Ama tu cuerpo y deja ir la angustia de la temporada de bikini

Posted by on Jun 28, 2013 in Emociones | 4 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

BeachBody

 

Estamos a unos días del mes de julio, de las vacaciones de verano, del sol, el calor y la playa, y para muchas mujeres (hasta me atrevo a decir que para la mayoría) inicia una época de tremenda angustia.

 

Angustia sobre cómo nos vamos a ver en un bikini, miedo al qué dirán, culpa por no haber ido al gimnasio y comido saludablemente desde enero como habíamos prometido y angustia por el dolor e incomodidad que tendremos que soportar: depilaciones, bronceados, masajes, dietas, ejercicios, etc..

 

Todo inicia desde la primavera cuando nos vemos bombardeadas de artículos en revistas y la televisión que empiezan a crear estrés: “te tienes que empezar a preparar ahora, sino en el verano te verás horrenda”.  Y empieza la cuenta regresiva junto con las rutinas de ejercicio y dietas extremas para tener un cuerpo digno de usar un bikini.

 

Ah! y nada como el viaje a las tiendas a buscar un traje de baño que solamente hace que se magnifiquen nuestras inseguridades  y salgamos llorando y sintiéndonos peor.  Si ya de por sí nos sentimos inseguras con ropa, ¿cómo no sentirnos más vulnerables paseándonos en ropa interior?

 

Yo he estado ahí.    He vivido el instante de angustia al recibir una invitación para ir a la playa, pensando inmediatamente en todo lo que tengo que hacer para prepararme.  Siendo testigo de cómo mi mente empieza a escanear cada “defecto” de mi cuerpo.   He tenido muchas ganas de cancelar viajes y declinar invitaciones, solo para evitar usar bikini.  Me he aguantado la respiración y metido la panza, cuando gritan “foto, foto” esperando que no la suban a facebook.  He criticado el cuerpo de otras mujeres en un desesperado intento de sentirme mejor: si las considero con peor cuerpo que el mío,  las acabo con comentarios negativos y si las considero con mejor cuerpo, me justifico diciendo que claro, son modelos y a eso se dedican, o claro, con todo el dinero del mundo, o claro, no tienen otra cosa que hacer….

 

He conocido amigas que dejaron de ir a su viaje de graduación por miedo a que las vieran en bikini sus compañeros.   Amigas que antes de ir a la playa se broncean en máquinas artificiales porque ni modo que les vean la piel tan blanca.   Consultantes que se someten a liposucciones, inyecciones,  pastillas de “sabe Dios qué” y dietas extremas unas semanas antes del verano por la angustia de no caber en un bikini.

 

Es interesante reflexionar que esta inseguridad sobre nuestro cuerpo es independiente del peso que se tenga: mujeres en bajo peso, peso sano y sobrepeso la viven por igual.   Muchas mujeres con sobrepeso envidian a las pinches flacas y creen que si tuvieran su cuerpo,  se sentirían guapas y sexys en un bikini, pero lo que no saben es que esas flacas tampoco se sienten cómodas en su traje de baño porque tienen muchas o pocas boobies, muchas o pocas pompas, celulitis, estrías, várices, vello corporal indeseado, granitos y un largo etcétera….

 

Miflotadorpersonal

Flotador por Augstina Guerrero

 

Pero, ¿saben qué? Un día me di cuenta que por dejarme llevar por toda esta locura me estaba haciendo daño.  Estaba dejando de disfrutar las bellezas del verano: caminar en la playa, sentir el mar, echarme una buena nadada en la alberca, comer pe’cao fresco, escuchar las olas, reír con los amigos y compartir con la familia.

 

Me di cuenta que divertirme no debe estar supeditado a si uso X o Y ropa o a si tengo X o Y cuerpo.  Divertirme depende de mi ACTITUD ante mi misma y ante la vida.

 

El usar bikini o dejar de usarlo, no define si tengo buen o mal cuerpo  porque, ultimadamente, ¿qué es un buen cuerpo?

 

Me di cuenta que toda esta angustia no es tanto sobre el bikini,  sino sobre lo que significa.  Para muchas mujeres, lucir un bikini es sinónimo de triunfo, de belleza, sensualidad y de sentirnos aceptadas, admiradas y de tener permiso para divertirnos.

 

Yo digo que podemos lograr todo eso, independientemente del trajecito ese de dos piezas.

 

Por eso, les presento mi MANIFIESTO PARA AMAR A TU CUERPO EN TEMPORADA DE BIKINI (dale click a la imagen para verlo más grande) y les propongo que este verano lo pongamos en práctica, con nosotras mismas, con nuestra hijas y con todas las mujeres.  Que este verano nuestra misión sea aceptar a nuestro cuerpo y disfrutar.

 

AmorenBikini (1)

P.D. varios hombres me han escrito:  “pues no usen bikini y ya” jajaja ojalá las mujeres tuviéramos el pensamiento tan simple y pragmático, jaja

La clave aquí es que una mujer puede sentir esta misma angustia con cualquier traje de baño: bikini, traje de una pieza, trikini….no es tanto el tipo de ropa si no el significado que le damos y cómo impacta en la relación con nuestro cuerpo.  …

4 Comments

  1. Si las mujeres de 70 años de EEUU se pasean por Mazatlán en bikini como si no existiera el mundo, por qué nosotras no?

  2. Estoy totalmente seguro que el 70% de gente que hace dieta no es por su misma salud sino para que la gente que le rodea le vea más sex appeal y en consecuencia sentirse mejor consigo mismo. Si mejorar tu salud es el resultado da lo mismo que sea por A o por B incluso me atrevería a decir que lo haces con más ganas cuando es por temas estéticos que por ti mismo, que poco nos queremos. Un saludo.

  3. Claro!!! 100000% de acuerdo. Felicidades y a disfrutar, no solo las vacaciones de verano, SINO LA VIDA!!!

  4. Me ha gustado mucho tu post
    Que bueno que mujeres como tu , con esta filosofia escriban internet y asi llegue a otras que a veces no tenemos la fortuna de convivir con mujeres con esta actitud tan natural,bonita y respetuosa a nuestro cuerpo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>