Posts by ana

Cúrcuma Latte

Posted by on Jul 2, 2014 in Lo que yo como, Recetas | 2 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

la foto-13

¡Les comparto mi nueva bebida favorita! Perfecta para tomar por la tarde en compañía de un libro

:-)
No contiene cafeína y sus ingredientes tienen propiedades antiinflamatorias y que benefician el sistema digestivo.

 

Beneficios

  • Cúrcuma: antinflamatorio, ayuda a desintoxicar el hígado.
  • Canela: favorece una buena circlación sanguínea, tiene propiedades antimicrobiales y además, ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre.
  • Jengibre: antinflamatorio, sus efectos carminativos promueven una correcta digestión.
  • Nuez moscada: favorece una correcta digestión.
  • Libre de cafeína
  • ¡Delicioso sabor!

 

Ingredientes

  • 4 tazas de leche.  Yo uso lechadas vegetales porque no consume leche de vaca, pero dependiendo del estilo alimenticio de cada persona se puede usar cualquier tipo de leche.
  • 1 ½  cucharadita de cúrcuma en polvo o aproximadamente ¼ de raíz fresca rallada
  • 1 ½ cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre en polvo o aproximadamente ½ cucharadita de raíz fresca rallada
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • Estevia al gusto (opcional)

 

Preparación

  • Calentar la leche en una olla (cuidar que no hierva)
  • Agregar todos los ingredientes y revolver.
  • Antes de que hierva, apagar la flama, tapar y dejar que repose por cinco minutos.
  • Antes de servir, yo lo licúo ligeramente para que los ingredientes se mezclen correctamente y se haga espuma.  También puedes servirlo sin hacer esto o utilizar un molinillo directamente en la olla para hacer espuma.
  • Si utilizaste raíces de cúrcuma y/o jengibre es importante colar antes de licuar y antes de servir.
Read More

¿Qué tan súper son los “superfoods”?

Posted by on Jun 5, 2014 in Come bien, Falsos profetas | 3 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

superfoods

Fuente

 

Goji berries, açaí, cacao, chía, linaza, berza (kale), maca, cúrcuma, lúcuma, aloe vera, alga espirulina, mangostán, polen, jengibre…son algunos de los llamados “superfoods” que se han puesto de moda en los últimos años.

 

Aunque no existe una definición oficial desde el punto de vista científico, los “superfoods”  o superalimentos se definen como alimentos con una alta densidad de nutrientes. Es decir, que concentran en sí mismos altas cantidades de alguna vitamina, mineral, ácido graso, aminoácido o fitonutriente.

 

Hoy en día, toda persona que se considere “healthy” incluye alguno de estos alimentos en sus jugos o smoothies diariamente.  Pero, ¿qué tan súper son los “superfoods”? ¿Realmente vale la pena consumirlos o es simplemente una exitosa estrategia de marketing orientada al creciente nicho de la vida saludable?

 

Mi respuesta es: los considerados superalimentos sí son ricos en nutrientes y sí se recomienda su consumo (con ciertas consideraciones que veremos más adelante).  Pero también,  son una moda.  Empresas de la industria alimenticia han sabido atacar a un mercado ávido de alimentos exóticos e innovadores que les prometan potencializar su salud.

 

Muchos alimentos que no son considerados “superfoods”  podrían serlo si nos atenemos a la definición.   ¿Por qué no están en la lista? Porque simplemente la industria no se ha interesado en ellos.

 

Por ejemplo, la guayaba podría ser considerada un superalimento porque 100 g contienen  229.3 mg de vitamina C, lo que equivale al 381% del Valor Diario Recomendado (VDR).  Eso la convierte en una de las frutas con mayor concentración de vitamina C.   Como punto de comparación, 100g de naranja contienen 53.2 mg de vitamina C, lo que equivale al 89%  del VDR.

 

¿Y por qué entonces las deliciosas guayabas no se venden en un empaque caro y llamativo en las tiendas gourmet y orgánicas?   Como mencioné anteriormente porque por alguna razón la industria no las considera atractivas (o hasta el momento no lo ha hecho)  para su mercado meta. Y qué bueno porque si no comprar guayabas ¡se convertiría en un lujo!

 

Otro punto importante es que muchos de los beneficios que promocionan las empresas sobre los superfoods deben ser leídos con más atención.  Muchos de ellos se basan en estudios que aíslan ciertos componentes del alimento, pero en la realidad, al comer el alimento, no comemos el componente aislado y entra en juego la biodisponibilidad del mismo.  Otra cosa que no nos dicen las empresas es que muchas veces para obtener los beneficios que proclaman, se tendrían que consumir grandes cantidades de dicho alimento, lo que en la vida cotidiana sería difícil de lograr.

 

No estoy con esto diciendo que los superalimentos sean un fraude, como mencioné anteriormente, sí son alimentos ricos en nutrientes y saludables, pero tampoco nos dejemos llevar por promesas engrandecidas ni les pidamos algo que no pueden darnos como curar enfermedades o remediar de forma instantánea una vida poco saludable.

 

Consideraciones importantes al consumir superfoods

 

No son milagrosos

Ningún alimento por sí solo, incluyendo a los “superfoods”, puede compensar el daño de una alimentación no saludable.

 

 

Más no siempre es mejor 

Los “superfoods” pueden traer beneficios a la salud, pero en altas dosis, pueden tener efectos secundarios dañinos.   Muchas veces nos vamos con la idea de que mientras más vitamina o mineral u omega 3, debe ser mejor.  ¿Les ha pasado que al momento de comprar un complemento nutricional se van por el que tiene más de lo que están buscando?

 

Recuerden que dosis excesivas de los mismos nutrientes que requiere nuestro cuerpo pueden ser dañinas.  Hay casos, en los que por razones terapéuticas, se recomiendan altas dosis de ciertos nutrientes, pero esos casos deben ser valorados, diagnosticados y tratados por especialistas.   Cada persona reacciona de forma distinta a los alimentos así que es muy importante personalizar su consumo y dosis.

 

Regresando al ejemplo de la vitamina C, existe un superalimento llamado Camu-Camu, es una fruta del amazonas cuyo contenido de vitamina C es de 2,700 mg por 100 g.  Junto a él, la querida guayaba queda muy por debajo, pero: 1)¿realmente necesitamos tanta vitamina C?  y 2)¿realmente absorbemos toda la vitamina C que consumimos?

 

1) En general, de acuerdo a los Valores Diarios Recomendados, se sugiere un consumo de 75 mg al día para adultos sanos, lo cual puede aumentar para fumadores, mujeres en periodo de lactancia y en casos terapéuticos (diversos tipos de cáncer, problemas caridiovasculares, entre otros), pero en estos últimos siempre supervisados por especialistas.  Y se sugiere no sobrepasar los 1,000 mg al día (algunas fuentes sugieren que es seguro consumir hasta 2,000 mg por día).

 

Un exceso de vitamina C puede aumentar los niveles de exaltaos en orina lo cual podría ser un factor de riesgo para el desarrollo de cálculos renales.  Así que aquellas personas con predisposición, deben consultar al médico antes de ingerir complementos de vitamina C.

 

La vitamina C  cumple muchas funciones vitales en el cuerpo y estoy de acuerdo en que debemos aumentar nuestro consumo de antioxidantes porque vivimos en ciudades altamente contaminadas y nuestros alimentos no son de la mejor calidad. No estoy en contra de los complementos nutricionales ni de aumentar el consumo de nutrientes a través de los superalimentos  PERO siempre con precaución, información y no por simple moda.

 

2) Cuando consumimos un exceso de vitamina C que el cuerpo no necesita, se eliminará vía orina, así que no quiere decir que toda la que consumas se va a absorber.

 

En el campo de la nutrición hay mucho por descubrir y muchos estudios aún no soy concluyentes.  Por ejemplo,  existe polémica sobre los fitoestrógenos en los alimentos y suplementos derivados de la soya, en el efecto de la maca en el balance hormonal, en el consumo excesivo de ácidos grasos Omega 3,6,9, entre otros.

 

Siempre consulta con tu médico posibles contraindicaciones con tus medicamentos o condiciones de salud.

 

Te recomiendo no saturar tu alimentación de “superfoods” y rotarlos.  Toma por periodos uno y luego descansa, utilizando otro.

 

Consumir superalimentos no es sinónimo de estar comiendo sanamente

Como están de moda, pareciera indispensable consumirlos para realmente comer sanamente.

 

Pero, en primer lugar, no es requisito de una dieta saludable integrarlos.  Puedes comer sano, balanceado y rico sin tomar jugo de açaí o prescindiendo del polen.  De hecho, muchos de los “superfoods” no han formado parte de nuestra alimentación por siglos, simplemente porque no se cultivan aquí y no por eso quiere decir que hemos sido menos saludables.

 

En segundo lugar, no por el siempre hecho de incluir esos superalimentos quiere decir que estas comiendo sanamente. La alimentación saludable tiene que ver con todo lo que comes, cómo está balancead y la calidad de los ingredientes.

 

 

No tienes que gastar demasiado para consumir superfoods

Como ya vimos, los “superfoods” son alimentos con una alta densidad de nutrientes.  Y existen muchos más que los que venden en las tiendas.  De hecho, si consumes  fruta y verdura fresca de temporada, nueces y semillas, pescados como salmón, huevo orgánico, té verde, con eso estarás consumiendo los nutrientes necesarios para vivir sanamente y prevenir enfermedades.

 

 

Fuentes:

Pérez, A. (2008). Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes, páginas20-21.

http://nutritionfacts.org

http://lpi.oregonstate.edu/infocenter/vitamins/vitaminC/index.html

 

Te puede interesar:

Precauciones al tomar Jugos Verdes

Read More

Cuando comas, come

Posted by on May 20, 2014 in Amo mi cuerpo, Come bien, Emociones | 2 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

Cuandocomascome

 

Una de las principales razones por las que las personas comen de más es porque cuando comen, no están verdaderamente comiendo.  ¿A qué me refiero?

 

La gran mayoría de las personas realmente lo que están haciendo es introducir alimentos a su boca, mientras su atención está puesta en otra actividad.  Por ejemplo: lo que realmente estoy haciendo es ver la televisión y mientras tanto, introduzco la cena a mi boca.  O lo que verdaderamente estoy haciendo es darle de comer a mis hijos y sirviéndole la comida a mi esposo y mientras tanto, introduzco bocados de comida a mi cuerpo.  O lo que estoy haciendo es manejar mi automóvil, y al mismo tiempo muerdo una hamburguesa o tomo un refresco.

 

Y entonces, de pronto, sin darme cuenta, ya se terminó lo que había en el plato o me doy cuenta que mi abdomen está inflamado.

 

¿Les ha pasado?  Estoy segura que sí.

 

Esta falta de atención en el acto de comer nos desconecta de las sensaciones fisiológicas que experimentamos al comer y por eso, no registramos cuando ya estamos satisfechos y seguimos comiendo.  Además, no registramos cuando algo nos está causando malestar y por eso después tenemos molestias digestivas.

 

Otro punto importante es que la falta de atención al comer nos priva de sentir PLACER.   Para poder disfrutar algo, o a alguien, necesitamos ponerle atención, enfocarnos para poderlo percibir con nuestros sentidos, para vincularlos mental y emocionalmente.

 

Una poderosa herramienta para comer lo que necesitamos y disfrutar lo que comemos es aprender a Comer con Atención Plena.

 

¿Qué significa Comer con Atención Plena?

Significa estar presente al momento de comer.  Dirigir tu atención tanto a lo que comes como al impacto que tiene lo que comes en ti.  Es tener conciencia de lo que perciben tus cinco sentidos al comer, de los pensamientos y emociones que surgen al comer.

 

 

Spanish_Being_Mindful_Spring2014FFT

 

Comer con atención plena es una práctica, no es nada más una teoría o corriente, es una forma de alimentarte y de hecho, de vivir.

 

El primer paso es decidir que  cuando comas, vas a comer.  Es decir, que tu actividad única y principal es comer.   Esta decisión no es algo trivial, es darle importancia a tu alimentación,  a tu nutrición, a tu cuidado, a tu bienestar.  Es darte importancia a ti.

 

Comer con atención plena te permite conocerte mejor, conocer qué te gusta y qué no, qué le hace bien a tu cuerpo y qué no,  te permite disfrutar realmente lo que comes, y le permite a tu cuerpo mantenerse en un estado de relajación que favorece una mejor digestión.

 

En este artículo les compartí consejos prácticos para comer conscientemente que pueden ir poniendo en práctica poco a poco.

 

Me gusta tanto este enfoque que me he  convertido en miembro de The Center for Mindful Eating (Centro de la Alimentación con Atención Plena) porque creo que la atención plena brinda varias herramientas efectivas para mejorar la relación que tenemos con la comida.  En mis talleres utilizo este enfoque, entre otros, para abordar, profundizar y resolver la relación psicológica con la comida.

 

 

TCME_logo-main-2

 

En México, les recomiendo que visiten Mindful Eating Mexico para que conozcan sobre cursos y recursos de este tema.

Read More

Lo que me da vs lo que me quita energía

Posted by on Apr 17, 2014 in Amo mi cuerpo, Relájate | 1 comment

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

Superwoman

 

¿Te identificas con la foto? ¿Así pasan tus días?

 

La figura de la SUPERWOMAN o SUPERMUJER que todo lo puede, que todo lo hace con una sonrisa, que maneja casa, hijos, profesión, pareja, altruismo, vida social  y que mientras lo hace luce espectacular, es uno más de los estereotipos con los que las mujeres nos enfrentamos hoy en día y que perpetua la sensación de “no soy suficiente” y “no hago suficiente”.

 

Esta constante sensación de que no podemos “perder el tiempo” y que siempre hay que estar haciendo algo es desgastante.  Realizamos actividades y elegimos conductas que en lugar de llenarnos de energía, nos drenan energía.  Y acabamos más exhaustas y con más culpa porque otras mujeres parece que hacen lo mismo o más y que no se cansan, ¡ja!

 

Estar en constante estado de estrés genera una fatiga crónica que afecta nuestra salud de diferentes formas:  favorece la acumulación de grasa corporal, la deshidratación de la piel, la mala digestión, la incorrecta absorción de nutrientes, la tensión muscular, los dolores de cabeza, un sistema inmunológico debilitado, granitos y problemas en la piel, ojeras, insomnio y el desarrollo de tics nerviosos, bruxismo o conductas compulsivas que buscan liberar esta tensión como los atracones de comida, fumar, beber en exceso, gastar descontroladamente, entre otras.

 

El estado de estrés es valorado en nuestra sociedad donde lo importante es la productividad, el rendimiento, los resultados, el multitasking. Ya se considera normal que una persona esté en un estado de estrés crónico, casi casi es lo esperado.

 

En un estado de estrés crónico la balanza se inclina hacia las actividades y conductas que nos quitan energía versus aquellas que nos dan energía.

 

Para que cobres conciencia sobre  cómo está tu balanza,  te invito a que hagas una lista de todo aquello que te genera energía versus todo aquello que te quita energía.

 

Esta es mi lista:

 

MedaMequitaEnergía

Puedes descargar e imprimir un formato para hacer tu lista aquí.

 

Reflexión:

  • Viendo tu lista, en tu vida diaria qué predomina: ¿lo que te da o lo que te quita energía?
  • En la próxima semana: ¿qué actividad que te da energía puedes incluir y qué actividad que quita energía puedes eliminar?

 

¡Haz un plan!

Semanalmente trata de eliminar una actividad que te quite energía e incluye una que te de energía. ¡Notarás la gran diferencia en tu estado de salud y en tu estado emocional!

 

¡Me encantaría que compartieran aquí sus listas!

Read More

¿Cuál es la verdadera belleza?

Posted by on Mar 10, 2014 in Amo mi cuerpo | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

¿Qué es la belleza?  Es una de las grandes preguntas universales que han tratado de responder filósofos, artistas, teólogos, diseñadores de moda, modelos, la industria de las productos cosmetológicos, cirujanos plásticos, revistas de moda…y es una que también nosotras nos hacemos constantemente.

 

Hay un concepto de belleza ligado a la moda de la época, es una imagen pasajera que responde  a los paradigmas imperantes.  Generalmente queremos (incluso nos obsesionamos) parecernos lo más posible al concepto de belleza de nuestra época porque eso de cierta forma nos da un sentido de pertenencia. El problema es que el concepto de belleza ligado a la moda es muy reductivo, no acepta la diversidad, es uno.  Por ejemplo, en la actualidad el modelo de belleza imperante en las revistas de moda, las modelos, las tiendas de ropa es el de talla cero, sin curvas, sin busto, tez blanca, cabello lacio.  ¿Pero qué pasa cuando mi cuerpo es lo opuesto al modelo de belleza?  Viene el sufrimiento, la frustración, el auto-rechazo, el enojo, la vergüenza, la inadecuación, la idea de que como no nos parecemos al modelo de belleza entonces en automático somos feas.

 

Una de las formas de trabajar esto, es ampliando nuestra definición de belleza.  Debemos entender que por un lado, hay un concepto de belleza ligado a la moda de la época, este concepto es dinámico.   Pero, hay otra definición de belleza que es más universal, integral y permanente.  Una belleza que no depende de las características físicas, sino de una actitud ante la vida, de la confianza interior, del auto-conocimeinto, del estar ejerciendo tu vocación, que se traduce en un carisma que irradia al exterior y te hace genuinamente atractiva,  y qué es una fuerza mucho más magnética que una cara bonita.

Querernos acoplar al concepto de belleza de nuestra época, no es negativo en sí mismo, de hecho es natural por nuestra necesidad de sentirnos parte de, de sentirnos adecuados.  Pero, esto se vuelve dañino si por parecernos a ese canon,  sacrificamos nuestra salud fisiológica y psicológica.

 

Recuerda que:

Valemás

 

Quiero compartirles el emotivo discurso de la ganadora del Óscar Lupita Nyong’o que habla sobre este dilema: ¿cuál es la verdadera belleza?  Una de mis frases favoritas es:  “Me di cuenta que la belleza no era una cosa que yo podía adquirir o consumir, era algo que yo sólo tenía que ser.”  Y sí, porque la belleza no viene en shampoo, ni en un lápiz de labios,  ni en un vestido, ni siquiera en una cirugía estética.  La belleza irradia de lo que la persona ES.

Te puede interesar:

Una semana sin decirte GORDO(A)

El maltrato sutil

Carta de amor a tu cuerpo

Construyendo una imagen corporal positiva en los niños

Ama tu cuerpo y deja ir la angustia de la temporada de bikini

Si tuviera el cuerpo como una modelo…

¿Cómo se vería Barbie si fuera una mujer promedio?

10 pasos para hacer las paces con tu cuerpo

¿Qué te dices frente al espejo?

Read More