El club de la galleta

Posted by on Jun 12, 2013 in Emociones, Niños | 16 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

Galleta

Imagen

 

¿Qué pensarían si su hija de 8 años les dijera que acaba de entrar al “club de la galleta” en su escuela?

 

De entrada se escucha como una actividad linda, inocente y típica de una niña de esa edad, ¿no es así?  Es lo que yo pensé cuando hace unas semanas una mamá llegó a mi consulta platicándome que su hija era parte de ese club en la escuela.

 

Pero conforme fui escuchando su relato me quedé fría.

 

El “club de la galleta” lo conforma el grupo de niñas populares del segundo año de una primaria particular del D.F.  Las integrantes del grupo se comprometen a comer, como único alimento del día,  solamente una galleta.  De ahí el nombre del club.  Hacen un juramento en el que prometen rehusarse a comer, o comer lo menos posible,  a la hora del desayuno, la comida y la cena, haciendo lo necesario para ello.   A forma de ritual, en grupo tiran a la basura su lunch a la hora del recreo.  Seccionan su galleta de elección y comen pequeños pedazos a lo largo del día.  Comparten revistas y fotos de internet de modelos y celebridades flaquísimas.

 

El caso se los comparto con permiso de la mamá, aunque los datos personales han sido omitidos por protección a la niña, con el deseo de que este tipo de prácticas se difundan y prevengan.

 

El “club de la galleta” salió a la luz porque un día la niña no resistió y  en la escuela empezó a sentirse mal: mareos, cansancio extremo, dolor agudo en la zona abdominal.  En la enfermería confesó todo.  La noticia conmocionó a la escuela.  La niña dijo el nombre de las demás integrantes del club y a partir de ahí se han destapado una serie de prácticas pro-anorexia y pro-dieta no solo en esa primaria (incluso desde el primer año) sino en otras primarias de la ciudad.

 

Afortunadamente para esta niña, su cuerpecito no resistió demasiado en este club, y el daño orgánico es mínimo y reversible.  Pero no es el caso de todas sus compañeras.  Algunas de ellas se encuentran ya en un bajo peso crítico, con anemia y desnutrición.

 

Pero quizá el reto mayor es el impacto psicológico.  Ahora la niña no solamente tiene que procesar esta experiencia, sino enfrentarse a la burla, exclusión y repudia de su ex grupo de amiguitas quienes la han acosado por haberlas denunciado.

 

La escuela ya tomó cartas en el asunto, ha instituido pláticas informativas obligatorias para todos los miembros de la escuela sobre Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA)  y ha dado la instrucción de que las niñas involucradas y sus mamás participen en una serie de terapias grupales obligatorias, aquellas que no participen no podrán re-inscribirse el próximo año.

Todo eso está muy bien como un “control de daños” pero aquí lo importante es preguntarnos: ¿por qué y cómo se originó esta situación?  ¿Qué se puede hacer para frenar el incremento en los casos de TCA en mujeres cada vez más jóvenes?

 

Un dato interesante: ante la reacción de alarma de la escuela, varios padres y algunos maestros han argumentado que por la edad de las niñas seguramente “no sabían lo que hacían”, que no se debe ser “tan duro” y que “no es para tanto”.   Esta reacción (¿negación ante algo tan doloroso? ¿culpa?) ante la gravedad de los hechos deja ver que la raíz del problema es complejo, donde están involucradas las familias, la escuela, la sociedad en general.

 

Para responder a estos padres y maestros que no creen que sea “para tanto”, en entrevistas con las terapeutas, las niñas utilizan y describen correctamente los términos “dieta” y “anorexia”.  A pesar de tener entre 8 y 9 años, al aplicárseles los cuestionarios evaluatorios todas presentan al menos tres síntomas de un TCA.  Eso no quiere decir que se les pueda diagnosticar el trastorno como tal a todas, pero sí que se encuentran en una situación de riesgo y que presentan ya una relación disfuncional hacia su cuerpo y la alimentación.

 

Les comparto este caso deseando enviar una señal de alerta a las mamás, papás, maestras, personal directivo de las escuelas, cuidadoras de las niñas.   Este caso ha tocado fuertemente mi corazón y profesionalmente me ha dejado claro que debemos redoblar los esfuerzos para concientizar a la sociedad en general para prevenir y tratar oportunamente las relaciones disfuncionales con el propio cuerpo y la comida.

Les puede interesar:

Construyendo una imagen corporal positiva en los niños

Mi hijo tiene sobrepeso, ¿qué hago?

Mi mamá siempre me decía…

Cinco frases de los papás que afectaron nuestra relación con la comida

16 Comments

  1. Que impresión leer sobre este club… Y creo que la culpa no es de los niños, es de los papás! ¿cómo no se dan cuenta que no comen nada?????

  2. Hola Ana

    Creo que mucho tiene que ver que los adultos hablamos de la comida, dietas, etc., relacionado con la imagen corporal y no con la salud y eso lo aprenden los niños. Se quedan y nos quedamos con la idea de que lo más importante es estar flacos y no sanos. Pongamos atención al valor que le damos a la comida y como lo transmitimos a los que nos rodean.

    Saludos

    • Si, los adultos tenemos la culpa de esto, no fomentamos buenos hábitos alimenticios.

      Estar delgada en esta sociedad es tan “importante”, pero sobre todo preocupante, causan el mismo daño las enfermedades por obesidad que la obsesión por estar siempre “perfectas”. Yo misma me siento fatal por haber subido 7 kilos de mi peso habitual y a pesar de ser una mujer adulta y de no vivir cerca, mi madre me envía mensajes que estoy gorda…

  3. Los papás no pueden estar detrás de los hijos las 24hrs. checando si tiran su lonche a la basura, ni ponerle unos microfonos ni instalar un circuito cerrado en la escuela para estarlos monitoreando y oyendo todo el tiempo. O qué ¿ya no te acuerdas de cuándo eras niña/o? ¿acaso no querías esconder cosas de tus padres? que no entraran a tu casita de sabanas donde escondías alguna tontería?

    ¿Cómo hablas con una niña de 10 años cuya mente se encuentra en desarrollo y no pueda alcanzar a comprender la magnitud de algunas acciones ni el significado de algunos conceptos?

    • Espero no tengas hijos, porque si los tienes necesitas orientacion profesional para que te explique como se habla con un niño dependiendo de su edad. Obviamente un bebe de meses no entiende pero hasta mi hija de 1 año ya sabe diferenciar entre lo que esta permitido y no, cuanto mas un niño mas grande puede entender si le explicas lo que provoca un comportamiento de este tipo, porque como tu dices, todos escondimos algo alguna vez, incluso habia comida que no me gustaba y la tiraba, pero es muy diferente a no comer por estar delgada. Los tiempos son otros, yo no recuerdo niños con sobre peso en mi clase, este es un tema de salud que desgraciadamente hay que tratar con nuetrso hijos desde pequeños, y comprometernos a cuidar su salud fisica y mental

  4. No entiendo, mi pregunta es la misma, como mamá, COMO CARAMBAS NO TE DAS CUENTA QUE LA NIÑA NO COME?? no hablo de adolescentes que esconden la comida , hablo de nenas chiquitas que uno como mamá tiene que ver que se tomen la leche o el yogurth antes de ir a la escuela, y que en casa ver que coman si no sopa algo de guisado?? y la cena?? si trabajas todo el dia por lo menos lelgas a ver que cenan, una quesadilla y su leche o algo, mi amma´trabajaba tiempo compelto pero via telefonica estaba pendiente de todo, si comi, a que hora lelgue, si habia que comprar algo de la escuela, todo!! ahora, querer adelgazar a esa edad?? a mi me deja con los pelos de punta y eso que no son mis hijas…

  5. pues ya si no te das cuentas si tu nina de de segundo no come bien,por el motivo que tu quieras,de verdad entonces no se en que mundo viven esos padres para no notarlo!!!mal muy mal…

  6. Respecto al comentario de los padres que “no se dan cuenta” de sus acciones, a mi me parece un plan muy elaborado y estructurado como para decir que no saben qué es lo que hacen esas niñas. No se debería buscar CULPABLES pero si ser RESPONSABLES de las acciones que MENORES DE EDAD están tomando.

  7. ¡¡Me quedé totalmente helada!! ¿Como es posible que los papás no se den cuenta? Hasta que grado de deterioro hemos llegado como sociedad para que niñas de 7/8 años que no han llegado ni a la pubertad tengan esta preocupación excesiva por su peso!

    Que barbaridad, pero mas allá de condenar y señalar con el dedo a los culpables, si los hay, es ver en que manera o hasta que grado nuestros comentarios acerca del peso o la comida, están afectando a nuestros propios hijos.

    A mi me molesta sobremanera que les pongan sobrenombres a las niñas o niños, como “Gordis”, “Flaca”, “Negrita”, “Chaparra” que bajo la supuesta forma de un cariño, mas bien está una agresión que les queda grabada en sus pequeñas mentes.

    Que llamado de atención mas grande recibieron estos padres, esperemos que para bien y que se pueda solucionar. Están muy a tiempo… Estamos muy a tiempo.

  8. Se nota que la preoucpacion de hoy en dia es la imagen y que son los temas preponderantes entre los padres, hijos y amigos… De ahi que las nenas esten tan obsesionadas con el tema (hasta los chicos). Triste que los padres nos dejamos llevar por las prisas y nuestras preocupaciones o asuntos particulares en lugar de prestar atencion a lo verdaderamente importante. Para que quisimos hijos si nos ocupan otras cosas??? Ellos son nuestra prioridad (o deberian serlo).

  9. Creo que los papás estamos descuidando ciertos aspectos de atención a nuestros hijos. Estoy de acuerdo que no nos damos cuenta como nosotros mismos hablamos de la comida y las dietas, como criticamos a la gente con sobre peso y, peor aun, como las mujeres hablamos mal de nuestro propio cuerpo con las amigas, el marido y sin darnos cuenta de que nuestras hijas nos están escuchando. Yo ahora cuido mucho lo que digo sobre mi peso, mi cabello, mi apariencia, porque mi chiquita de 4 años está buscando en mí su ejemplo para aprender a amarse ella.
    Por otro lado, es muy fácil que en la locura diaria cosas como que un hijo no coma se nos escape. A mi me pasó con mi hijo de 7 años que, no desayunaba en las carreras de la mañana. por jugar, evadía comer en el receso, después evadía comer en casa de su abuela donde pasaba la tarde con el pretexto de “no tener hambre” y no cenaba cuando por quedarse dormido. Cuando nos dimos cuenta había pasado dos días sin comer una comida completa. Ahora lo vigilo más, pero aun así se brinca comidas sin que nadie lo note.
    Mientras están en crecimiento son nuestra responsabilidad como padres, pero yo ahora le estoy enseñando a mi hijo que su cuerpo y su salud dependen de él, precisamente porque no puedo vigilarlo 24 horas al día, él tiene que saber qué tan importante es su salud y su alimentación para que aprenda a amar su cuerpo.

  10. Yo creo que estamos siendo muy duros al juzgar, no se justifica pero creo que a ninguno de nosotros se nos puede ocurrir que niñas de esa edad manifiesten este tipo de conductas, por que esto pasaba de adolescente no cuando tienes 7, aclaro hay casos aislados normalmente las niñas comienzan con transtornos alimenticios a la edad de 9 años pero no siempre, ahora no puedes decir todo es culpa de los papas, bueno los medios, se han encargado de hacer de este el tema mas controversial antes si eras gordo, eras sano, ahora eres gordo, estas enfermo y si eres delgado eres sano, es una cultura de aprender a conocer tu cuerpo, lo que si es cierto es que si mamá no se acepta, pues yo menos no? empieza desde casa a enseñar a los hijos que las modelos no son reales, que los anuncios son manipulados y que comer y hacer actividad física es necesario para tener (como dice por ahí un comentario) mas que un buen cuerpo una buena salud y bien la escuela debería dar platicas de nutrición siento que es algo básico, antes no había todo lo instantáneo que hay ahora, es cultura repito… y esto lo digo no como mamá, lo digo como alguien que padeció el miedo a comer.

  11. Hola Ana,

    Que triste caso, cuando lo leí me generó asombro porque uno podría pensar que a esas edades el niño o niña está disfrutando su infancia y no haciendo esas cosas que van contra su salud y vida, por lo cual es tristísimo.
    De entrada hay que aceptar y enfrentar problemas así. El que dice que no puede “perseguir” a su hijo todo el dia pues creo tiene un serio problema y dice muchas cosas. Educar, crecer a un niño cuesta, y no poco en todos los aspectos pero cuando hay amor todo se puede y la más grande recompensa para los padres es ver a sus hijos plenos. Eso no tiene precio.
    Gracias por compartirnos un caso así. Ojalá se difunda. Saludos

  12. EXISTE EL CASO DE UNA NIÑA DE 8 AÑOS EN EU QUE SE LLAMA DANA Y ES ANOREXICA VELO PARA QUE VEAS COMO ESTA LA SITUACIÓN CON LOS NIÑOS, ES MUY TRISTE.

    http://www.youtube.com/watch?v=EmWKIffH0PE

    GABY

  13. Mientras los hombres le sigan diciendo gordas a las mujeres, y las mujeres cedan a la presión y enflaquen para “atraparlos” por siempre habrá niñas haciendo lo que hacen sus mamás, hermanas, tías.
    El cambio no solo está en la educación a las niñas, está en la educación a los niños.
    Cada vez que le preguntas a una soltera que si tiene novio y la regañes si no lo tiene, perpetuas la anorexia.
    Cada vez que felicitas a una amiga por bajar de peso delante de tus hijos (niños y niñas) perpetuas la anorexia.
    Cada vez que le preguntas a un hombre “me veo gorda?” perpetuas la anorexia.
    En tu casa hay libros clásicos o revistas de actrices encueradas?

    No se escandalicen y moralicen, sean realistas.

    • Conozco a una niña de 5 años que no quiere comer azucar porque engorda.

      Me gusto mucho tu comentario Marian, muy acertado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*