Cómo amar los LUNES

Posted by on Mar 11, 2013 in Lunes sin carne, Motívate | 6 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

yo amo el lunes 2

Imagen

 

Para la mayoría de las personas conforme el domingo se termina,  llega la angustia, el rechazo, el estrés y la resignación del temido lunes.

 

¿Por qué? El lunes marca el inicio de la actividad laboral o escolar, que para muchos significa el inicio de la rutina, de cumplir con las obligaciones.  Se termina la convivencia familiar y el tiempo para practicar actividades por gusto.  Representa dormir menos y comer peor.   Se termina la diversión e inicia el aburrimiento.  La relajación da paso al estrés.   El “deber ser” se impone al “querer ser”.  En pocas palabras, para mucha gente, el lunes es el final de la libertad de ser y de hacer.

 

Pregúntate por qué te disgustan los lunes

Detrás de ese rechazo o abierto odio, hay razones muy profundas enraizadas en tus creencias y en tu proyecto de vida.  Te invito a que las descubras.  ¿Ya no disfrutas tu trabajo? ¿Tu ritmo de vida te drena demasiada energía? ¿Te sientes solo?

 

Ama tu trabajo

Aquí hay de dos: o encuentras un trabajo que ames o aprendes a amar el trabajo que tienes.   Es más una cuestión de actitud que de estar en cierto lugar, con ciertas personas o haciendo cierta actividad.

wpid-Monday-and-Therapist3

 

Cambia el significado

Vives la vida de acuerdo al significado que le das.   Tú decides qué sentido tiene el lunes para ti.   Qué tal pensar en el lunes como una oportunidad de hacer la diferencia, de aprender algo nuevo, de mejorar, de avanzar en tu proyecto, de dar lo mejor de ti…

 

Asígnale al lunes una actividad que te motive

Dos ejemplos:

Una de las razones por las que me encanta el lunes es porque es  Lunes Sin Carne.  Me emociona pensar el platillo que voy a preparar, la nueva receta que voy a probar, qué nuevas ideas encontraré en la red…

 

Se me acaba de ocurrir designar a los lunes como mi día de DAR.  Cada lunes voy a planear una forma diferente de darme a los demás, un detalle, un gesto.  Por ejemplo, un cumplido a alguien,  un aventón a un compañero de trabajo, llevar un snack para los miembros de mi oficina, una llamada telefónica a un amigo, una cena especial para mi esposo cuando regrese a casa… ¿a poco no está preciosa esta idea?

 

Agradece

Cuando somos agradecidos, nuestra perspectiva cambia.

Si te choca el lunes por ver a tu jefe, agradécele por ser tu maestro de paciencia y tolerancia.

Si odias el lunes por el tráfico, agradece tener un coche.

Recuerda que la gratitud es una disciplina.  Es una práctica.

 

 

 

caradeviernes

 

Organízate

En vez de arruinar el domingo sufriendo por lo que tienes que hacer el lunes, porque te tienes que levantar temprano, por el tráfico, etc., invierte ese tiempo en organizarte y dejar todo listo para que el lunes fluya mucho mejor.

 

Comprométete a dejar tu ropa lista, tu agenda organizada, tu lista de pendientes priorizada, el menú de la semana planeado, la mochila lista.  Los minutos que le inviertas el domingo a tu organización personal, serán recuperados el lunes con tranquilidad.  Hasta puedes dejar listo tu desayuno una noche antes.

 

Inicia con un ritual matutino

En vez de empezar acelerado o de mal humor, establece un ritual que te relaje y ponga de buenas.  Por ejemplo, tomar un té, escuchar música que te guste, desayunar, organizar la agenda, meditar, acariciar a tus mascotas, bañarte con un jabón especial…

 

Desayuna

Dale a tu cuerpo lo que requiere para tener todas la fuerzas para arrancar la semana.  Date el tiempo de desayunar con calma y de forma saludable.  Evita el consumo excesivo de cafeína.

 

Sonríe y saluda

Te propongo que ante todo y antes que nada: sonrías y saludes.  Dos pequeños gestos que pueden cambiar por completo tu actitud y la de los demás.  Qué diferente se siente el ambiente de una oficina cuando todos van llegando quejándose del tráfico, o del cansancio o de las noticias, a cuando todos llegan saludando, deseando buenos días, comentando las actividades interesantes del  fin de semana…

 

¿Ya descubriste por qué no te gusta el lunes? ¿De qué otra forma puedes amar los lunes?

6 Comments

  1. no bueno me pudo encantar la entrada de hoy!!! 🙂

  2. Me encantó la lectura de esto, curiosamente mi día lunes comienza bien porque tengo más tiempo por las mañanas pero teniendo en cuenta que tiene un objetivo comenzar la semana empezaré este ejercicio del agradecimiento,
    Gracias por este lindo artículo

  3. Buenísimo post! Nunca se me había ocurrido que odiar los lunes tuviera solución! Buscaré alguna actividad que me encante para asignar a los lunes : )

    Saludos!!

    • ¡Excelente Sandra! A ver si luego me platicas cuál fue esa actividad 🙂

  4. Los lunes son mi día de avena en frío!!! jejeje

    • Yummy refri-avena rocks!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*