 30 antes de 30.

Preparativos y recomendaciones

  • Elige un objetivo para tu retiro. ¿Cuál es tu intención con esta experiencia?  En mi caso, el retiro se enfocó en la meditación, el estudio de las enseñanzas de Semiología de la Vida Cotidiana y la planeación de un proyecto personal.
  • Decide la naturaleza del retiro. Yo elegí hacer un retiro de clausura y silencio.  Es decir, no salí de casa y no hablé con nadie, tampoco escuché radio, audios ni videos. Me desconecté totalmente de internet.  Otras personas, pueden elegir un retiro que incluya salir o que no restrinja hablar con otras personas.
  • Escoge el día(s). Es muy importante que elijas días en los que sabes que puedes desconectarte del trabajo, dejar todo listo, que no hay eventos sociales importantes, etc.
  • Comunica tu plan. Avisa a las personas más cercanas (socios, familia, etc.) que ese día no estarás disponible.  Especialmente con las personas con las que cohabitas, pídeles respeto y privacidad.
  • Planea tus actividades. Dependiendo del objetivo del retiro, se desprenderán las actividades a realizar.  Yo elaboré una agenda muy puntual, que les comparto abajo.
  • Material necesario. ¿Qué necesitas tener listo? Compra y ten a la mano todo lo necesario: comida, libros, tapete de yoga, etc.
  • Ejercicio. Recomiendo que durante el retiro se suspendan los entrenamientos muy intensos, para darle también al cuerpo un descanso, pero que se reemplacen por otras formas de movimiento controlado como tai chi, chi kung, yoga, etc.

 

 

Mi retiro consistió en…

La estructura del retiro es importante porque te mantiene enfocado.  La agenda de mi retiro consistió en:

5:45 am Levantarme

6:00 am Meditación del desapego.

6:21 am Chi Kung y práctica de asanas.

7:30 am Desayuno crudivegano – meditación de atención plena al cocinar y al comer

8:00 am Baño – meditación del cuerpo bello

8:30 am Lectura y estudio

10:30 am Refrigerio

11:00 am Lectura y estudio

2:00 pm Comida crudivegana – meditación de atención plena al cocinar y al comer

2:45 pm Estiramientos que favorecen la digestión y siesta

4:00 pm Lectura y estudio

6:30 pm Breve ceremonia del té

7:00 pm Lectura y estudio

9:00 pm Cena crudivegana – meditación de atención plena al cocinar y al comer

9:30 pm Estiramientos de relajación

10:00 pm Meditación de agradecimiento

10:30 pm Dormir

 

Mi material…

Pants, tapete de yoga, cojín para meditar, comida, libreta de apuntes, libros, pluma, lápiz, incienso, tetera y tazas japonesas, té matcha, mala pulsera, tapones para los oídos.

Reflexiones personales

  • Viví una experiencia de escucharme a mí misma excepcional.  Un retiro en silencio es una experiencia muy fuerte porque cuando no escuchas nada del exterior empiezas a escucharte a ti mismo.  ¿Qué me digo? ¿Cuáles son mis pensamientos recurrentes? Hay muchas cosas que descubrí muy interesantes.
  • La paz no se encuentra en ningún lugar, no proviene de las palabras de nadie, no es una situación en particular.  Nada ni nadie te puede traer paz más que tú mismo.
  • Cocinar y comer en plena consciencia son experiencias místicas.  De profunda conexión con la naturaleza, con la cadena de vida, con cada órgano del cuerpo.
  • Mis sentidos se agudizaron, logré una mayor percepción sensorial.
  • El mundo no se cae en mi ausencia, jeje.
  • Nada es tan importante ni tan urgente.
  • No necesito controlar todo.  Necesito disfrutar todo.
  • Hacer una cosa a la vez es la mejor herramienta productiva.  Estudié a profundidad.  Logré avanzar en la planeación de mi proyecto lo que no había hecho en meses.
  • Logré bajar mi prisa interna y fluir.
  • En el presente el tiempo es largo, es eficiente, es abundante.
  • Amo estudiar.  Amo leer.
  • Agradezco el estilo de vida que he construido que me permite darme estos momentos.
  • Me amo, me encanta estar conmigo misma, me caigo muy bien 😉

Definitivamente esta será una práctica que adoptaré en mi vida, algo que realizaré periódicamente.  Se los recomiendo ampliamente.

Regálate un tiempo y un espacio solo para ti.  Abraza tu soledad.  Disfrútala. Porque quien no puede estar consigo mismo, no puede estar con nadie más.

6 Comments

  1. Muchas gracias por tu post, me ha hecho pensar que no me he dedicado tiempo. Ahorita va a estar en mi lista de cosas por hacer 😉

    Ahora que ya se acercan las fechas de Fin de Año, creo que son muy buenas fechas. Me has dado grandes ideas para empezar el nuevo Año que viene y en mi caso adoptar los cambios que he tenido (tengo un mes de casada y cuando regresé de luna de miel, me cambiaron de área en mi trabajo donde se me brindan nuevas oportunidad y nuevos retos).

    Definitivamente lo haré lo más pronto posible.

    ¡Gracias!

    • Es una experiencia maravillosa Liz, y suena como que este es justamente un momento propicio para que lo lleves a cabo. Me platicas cómo te fue.
      Saludos

  2. Que inspirador!
    Básico, hacer un alto en el camino para renovarnos e ir al alma, luego volver a salir al encuentro más enteros y gozosos que nunca!
    Abrazos llenos de todo lo mejor, gracias por tu labor, tu dedicación y entrega Ana.
    Besos!

    • Gracias Estela, realmente salí con la pila cargada y le mente en paz…muy recomendable esta experiencia. Abrazo!

  3. Tu publicación me hizo avivar mi deseo por estar conmigo misma y en reclusión y silencio, aunque nunca lo he hecho, sé que lo necesito. Yo también estudio Semiología de la vida cotidiana, por cierto 😉

    Qué lindo y satisfactorio que has logrado un estilo de vida en el que te puedes dar esos espacios para ti misma.

    Gracias por compartir la experiencia, ya lo publiqué en mi muro de Facebook para mis amigos. Saludos cariñosos Ü

    • Hola Melina, que gusto conectar con una colega semiologa! 🙂 Los espacios de paz interior son VITALES en este “torbellino de la vida”, solo es cuestion de organizacion para lograr hacerlo. Un abrazo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*