Enfrentado a mis monstruos

Posted by on Jun 6, 2013 in Emociones, Relájate, Yo | 5 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

Matar monstruos

 

Estas últimas semanas he estado trabajando intensamente con mis “monstruos”.  En vez de esconderme de ellos, he decidido observarlos, sin juzgarlos.

 

Nuestros monstruos pueden manifestarse como ciertas emociones, patrones de conducta, hábitos, voces internas, sensaciones que nos generan miedo.  Que nos hacen escondernos.  Que nos avergüenzan, que no queremos que nadie vea.  Que nos impiden ser y vivir con libertad.

 

La mejor forma de hacer desaparecer esos monstruos es dejar de escondernos.  Aceptarlos, observarlos, dejar de juzgarlos, preguntarles, confrontarlos.

 

Y cuando haces esto descubres que tu monstruo tiene más miedo que tú.  Que tu monstruo es un simple espejo que te permite verte a ti mismo con mayor claridad, conocerte mejor y por lo tanto, crecer, aprender y seguir adelante.

 

Y además, descubres que dentro de ti tienes unos “superpoderes” para enfrentarlos.

 

Les presento a tres de mis monstruos más temidos y los superpoderes que he descubierto:

 

El monstruo de la perfección – le gusta asustar con frases como “eso no es suficiente”, “no puedes empezar hasta que quede perfecto”, “planea, planea, planea”, “no se vale equivocarse”.  Sus dos armas más poderosas: miedo al fracaso y miedo al rechazo.

 

Mi superpoder para contrarrestarlo la acción

 

El espejo malévolo – una terrible criatura que hace que cada vez que me veo en el espejo me encuentre defectos

 

Mis superpoderes para contrarrestarlo – la gratitud, sobre todo hacia mi cuerpo.  Escuchar  y cuidar a mi cuerpo.   Bailar.

 

El temible hombre del saco sin fondo  – este monstruo carga un saco a sus espaldas donde va guardando todo lo que prometió hacer, los favores que le han pedido, los proyectos, los problemas ajenos que se siente comprometido a resolver,  todos sus pendientes…  Es difícil de identificar pues utiliza muchos disfraces: “el complaciente”, “el multitasking”, “el responsable”, “yo todo lo puedo”.  Y aparenta ser un aliado, incluso puede recibir cumplidos de las personas, pero en realidad, me agota, hace que ponga a todo y todos antes que a mí, me obliga a hacer cosas que no quiero hacer, me hace sentir que nunca voy a terminar.   Sus armas: decir que sí a todo, la prisa, la culpa.

 

Mis superpoderes para contrarrestarlo –  la asertividad, el descanso, la meditación, poner límites, trabajar en una sola cosa a la vez. 

 

Monstruos: ¡ya no les tengo miedo!

 

  ¿Identifican sus monstruos?  ¿Podrían dedicarse a observarlos una semana sin juzgarlos? ¿Con qué “superpoderes” podrían contrarrestarlos?

5 Comments

  1. Me encanto Ana, porque es algo que normalmente no te pones a pensar! Yo tengo el mismo monstruo que tú, el monstruo de la perfección, que ha como me da muchas desveladas y fines de semana de trabajo intenso por querer que todo quede como yo quiero porque si no, no está bien y no descanso hasta que lo esté. Creo que mi personalidad obsesiva no ayuda mucho pero ahí la llevo, me fijaré en estos días/semanas a ver como me va. Saludos!

    • Yo también tiendo a ser medio TOC, jeje pero observar sin juzgar y estar presente me ha ayudado mucho a verle la cara a este monstruo y dejar de permitirle que me controle tanto! Abrazos

  2. Todos las cosas así se generan de un amor que no es puro.
    Si yo amo la vida es normal que tenga miedo a perderla y mas normal enojarme contra las causas de la muerte.. Y es normal ya que sin esa fuerza emocional no haríamos nada, no nos importaría nada.
    Pero amar la vida es un amor puro?

    Amar la perfección, te dará miedo que no lo puedas lograr y te enojaras con los que no la tengan… Las personas que aman la perfección olvidan que todo tiene una razón, motivo y sustento, todo ya es perfecto y tiene un porque…

    Amar la belleza y comprimirla en un modelo de barbie estático no es realista, te causara miedo no serlo y frustración que solo hará que te hagas mas fea… Y celos y demás….
    La belleza tiene un porque y es atraer al hombre, un buen hombre para reproducir a alguien bueno.. Y se acaba cuando esa capacidad la pierdes.
    Salud es belleza pero salud puedes tener salud y no verte sexualmente atractiva.
    Ya me revolvi. El punto es un mal amor te llevara a miedos y enojos, un amor puro alegría y cosas buenas.

  3. Ana gracias por el articulo me encuentro en un proceso de renovación de mi personalidad y esto me llego, ciertamente algunos monstruos se apoderan de nuestra personalidad, pero debo enfrentarlos sin temor al cambio. Mi mayor monstruo es el del saco sin fondo, seguido por el de falta de tolerancia, trabajo en erradicarlos, saludos Dios te bendiga

    • Hola Reyna, te invito a que descubras tus “superpoderes” y veras que pronto dejaran de darte tanto miedo. Saludos!!!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Difícil de digerir | Fácil de digerir - […] granitos en la cara…pero no lo escuché porque estaba muy ocupada poniendo mi atención afuera.  Mis monstruos se habían…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*