Amo mi cuerpo

Ganadoras Cartas de amor a tu cuerpo 2015

Posted by on Feb 14, 2015 in Amo mi cuerpo | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

¡Felicidades Luz, Milagros Ríos y Ana Gabriela Covarrubias!  Sus cartas me conmovieron e inspiraron ¡gracias!   Por favor escríbanme a info@facildedigerir.com para darles los detalles sobre su premio 🙂

feet1

Fuente

La carta de Luz:

Cuerpo:
Es cierto que en el momento que comencé a pensar en todo lo que quería decirte vinieron a mi mente montones de cosas por las que quería pedirte perdón, como todas esas veces en las que me avergoncé de ti y te avasalle con palabras cuchillo, creyendo que hiriéndote me sentiría mejor o, peor aún, creyendo que eso, por fin, me llevaría a hacer algo para cambiarte… pedirte perdón ahora por esas cosas me resulta tan superficial como prometerte que voy a cambiar, porque lo que tú necesitas, y lo que viene desde lo más profundo de mí, no son promesas ni perdones, sino amor, mi amor.
Por eso, cuerpo, hoy te celebro. Celebro cada uno de los pasos grandes y pequeños que hemos dado, celebro con infinita alegría que estés aquí para llenarme de experiencias, para hacerme saber el sabor de una manzana, para poder sentir la lluvia en mi piel, celebro todo el placer del que he gozado, celebro la música que gracias a ti puedo escuchar, celebro todo lo que he sido capaz de leer, los colores que soy capaz de admirar.
Celebro, con muchas más alegría, tus imperfecciones porque me hacen única y especial, celebro tu belleza, que siempre está ahí, me ponga lo que me ponga, haga lo que haga. Celebro tu fuerza, tu elasticidad, la suavidad de tu piel.
Celebro la energía que nos invade al bailar, la alegría que somos capaces de transmitir, toda la vida que me das…
Gracias cuerpo por todas las sorpresas con las que llenas mis días. Y gracias, gracias infinitas por la otra vida que diste, por llevarla dentro de ti y alimentarla y cuidarla y haberla hecho sentir amada desde que fue concebida, gracias por abrirte y dejarla salir al mundo, gracias por haber creado su pequeño cuerpo que, como tú a mí, la llena de experiencias cada día.
No voy parar nunca de celebrarte, hoy sé que tú eres el gran amor de mi vida, quiero vivir siempre en armonía contigo, y enseñarle a mi pequeña hija a amar el cuerpo que posee, porque sólo el amor la llevará tan lejos como quiera llegar…

La carta de Milagros Ríos:

A pesar de estar juntos de toda la vida, siempre hemos sido como dos extraños, ajenos entre nosotros. Te veía y pensaba “Esa no soy yo, yo no puedo ser así”, era como verme desde afuera, sin sentirme nunca dentro mio, dejándote siempre a la deriva. 

Siempre me jacté de mi mente y mi razón, me decía que no necesitaba un cuerpo (y menos uno bonito) si tenía una mente por encima de la media. Me creía tan original, tan auténtica, tan por encima de todos y la verdad es que algo me faltaba. Pasamos épocas oscuras en las que vivía en una constante guerra contigo, en la que te miraba con desdén, con lástima, con odio y no era capaz de apreciar todo lo que hacías por mi. Esos años ahora me parecen un limbo, pero me permiten ahora darte todavía más valor.

Tuve que pasar por mucho para estar consciente de ti, para percibirte, conocerte, sentirte… De repente los ojos no eran la única manera de relacionarnos como había sido para mi hasta ese momento, y a pesar de querer reconciliarme contigo, me fue muy difícil, incluso en mis épocas más optimistas.

Siempre pensé que sólo servías, pero ahora sé que más que eso, eres. Soy. Somos. Me diste la experiencia de sentir con cada fibra tuya como otro cuerpo se formaba, crecía, se movía. Te transformaste y no tuviste miedo. Floreciste, gritaste muy fuerte, me gritaste a mi que ese eras tú, que somos tú y yo. Y aún en esos momentos de salvaje y total naturalidad e instinto, me daba miedo verte, no sabía qué sentir frente a ti.

Ha pasado poco más de un año desde entonces, y con ello me has demostrado tu fuerza, tu poder; eres el único que no me deja caer jamás, aunque mi ánimo esté por los suelos, aunque a veces el corazón deseara salir huyendo, siempre fuiste fuerte, siempre respondiste al deber. Hoy te siento, te veo, te percibo, hoy te acepto como eres, con cada línea, cada pliego de piel, cada vello, lunar, cicatriz…y hoy después de darme cuenta de todo lo que hemos vivido juntos, te acepto y te amo. Hoy me veo grande, orgullosa, fuerte, elegante, majestuosa, hoy siento con cada poro y soy feliz. Hoy soy capaz de tomar mejores decisiones para mi, porque ya no me siento excluida. Ya tengo una voz, ya estoy completa. Ya vivo a plenitud.

La carta de Ana Gabriela Covarrubias:

Querido y maravilloso cuerpo:
El primer recuerdo que tengo de ti es cuando tenía 5 años, los adultos a mi alrededor me mostraron lo desagradable que eras, no vieron tus lindos cabellos dorados, ni tu piel blanca, ni tus ojos inocentes y tristes, ni pensar que podrían ver que sólo estabas gritando mis carencias afectivas; sólo se dieron cuenta de lo enorme que eras. Y así empezamos la guerra, juntos, en el equipo llamado “Gorda”. A veces aliados, a veces (la mayoría) enemigos.
Y aprendí lo que es el amor condicional, siendo las jueces la báscula y la cinta métrica. Ellas determinaban si yo era querida o rechazada y a su vez, si yo podría verte u odiarte. Ni hablar del dolor que me causaba el gran verdugo, el espejo.
Y así pasaron los años, limitándote de alimento, amor y cualquier fuente de placer, y tú haciendo lo mejor que podías, siendo fuerte y paciente. Y aunque aprendí a comer y ejercitarme, a seleccionar alimentos saludables y estar en ese “peso ideal” por muchos años, en todos ellos no pude verte como la gran maravilla que eres.
Te pido perdón por hacerte compañero de mi dolor, por el maltrato, por no defenderte de otros y atacarte yo misma. ¡No más! Te prometo cada día decidir amarte, cuidarte y respetarte; corresponder tu gran amor. Se que pronto habrá arrugas y canas, ya casi tenemos 40, prometo verlas como consecuencia de nuestra experiencia. Prometo alimentarte sanamente. Prometo descansar lo suficiente. Prometo defenderte. Prometo darme cuenta de todo tu trabajo. Prometo escucharte. Prometo reír hasta quedar sin aliento. Prometo disfrutar. Porque te amo y te amaré hasta que nuestro corazón deje de latir.

Read More

Carta de amor a tu cuerpo 2015

Posted by on Feb 10, 2015 in Amo mi cuerpo | 9 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

67476aa59d7ae63c586eb37b9e74dd38

Como ya se ha vuelto una tradición, te invito a que juntas celebremos el aniversario de Fácil de Digerir, ¡celebrando nuestro cuerpo!

Este 14 de febrero de 2015 Fácil de Digerir cumple cinco años de compartir artículos, opiniones y recetas. Pero para mí, lo más importante es que este espacio se convierta en un foro para inspirarte a reconectar con tu cuerpo, escucharlo y amarlo.

Así que nuevamente te invito a participar en el concurso:  ESCRIBE UNA CARTA DE AMOR A TU CUERPO.

Pregúntate:

  • ¿Qué le quieres decir a tu cuerpo?
  • ¿Cómo puedes expresarle gratitud y amor?

Para participar:

  • Escribe una carta de amor a tu cuerpo.
  • Pégala aquí en un comentario.  No te preocupes, el comentario puede ser totalmente anónimo, nadie conocerá tu identidad ni correo electrónico, solo yo.
  • Las tres cartas más conmovedoras  serán las ganadoras y las publicaré el próximo 14 de febrero, fecha de aniversario del blog.
  • El regalo para los ganadores será una beca del 100% para el Reto de Auto-cuidado que iniciará el próximo 12 de abril 

Importante:

  • Las cartas que entren al concurso deben aparecer publicadas aquí, no serán válidas aquellas que sean enviadas a mi correo ni en sus blogs ni en Facebook, etc.
  • Fecha límite de publicación para concursar: viernes 13 de febrero 11:59 pm  hora del Centro de México.

Si necesitas inspiración:

Carta de amor a tu cuerpo (revisa los comentarios)

Carta a mi cuerpo por Gris de Body Santé

Carta a mi cuerpo

Read More

¿Para quién te arreglas tú?

Posted by on Jul 16, 2014 in Amo mi cuerpo | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

Makeup

 Imagen

Hace ya unos años mi hermana se sometió  a un tratamiento dermatológico que le prohibía usar maquillaje.  Al inicio me causó shock, ¡iría a la oficina sin maquillaje!  Mi hermana lo tomó bien y como tenía claro que su salud era lo más importante, lo asumió.  Y recuerdo que pensé: ¡qué valiente! Ir al trabajo sin maquillaje.

Y ahí me di cuenta de mis creencias y condicionamientos: ¿por qué es “valiente”, casi un acto heroico, mostrar la cara que uno tiene, mostrarse como uno es?   Porque la sociedad nos ha enseñado que nuestra cara nunca es suficiente: no es suficientemente joven, firme, lozana, luminosa, sexy, etc. y entonces nos venden toda una industria de cosméticos para cubrir nuestras “imperfecciones”.

Obviamente utilizar maquillaje, peinarnos, usar cremas, no es algo negativo en sí mismo.  Pero, descubrir para qué utilizamos todo ello y desde qué postura lo hacemos,  nos puede dar indicadores sobre la relación sana o no sana que tenemos con nuestro propio cuerpo.

Pregúntate:

  • Realmente, ¿para quién te arreglas?  ¿Para tus compañeros de trabajo, para tu jefe, para tu pareja, para tus amigas?
  • Cuando estás solo contigo, ¿le das la misma importancia a tu arreglo personal que cuando estás con otras personas?
  • ¿Te arreglas porque piensas que eres fea, insuficiente, imperfecta, vieja, etc.?
  • ¿Quieres esconder algo más que tu piel bajo el maquillaje?
  • ¿Arreglarte es algo divertido y agradable? ¿Es una tortura?
  • ¿Te da vergüenza que te vean sin maquillaje o peinado? Incluso hay mujeres que se avergüenzan de verse a sí mismas sin todo ello.
  • ¿Utilizas el maquillaje como una forma de cuidarte y demostrarte amor?
  • ¿El salón de belleza, los masajes, los tratamientos son una forma de auto-cuidado y agradecimiento a tu cuerpo? O por el contrario, ¿lo haces porque quieres ser otra, cambiarte, porque rechazas quien eres y lo que tienes?
  • ¿Te reconoces bella aún sin maquillaje?

Les comparto este video de la canción Try (Inténtalo) de Colbie Caillat donde habla justamente de todo lo que hacemos las mujeres en relación a nuestro cuerpo (ponernos maquillaje, arreglarnos las uñas, ponernos postizos, tratamientos en el cabello, etc.) con el fin de agradar a otros, de pertenecer.  Y que plantea una importante reflexión: todo esto lo haces para agradar a otros, ¿pero tú te gustas a ti?

 

 

Read More

Cuando comas, come

Posted by on May 20, 2014 in Amo mi cuerpo, Come bien, Emociones | 2 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

Cuandocomascome

 

Una de las principales razones por las que las personas comen de más es porque cuando comen, no están verdaderamente comiendo.  ¿A qué me refiero?

 

La gran mayoría de las personas realmente lo que están haciendo es introducir alimentos a su boca, mientras su atención está puesta en otra actividad.  Por ejemplo: lo que realmente estoy haciendo es ver la televisión y mientras tanto, introduzco la cena a mi boca.  O lo que verdaderamente estoy haciendo es darle de comer a mis hijos y sirviéndole la comida a mi esposo y mientras tanto, introduzco bocados de comida a mi cuerpo.  O lo que estoy haciendo es manejar mi automóvil, y al mismo tiempo muerdo una hamburguesa o tomo un refresco.

 

Y entonces, de pronto, sin darme cuenta, ya se terminó lo que había en el plato o me doy cuenta que mi abdomen está inflamado.

 

¿Les ha pasado?  Estoy segura que sí.

 

Esta falta de atención en el acto de comer nos desconecta de las sensaciones fisiológicas que experimentamos al comer y por eso, no registramos cuando ya estamos satisfechos y seguimos comiendo.  Además, no registramos cuando algo nos está causando malestar y por eso después tenemos molestias digestivas.

 

Otro punto importante es que la falta de atención al comer nos priva de sentir PLACER.   Para poder disfrutar algo, o a alguien, necesitamos ponerle atención, enfocarnos para poderlo percibir con nuestros sentidos, para vincularlos mental y emocionalmente.

 

Una poderosa herramienta para comer lo que necesitamos y disfrutar lo que comemos es aprender a Comer con Atención Plena.

 

¿Qué significa Comer con Atención Plena?

Significa estar presente al momento de comer.  Dirigir tu atención tanto a lo que comes como al impacto que tiene lo que comes en ti.  Es tener conciencia de lo que perciben tus cinco sentidos al comer, de los pensamientos y emociones que surgen al comer.

 

 

Spanish_Being_Mindful_Spring2014FFT

 

Comer con atención plena es una práctica, no es nada más una teoría o corriente, es una forma de alimentarte y de hecho, de vivir.

 

El primer paso es decidir que  cuando comas, vas a comer.  Es decir, que tu actividad única y principal es comer.   Esta decisión no es algo trivial, es darle importancia a tu alimentación,  a tu nutrición, a tu cuidado, a tu bienestar.  Es darte importancia a ti.

 

Comer con atención plena te permite conocerte mejor, conocer qué te gusta y qué no, qué le hace bien a tu cuerpo y qué no,  te permite disfrutar realmente lo que comes, y le permite a tu cuerpo mantenerse en un estado de relajación que favorece una mejor digestión.

 

En este artículo les compartí consejos prácticos para comer conscientemente que pueden ir poniendo en práctica poco a poco.

 

Me gusta tanto este enfoque que me he  convertido en miembro de The Center for Mindful Eating (Centro de la Alimentación con Atención Plena) porque creo que la atención plena brinda varias herramientas efectivas para mejorar la relación que tenemos con la comida.  En mis talleres utilizo este enfoque, entre otros, para abordar, profundizar y resolver la relación psicológica con la comida.

 

 

TCME_logo-main-2

 

En México, les recomiendo que visiten Mindful Eating Mexico para que conozcan sobre cursos y recursos de este tema.

Read More

Lo que me da vs lo que me quita energía

Posted by on Apr 17, 2014 in Amo mi cuerpo, Relájate | 1 comment

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

Superwoman

 

¿Te identificas con la foto? ¿Así pasan tus días?

 

La figura de la SUPERWOMAN o SUPERMUJER que todo lo puede, que todo lo hace con una sonrisa, que maneja casa, hijos, profesión, pareja, altruismo, vida social  y que mientras lo hace luce espectacular, es uno más de los estereotipos con los que las mujeres nos enfrentamos hoy en día y que perpetua la sensación de “no soy suficiente” y “no hago suficiente”.

 

Esta constante sensación de que no podemos “perder el tiempo” y que siempre hay que estar haciendo algo es desgastante.  Realizamos actividades y elegimos conductas que en lugar de llenarnos de energía, nos drenan energía.  Y acabamos más exhaustas y con más culpa porque otras mujeres parece que hacen lo mismo o más y que no se cansan, ¡ja!

 

Estar en constante estado de estrés genera una fatiga crónica que afecta nuestra salud de diferentes formas:  favorece la acumulación de grasa corporal, la deshidratación de la piel, la mala digestión, la incorrecta absorción de nutrientes, la tensión muscular, los dolores de cabeza, un sistema inmunológico debilitado, granitos y problemas en la piel, ojeras, insomnio y el desarrollo de tics nerviosos, bruxismo o conductas compulsivas que buscan liberar esta tensión como los atracones de comida, fumar, beber en exceso, gastar descontroladamente, entre otras.

 

El estado de estrés es valorado en nuestra sociedad donde lo importante es la productividad, el rendimiento, los resultados, el multitasking. Ya se considera normal que una persona esté en un estado de estrés crónico, casi casi es lo esperado.

 

En un estado de estrés crónico la balanza se inclina hacia las actividades y conductas que nos quitan energía versus aquellas que nos dan energía.

 

Para que cobres conciencia sobre  cómo está tu balanza,  te invito a que hagas una lista de todo aquello que te genera energía versus todo aquello que te quita energía.

 

Esta es mi lista:

 

MedaMequitaEnergía

Puedes descargar e imprimir un formato para hacer tu lista aquí.

 

Reflexión:

  • Viendo tu lista, en tu vida diaria qué predomina: ¿lo que te da o lo que te quita energía?
  • En la próxima semana: ¿qué actividad que te da energía puedes incluir y qué actividad que quita energía puedes eliminar?

 

¡Haz un plan!

Semanalmente trata de eliminar una actividad que te quite energía e incluye una que te de energía. ¡Notarás la gran diferencia en tu estado de salud y en tu estado emocional!

 

¡Me encantaría que compartieran aquí sus listas!

Read More

¿Cuál es la verdadera belleza?

Posted by on Mar 10, 2014 in Amo mi cuerpo | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

¿Qué es la belleza?  Es una de las grandes preguntas universales que han tratado de responder filósofos, artistas, teólogos, diseñadores de moda, modelos, la industria de las productos cosmetológicos, cirujanos plásticos, revistas de moda…y es una que también nosotras nos hacemos constantemente.

 

Hay un concepto de belleza ligado a la moda de la época, es una imagen pasajera que responde  a los paradigmas imperantes.  Generalmente queremos (incluso nos obsesionamos) parecernos lo más posible al concepto de belleza de nuestra época porque eso de cierta forma nos da un sentido de pertenencia. El problema es que el concepto de belleza ligado a la moda es muy reductivo, no acepta la diversidad, es uno.  Por ejemplo, en la actualidad el modelo de belleza imperante en las revistas de moda, las modelos, las tiendas de ropa es el de talla cero, sin curvas, sin busto, tez blanca, cabello lacio.  ¿Pero qué pasa cuando mi cuerpo es lo opuesto al modelo de belleza?  Viene el sufrimiento, la frustración, el auto-rechazo, el enojo, la vergüenza, la inadecuación, la idea de que como no nos parecemos al modelo de belleza entonces en automático somos feas.

 

Una de las formas de trabajar esto, es ampliando nuestra definición de belleza.  Debemos entender que por un lado, hay un concepto de belleza ligado a la moda de la época, este concepto es dinámico.   Pero, hay otra definición de belleza que es más universal, integral y permanente.  Una belleza que no depende de las características físicas, sino de una actitud ante la vida, de la confianza interior, del auto-conocimeinto, del estar ejerciendo tu vocación, que se traduce en un carisma que irradia al exterior y te hace genuinamente atractiva,  y qué es una fuerza mucho más magnética que una cara bonita.

Querernos acoplar al concepto de belleza de nuestra época, no es negativo en sí mismo, de hecho es natural por nuestra necesidad de sentirnos parte de, de sentirnos adecuados.  Pero, esto se vuelve dañino si por parecernos a ese canon,  sacrificamos nuestra salud fisiológica y psicológica.

 

Recuerda que:

Valemás

 

Quiero compartirles el emotivo discurso de la ganadora del Óscar Lupita Nyong’o que habla sobre este dilema: ¿cuál es la verdadera belleza?  Una de mis frases favoritas es:  “Me di cuenta que la belleza no era una cosa que yo podía adquirir o consumir, era algo que yo sólo tenía que ser.”  Y sí, porque la belleza no viene en shampoo, ni en un lápiz de labios,  ni en un vestido, ni siquiera en una cirugía estética.  La belleza irradia de lo que la persona ES.

Te puede interesar:

Una semana sin decirte GORDO(A)

El maltrato sutil

Carta de amor a tu cuerpo

Construyendo una imagen corporal positiva en los niños

Ama tu cuerpo y deja ir la angustia de la temporada de bikini

Si tuviera el cuerpo como una modelo…

¿Cómo se vería Barbie si fuera una mujer promedio?

10 pasos para hacer las paces con tu cuerpo

¿Qué te dices frente al espejo?

Read More