Agua: la mejor hidratación para los niños

Posted by on Aug 28, 2014 in Come bien, Consumo responsable, Niños | 3 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

Girl-Drinking-Water1

Fuente

 

Como ya hemos platicado mucho aquí en el blog, los niños representan un gran mercado para la industria alimenticia.  Tristemente, la comida menos saludable es la que se diseña y vende al público infantil.   Esto incluye el ramo de las bebidas.

 

Los niños NO necesitan aguas ni leches saborizadas tampoco jugos ni refrescos. 

 

Al contrario, consumirlos en exceso es dañino para su salud porque dichos productos contienen demasiada azúcar, colorantes, saborizantes y conservadores, que son factor de riesgo para desarrollar diabetes, sobrepeso, obesidad, colesterol elevado y pueden ocasionar daño renal a largo plazo.

 

Además, el exceso de azúcar genera hiperactividad y problemas de sueño, además de que causa adicción.

 

Tomemos como ejemplo, Bonafont Kids con jugo sabor manzana.  El poder del consumidor, nos ofrece una radiografía de este producto en la que, al analizar su contenido, descubre que esta botellita contiene 14.4 g de azúcar, lo cual equivale a tres cucharadas cafeteras de azúcar, lo cual cubre la recomedación recomendada de consumo de azúcar para un niño ¡en todo el día!  Pueden leer la radiografía completa aquí.

 

Y este es solo un ejemplo, otras bebidas como las leches de chocolate Hershey´s, el Yakult, los juguitos embotellados, los Boing, Frutsi…todos son altísimos en azúcar.

 

Entonces, ¿qué deben tomar los niños?

La mejor fuente de hidratación para los niños es, igual que para los adultos, el agua natural.

 

El cuerpo de un niño pequeño está constituido por agua casi en un 80%, mientras que el de un adulto en un 65% aproximadamente.  Por ello es muy importante proporcionar la suficiente cantidad de agua al cuerpo para que mantenga sus funciones vitales.

 

La deshidratación en los niños puede ocasionar estreñimiento, dolores de cabeza, decaimiento, piel seca, resequedad en la boca y los ojos, resequedad en las mucosas internas, mal olor corporal, mala absorción de nutrientes y eventualmente, problemas renales.

 

¿Cuánta agua deben tomar los niños?

Estas son recomendaciones generales que incluyen la cantidad total de líquido incluyendo agua natural y bebidas complementarias (infusiones, leche, sopas, caldos, etc.)  El consumo puede variar dependiendo del clima y  la actividad física. Siempre consulta a tu médico.

  • 0-6 meses: los requerimientos de agua se cubren en su totalidad con leche materna.  No hay necesidad de ingerir agua natural extra.
  • 6 meses – 1 año: aproximadamente 3.5 tazas
  • 1-3 años: aproximadamente 4 tazas
  • 4-8 años: aproxiamadaente 5 tazas
  • 9- 13 años: aproximandamente 7-8 tazas
  • 14 años en adelante: aproximadamente 8-10 tazas

 

Fuentes saludables de agua

  • Agua natural
  • Agua natural con frutas o verduras (sin endulzar o endulzando con moderación utilizando estevia)
  • Agua natural de coco (sin azúcar añadida)
  • Sopas y caldos
  • Infusiones herbales (sin endulzar o endulzando con moderación utilizando estevia)
  • Lechadas vegetales (almendra, coco, arroz, avena)
  • Leche materna

 

Fuente:

Ruelas, Enrique, et.al. Agua: salud y bienestar. México: 2014.

 

Te puede interesar:

Formas creativas de tomar agua natural

3 Comments

  1. ¡Hola Ana! Con respecto a la estevia. ¿Cuál recomiendas? Yo compré las hojas deshidratadas. ¿Esas están bien?

    Gracias!

  2. Hay niños que les pasa, como también a algunos adultos, que se acostumbran a beber zumos o bebidas carbonatadas cuando tienen sed, hasta el punto de que rechazan el agua.
    Yo creo que todo está en la rutina: es importante acostumbrar al niño o la niña a beber agua en el día a día,cada vez que tiene sed y en las comidas, y dejar el resto de bebidas para momentos puntuales, como cumpleaños, comidas familiares o fiestas.
    Aunque una de las claves creo que está en el ejemplo. ¿Qué bebemos los papás y las mamás cuando tenemos sed? Creo que debemos empezar por ahí.
    Gracias Ana por tu artículo.

    • Hola Inna: das en el punto clave: predicar con el ejemplo como adultos. ¡Gracias!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*