Falsos profetas

¿Qué tan súper son los “superfoods”?

Posted by on Jun 5, 2014 in Come bien, Falsos profetas | 3 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

superfoods

Fuente

 

Goji berries, açaí, cacao, chía, linaza, berza (kale), maca, cúrcuma, lúcuma, aloe vera, alga espirulina, mangostán, polen, jengibre…son algunos de los llamados “superfoods” que se han puesto de moda en los últimos años.

 

Aunque no existe una definición oficial desde el punto de vista científico, los “superfoods”  o superalimentos se definen como alimentos con una alta densidad de nutrientes. Es decir, que concentran en sí mismos altas cantidades de alguna vitamina, mineral, ácido graso, aminoácido o fitonutriente.

 

Hoy en día, toda persona que se considere “healthy” incluye alguno de estos alimentos en sus jugos o smoothies diariamente.  Pero, ¿qué tan súper son los “superfoods”? ¿Realmente vale la pena consumirlos o es simplemente una exitosa estrategia de marketing orientada al creciente nicho de la vida saludable?

 

Mi respuesta es: los considerados superalimentos sí son ricos en nutrientes y sí se recomienda su consumo (con ciertas consideraciones que veremos más adelante).  Pero también,  son una moda.  Empresas de la industria alimenticia han sabido atacar a un mercado ávido de alimentos exóticos e innovadores que les prometan potencializar su salud.

 

Muchos alimentos que no son considerados “superfoods”  podrían serlo si nos atenemos a la definición.   ¿Por qué no están en la lista? Porque simplemente la industria no se ha interesado en ellos.

 

Por ejemplo, la guayaba podría ser considerada un superalimento porque 100 g contienen  229.3 mg de vitamina C, lo que equivale al 381% del Valor Diario Recomendado (VDR).  Eso la convierte en una de las frutas con mayor concentración de vitamina C.   Como punto de comparación, 100g de naranja contienen 53.2 mg de vitamina C, lo que equivale al 89%  del VDR.

 

¿Y por qué entonces las deliciosas guayabas no se venden en un empaque caro y llamativo en las tiendas gourmet y orgánicas?   Como mencioné anteriormente porque por alguna razón la industria no las considera atractivas (o hasta el momento no lo ha hecho)  para su mercado meta. Y qué bueno porque si no comprar guayabas ¡se convertiría en un lujo!

 

Otro punto importante es que muchos de los beneficios que promocionan las empresas sobre los superfoods deben ser leídos con más atención.  Muchos de ellos se basan en estudios que aíslan ciertos componentes del alimento, pero en la realidad, al comer el alimento, no comemos el componente aislado y entra en juego la biodisponibilidad del mismo.  Otra cosa que no nos dicen las empresas es que muchas veces para obtener los beneficios que proclaman, se tendrían que consumir grandes cantidades de dicho alimento, lo que en la vida cotidiana sería difícil de lograr.

 

No estoy con esto diciendo que los superalimentos sean un fraude, como mencioné anteriormente, sí son alimentos ricos en nutrientes y saludables, pero tampoco nos dejemos llevar por promesas engrandecidas ni les pidamos algo que no pueden darnos como curar enfermedades o remediar de forma instantánea una vida poco saludable.

 

Consideraciones importantes al consumir superfoods

 

No son milagrosos

Ningún alimento por sí solo, incluyendo a los “superfoods”, puede compensar el daño de una alimentación no saludable.

 

 

Más no siempre es mejor 

Los “superfoods” pueden traer beneficios a la salud, pero en altas dosis, pueden tener efectos secundarios dañinos.   Muchas veces nos vamos con la idea de que mientras más vitamina o mineral u omega 3, debe ser mejor.  ¿Les ha pasado que al momento de comprar un complemento nutricional se van por el que tiene más de lo que están buscando?

 

Recuerden que dosis excesivas de los mismos nutrientes que requiere nuestro cuerpo pueden ser dañinas.  Hay casos, en los que por razones terapéuticas, se recomiendan altas dosis de ciertos nutrientes, pero esos casos deben ser valorados, diagnosticados y tratados por especialistas.   Cada persona reacciona de forma distinta a los alimentos así que es muy importante personalizar su consumo y dosis.

 

Regresando al ejemplo de la vitamina C, existe un superalimento llamado Camu-Camu, es una fruta del amazonas cuyo contenido de vitamina C es de 2,700 mg por 100 g.  Junto a él, la querida guayaba queda muy por debajo, pero: 1)¿realmente necesitamos tanta vitamina C?  y 2)¿realmente absorbemos toda la vitamina C que consumimos?

 

1) En general, de acuerdo a los Valores Diarios Recomendados, se sugiere un consumo de 75 mg al día para adultos sanos, lo cual puede aumentar para fumadores, mujeres en periodo de lactancia y en casos terapéuticos (diversos tipos de cáncer, problemas caridiovasculares, entre otros), pero en estos últimos siempre supervisados por especialistas.  Y se sugiere no sobrepasar los 1,000 mg al día (algunas fuentes sugieren que es seguro consumir hasta 2,000 mg por día).

 

Un exceso de vitamina C puede aumentar los niveles de exaltaos en orina lo cual podría ser un factor de riesgo para el desarrollo de cálculos renales.  Así que aquellas personas con predisposición, deben consultar al médico antes de ingerir complementos de vitamina C.

 

La vitamina C  cumple muchas funciones vitales en el cuerpo y estoy de acuerdo en que debemos aumentar nuestro consumo de antioxidantes porque vivimos en ciudades altamente contaminadas y nuestros alimentos no son de la mejor calidad. No estoy en contra de los complementos nutricionales ni de aumentar el consumo de nutrientes a través de los superalimentos  PERO siempre con precaución, información y no por simple moda.

 

2) Cuando consumimos un exceso de vitamina C que el cuerpo no necesita, se eliminará vía orina, así que no quiere decir que toda la que consumas se va a absorber.

 

En el campo de la nutrición hay mucho por descubrir y muchos estudios aún no soy concluyentes.  Por ejemplo,  existe polémica sobre los fitoestrógenos en los alimentos y suplementos derivados de la soya, en el efecto de la maca en el balance hormonal, en el consumo excesivo de ácidos grasos Omega 3,6,9, entre otros.

 

Siempre consulta con tu médico posibles contraindicaciones con tus medicamentos o condiciones de salud.

 

Te recomiendo no saturar tu alimentación de “superfoods” y rotarlos.  Toma por periodos uno y luego descansa, utilizando otro.

 

Consumir superalimentos no es sinónimo de estar comiendo sanamente

Como están de moda, pareciera indispensable consumirlos para realmente comer sanamente.

 

Pero, en primer lugar, no es requisito de una dieta saludable integrarlos.  Puedes comer sano, balanceado y rico sin tomar jugo de açaí o prescindiendo del polen.  De hecho, muchos de los “superfoods” no han formado parte de nuestra alimentación por siglos, simplemente porque no se cultivan aquí y no por eso quiere decir que hemos sido menos saludables.

 

En segundo lugar, no por el siempre hecho de incluir esos superalimentos quiere decir que estas comiendo sanamente. La alimentación saludable tiene que ver con todo lo que comes, cómo está balancead y la calidad de los ingredientes.

 

 

No tienes que gastar demasiado para consumir superfoods

Como ya vimos, los “superfoods” son alimentos con una alta densidad de nutrientes.  Y existen muchos más que los que venden en las tiendas.  De hecho, si consumes  fruta y verdura fresca de temporada, nueces y semillas, pescados como salmón, huevo orgánico, té verde, con eso estarás consumiendo los nutrientes necesarios para vivir sanamente y prevenir enfermedades.

 

 

Fuentes:

Pérez, A. (2008). Sistema Mexicano de Alimentos Equivalentes, páginas20-21.

http://nutritionfacts.org

http://lpi.oregonstate.edu/infocenter/vitamins/vitaminC/index.html

 

Te puede interesar:

Precauciones al tomar Jugos Verdes

Read More

Alimentos y bebidas LIGHT

Posted by on Sep 10, 2012 in Come bien, Consumo responsable, Falsos profetas | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

 

Fuente

 

¿Qué es un producto light?

 

Internacionalmente, un producto que se denomina “light” es aquel que debe tener una reducción de su contenido calórico de mínimo 30% en comparación con el producto regular.

 

Es importante destacar que en  México no existe una definición concreta en la legislación de qué es un alimento light.  La norma oficial mexicana NOM-086-SSA1-1994. Bienes y Servicios. Alimentos y Bebidas no alcohólicas con modificaciones en su composición no contempla una definición y regulación específica para este término.  Por lo que en nuestro país es muy importante revisar y comparar los productos para identificar qué tan reducido en calorías verdaderamente es o cuál es la verdadera diferencia con el producto regular.

 

La PROFECO realizó un Estudio de Calidad de los Productos Light en enero de este año que les recomiendo lean para conocer los resultados.

 

 

¿Cómo se reducen las calorías de un alimento para que sea light?

 

Básicamente hay dos formas: modificando la grasa o el azúcar.

 

En el caso de la grasa, lo que se hace es disminuir la cantidad o eliminarla por completo.  Como las grasas otorgan sabor y consistencia a los alimentos, cuando se eliminan, ambos se ven afectados.  Esto se ve claramente en la leche de vaca.  La leche entera tiene más cuerpo, es más espesa y con un sabor más profundo.  En cambio la leche light o descremada (0%) tiene un color más transparente, es menos espesa, de hecho muchos dicen que “parece agua” y su sabor es más sutil.

 

Por esta razón, la industria sustituye las grasas por otras sustancias para no sacrificar sabor ni textura.  ¿Y cuál creen que es el primer aditivo que utiliza para compensar sabor? Azúcar. Así como lo leyeron, entonces, el resultado es igual o peor.   Otra aditivo que se utiliza mucho es el sodio.  Les recomiendo este comparativo de la PROFECO sobre quesos panela en los que se demuestra que los quesos light son mas altos en sodio.

 

Además, muchos de los aditivos son sustancias sintéticas que a largo plazo, pueden ser potencialmente dañinas para el tracto digestivo y causar reacciones alérgicas, o incluso problemas más graves como cáncer.

 

En el caso del azúcar pasa algo similar: o se elimina o se reduce.  Para sustituir el sabor, en muchos alimentos se aumenta la cantidad de grasa  o de otros aditivos  o se sustituye por endulzantes no calóricos como el Aspartame, Acesulfame-K o Sucralosa (Splenda). En este caso, estos endulzantes no aportan calorías, pero yo no recomiendo su uso excesivo (de hecho si se pueden evitar del todo, mejor) pues se han reportado ya múltiples casos internacionalmente de posibles daños a la pared intestinal, reacciones alérgicas e incluso modificaciones en la conducta.   Y  para colmo, pueden causar adicción y de hecho favorecer el sobrepeso, suena paradójico pero en este artículo les expliqué por qué.

 

Mitos de los alimentos light

 

 

No engordan.  No hay un solo alimento que por sí mismo ocasione ganancia o pérdida de peso, es el conjunto de lo que comemos a lo largo del día (cantidad y calidad) vs la cantidad de energía que gastamos, además de otros factores genéticos y de salud de nuestro cuerpo, lo que va determinando nuestro peso.  Así que no por solo consumir productos light bajarás de peso.   Y no porque un alimento sea light puedes comer la cantidad que sea.

 

Te recomiendo leer mi artículo Tres razones por las que los refrescos de dieta causan sobrepeso para entender más por qué light no es sinónimo de adelgazar.

 

De 2005 a 2010 México duplicó su mercado de bebidas light y el mercado de alimentos light creció un 41%  (fuente:  Productos light “engordan” sus venta en México. El Financiero, marzo 2012) Pero el sobrepeso y la diabetes siguen a la alza…

 

No  tienen calorías. Como ya vimos light no es sinónimo de sin calorías, implica una reducción de las mismas, y esto varía dependiendo del producto, ojo.

 

 

No tienen azúcar. Lo light no necesariamente implica eliminación de azúcar.  Así que es importante revisar ingredientes y tabla nutrimental.  Recuerda que la publicidad es engañosa, hay alimentos que dicen “sin azúcar” y en efecto, no tienen azúcar de caña, pero sí contienen fructosa, jarabe de maíz  o glucosa, que son tipos de azúcares.  Esto es especialmente relevante para las personas con condiciones especiales, como los diabéticos, donde en muchos casos tienen la falsa creencia de que lo light es sin azúcar.

 

Otra estrategia que utiliza la industria es sustituir el azúcar por edulcorantes no calóricos y como mencioné antes, yo no recomiendo su uso de forma cotidiana.

 

 

No tienen grasa. Light no necesariamente equivale a eliminación de grasa, revisar siempre etiquetado.

 

 

Son más sanos. Light no es sinónimo de saludable.  Eso depende de la calidad del producto y de la cantidad que se consuma.

 

 

Otros términos

 

En la industria alimenticia, además de light, se utilizan otros términos como “bajo en calorías”, “bajo en grasa”, “reducido en sodio”, “rico en fibra”.

 

Para entenderlos y no dejarte apantallar por el slogan, te comparto lo que verdaderamente quieren decir:

 

Si en el producto dice… La realidad es que el alimento contiene…
Sin calorías Menos de 5 calorías por porción
Bajo en calorías 40 calorías o menos por porción
Reducido en calorías 25% menos calorías que el alimento original
Sin colesterol Menos de 2 mg de colesterol y menos de 20 mg de grasa saturada por porción
Bajo en colesterol 20 mg o menos de colesterol y 2 g o menos de grasa saturada por porción
Reducido en colesterol 25% menos de colesterol y 2 g o menos de grasa saturada que el alimento original
Sin grasa Menos de 0.5 g por porción
Sin grasa saturada Menos de 0.5 g por porción y la grasa trans no excede el 1%
Bajo en grasa 3 gramos o menos por porción
Bajo en grasa saturada 1 gramo o menos por porción
Reducido en grasa 25% menos de grasa por porción que el alimento original
Sin azúcar Menos de 0.5 gramos por porción
Reducido en azúcar 25% menos por porción que el alimento original
Rico en fibra 5 gramos o más por porción
Sin sodio Menos de 5 miligramos por porción
Bajo en sodio 140 miligramos o menos por porción
Reducido en sodio 25% menos por porción que el alimento original

 

 

Recomendaciones

 

No se deben encasillar los alimentos light como dañinos/malos o adelgazantes/saludables.  No son ni uno ni lo otro, depende de cada caso.  Siempre infórmate, lee etiquetas y compara.

 

Identifica a qué se refieren con light. ¿Es bajo en grasa o en azúcar? Y dependiendo de ello toma una decisión.

 

Yo soy de la filosofía de que mejor poco de lo natural que mucho de lo artificial.   Desde mi punto de vista es más recomendable comer poca cantidad de un alimento poco procesado que mucho de un alimento altamente procesado.  Por ejemplo, me parece mejor un trocito de mantequilla de vez en cuando que margarina todos los días.  O una cucharadita de miel real ocasional que sobres y sobres de Splenda. Mi principio fundamental para una alimentación saludable es consumir alimentos naturales (o sea que procedan de la naturaleza) y se encuentren lo menos procesados posible.  Lo light se encuentra lejos de este principio.

 

En general, no recomiendo el uso de alimentos light para niños, embarazadas o lactantes. Y menos de edulcorantes no calóricos.

Read More

Tres razones por las que los refrescos de dieta causan sobrepeso

Posted by on Aug 20, 2012 in Come bien, Consumo responsable, Falsos profetas | 20 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 Fuente

 

Generan un ambiente ácido que incide en el mal funcionamiento de la tiroides

 

Los refrescos de dieta, igual que los regulares, contienen ácido fosfórico, el cual contribuye a generar un ambiente ácido en el cuerpo.

 

El rango de acidez y alcalinidad va de 0 a 14.  El ácido clorhídrico del estómago es 1, el refresco es 2.5 (de dieta o normal).  En general las verduras y frutas son alimentos alcalinos. La sangre debe mantenerse entre un 7-7.3 para funcionar correctamente.

 

Otros alimentos que aumentan el pH ácido del organismo son el  café, el azúcar, los alimentos procesados, el alcohol, la comida rápida, la carne roja, las harinas blancas.

 

Imagínense entonces si una persona come alimentos procesados, toma refresco, café, panes blancos y dulces, alcohol, vive estresado y NO consume vegetales…el resultado obvio es un exceso de acidez en el cuerpo.

 

Cuando no se consumen alimentos alcalinos para balancear la acidez o cuando su ingesta no es suficiente,  el cuerpo se ve obligado a extraer minerales que se encuentran en el organismo como calcio, magnesio, zinc o yodo, para recuperar el balance del pH. Cuando esto se vuelve crónico, puede causar descalcificación, osteoporosis o un mal funcionamiento de la tiroides (por la deficiencia de yodo).  Sin yodo suficiente la tiroides no tiene materia prima suficiente para producir la hormona tiroidea, lo que causa que se aumente la producción de TSH (Hormona Estimulante de la Tiroides) y aumenta el tamño de la misma, para que produzca la cantidad que necesitamos.

 

Una de las funciones principales de la tiroides es regular el metabolismo.  La deficiencia de yodo es una de las principales causas de un metabolismo lento, el cual se manifiesta con niveles bajos de energía, piel seca o amarillenta, aumento de peso e incapacidad para bajarlo, mala memoria, cambios en el estado de ánimo, estreñimiento, aumento del colesterol en sangre, pérdida del apetito.

 

 

Los endulzantes no calóricos confunden al cuerpo y a las hormonas encargadas de regular el hambre y la saciedad

 

Los refrescos de dieta y los alimentos libres de azúcar, utilizan endulzantes bajos en calorías o sin calorías que brindan un sabor dulce.  Los principales son:  Sacarina (Sweet n’ low), Aspartame (Canderel, Equal y Nutrasweet), Acesulfame-K, Sucralosa (Splenda), los azúcares derivados del alcohol (xylitol, manitol y todo lo terminado el –ol).

 

Lo que ocurre es que cuando el cuerpo detecta el sabor dulce, se envía una señal para que empiece a prepararse para recibir y procesar calorías. 

 

El simple hecho de pensar u oler comida desencadena una serie de procesos en el cuerpo que lo prepararan para recibir alimentos.  Específicamente, los sabores dulces envían señales al páncreas para que produzca insulina y se prepare para procesar la glucosa.

 

Cuando esa glucosa no llega, se genera un exceso de insulina en sangre lo cual causan sensación de ansiedad y hambre (lo que nos lleva a comer más, sobre todo carbohidratos), disminuye la habilidad para asimilar la glucosa, lo cual favorece una acumulación excesiva de grasa y a puede causar resistencia al insulina y posteriormente diabetes.

 

Engañan psicológicamente

 

Se ha comprobado que las personas que consumen alimentos o bebidas de dieta, light, sugar-free, perciben que pueden entonces comer: o mayor cantidad de ese alimento o comer otros alimentos no saludables, para compensar.

 

 

 

Conclusiones

 

Como has leído, los refrescos de dieta  no son ni una alternativa más saludable a los refrescos regulares, ni ayudan a mantener un peso sano.

 

Los refrescos, sean de dieta o regulares, ni siquiera pueden llamarse comida.  Tu cuerpo no necesita ni azúcar ni endulzantes artificiales, ni ninguno de los aditivos que conforman estas bebidas.  Hoy se sabe que además, varios de estos compuestos, empezando por el azúcar pueden causar adicción y por lo tanto, debe tratarse como tal.

 

Si sientes que necesitas ayuda para manejar y dejar tu hábito de consumo de refrescos, contáctame, yo puedo ayudarte a través de un enfoque integral.

 

 

Referencias:

Swithers, Davidson. A role for sweet taste: calorie predictive relations in energy regulation by rats. Department of Psychological Sciences, Ingestive Behavior Research Center, Purdue University, West Lafayette, IN 47907, USA. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18298259

 

Fowler, Williams, et.al. Fueling the Obesity Epidemic? Artificially Sweetened Beverage Use and Long-term Weight Gain. Department of Medicine, Division of Clinical Epidemiology, The University of Texas Health Science Center at San Antonio, San Antonio, Texas, USA, 2008. http://www.nature.com/oby/journal/v16/n8/abs/oby2008284a.html

 

Malik, Schulze, Hu.  Intake of sugar-sweetened beverages and weight gain: a systematic review. Department of Nutrition, Harvard School of Public Health, Boston, MA, USA, 2006. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16895873

Read More

Productos milagro ¡desenmascardos!

Posted by on Feb 18, 2011 in Consumo responsable, Falsos profetas, TODO | 6 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter

El pasado 14 de febrero la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) publicó en su página de internet la lista de los 250 productos milagro que en 2010 dicha institución retiró del mercado ya que carecen de evidencia científica que respalde las afirmaciones que utilizan en sus anuncios.

Un producto milagro es aquel que promete curar enfermedades y padecimientos de manera inmediata y sin ningún esfuerzo por parte del consumidor.

Entre estos 250 se encuentran algunos cuyos anuncios hemos oído hasta el cansancio y que se encuentran en todas las tiendas naturistas y farmacias: las famosas pastillas y ampolletas de alcachofa (de todas las marcas), Chardon de Marie, el Hongo Michoacano, Cold Heat Extreme, Demograss, Linaza Golden, Megaforte, Prostamax, Uña de gato, entre muuuchos otros. Vean la lista completa aquí.

Además, publicó una lista con diez fichas técnicas de estos productos donde analiza el principio activo, el mensaje publicitario y emite una advertencia contra su uso.

En general, la COFEPRIS recomienda:

  • Desconfíe de los productos que dicen solucionar o combatir enfermedades (obesidad, diabetes, cáncer, alzhaimer, etc) o mejorar diferentes funciones corporales inmediatamente o en corto tiempo (perder peso, reducir el colesterol, regenerar el hígado, entre otros).
  • Las leyendas como producto 100% natural, de origen natural, elaborado con base en una sustancia de origen natural, entre otras, no significan que el producto no provocará ningún efecto secundario.

Es importante notar que no todos los productos han sido retirados del mercado por lo que esta lista es aún más relevante para evitar que los consumidores adquieran estos productos engañosos, falsos y, muy probablemente, dañinos para la salud.

Así que NO SE DEJEN ENGAÑAR recuerden que “lo que sirve para todo, no sirve para nada”.

Infórmate, reflexiona y decide: lee más sobre estos FALSOS PROFETAS

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=Z8OSacX6ODQ]
Read More

Cuidado con las dietas que…

Posted by on Dec 10, 2010 in Come bien, Consumo responsable, Falsos profetas, TODO | 21 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

metro

Prohíben un grupo de nutrientes

Son aquellas que suprimen por completo un grupo de nutrientes (carbohidratos, grasas o proteínas)

Te obligan a tomar pastillas, ampolletas, jugos o ciertos suplementos…

Las dietas que como base tienen la utilización de polvos, malteadas, jugos, ampolletas o suplementos, no tienen como objetivo que bajes de peso sino que compres esos productos. Son más negocio que programa nutricional.

Ojo: creo que hay ciertos suplementos que pueden ayudar a complementar la dieta, pero jamás sustituir a los alimentos y tampoco nunca serán el producto mágico para bajar de peso.

Proponen basar tu dieta en un solo grupo de alimento o platillos

Son esas dietas que te dicen que comas solamente lechuga, arroz o jugos en todo el día, o que comas únicamente proteína.

Combinan atracones con ayunos

Hay dietas que indican que puedes comer todo lo que quieras un día, pero al siguiente debes únicamente tomar agua.

No incluyen el ejercicio

Dieta y ejercicio siempre deben ir de la mano. Y yo complementaría con un correcto manejo del estrés y las emociones.

Te impiden comer lo que amas

En una dieta bien balanceada caben esos pequeños antojos que todos tenemos o los platillos tradicionales que nos encantan. De hecho muchos de nuestros platillos favoritos tienen su versión saludable, sólo es cuestión de conocerla.

Te hacen sentir enfermo, ansioso, deprimido o con poca energía.

Una mala dieta siempre repercutirá en el rendimiento, el humor y la salud personal.

Ni siquiera son dietas, sino productos que te prometen bajar de peso sin ningún esfuerzo

Estos “falsos profetas” abundan: anillos mágicos, geles milagrosos, tenis subepompa….todos prometen reducir un X número de kilos o tallas en poco tiempo, sin mover un solo dedo.

Si estás en una de estas dietas o piensas empezarla, ten mucho cuidado puedes poner en riesgo tu salud. Todas ellas:

  • Causan rebote. El bajar de peso (si es que ocurre) será temporal.
  • Promueven una descompensación nutricional. Toda dieta, sea para bajar de peso o no, debe incluir todos los grupos de alimentos (carbohidratos, proteínas, grasas, frutas y verduras) porque nuestro cuerpo necesita de la variedad de nutrientes para realizar sus funciones. La única razón para eliminar un alimento por completo es porque eres intolerante o alérgico.
  • La descompensación nutricional puede causar varios problemas: dolores de cabeza, falta de energía, mal humor, ansiedad, hipertensión, hipoglucemia, entre muchos otros.
  • Son tirar dinero a la basura: ni pastillas, ni aparatos, ni geles… Nada de eso funciona e incluso puede ser perjudicial para el organismo.
  • Causan frustración.
  • Promueven un círculo vicioso de dieta-rebote-dieta que causa frustraciones, baja autoestima y trastornos en el cuerpo.

     

Para bajar de peso y para estar sano lo más efectivo es cambiar de hábitos porque ellos permanecen a largo plazo y se mantienen por el entusiasmo que surge al ver sus beneficios.

¿Ustedes han probado alguna de estas dietas? ¿Cómo ha sido su experiencia?

Read More

Meizitang

Posted by on Oct 14, 2010 in Come bien, Consumo responsable, Falsos profetas, TODO | 23 comments

Texto original escrito por Ana. Sígueme en Twitter.

meizitang
http://www.meizitang.com.mx/

He recibido varias preguntas sobre un producto llamado Meizitang que promete reducir tallas y ayudar a controlar el apetito.

De acuerdo a su página en internet, veo que básicamente es una mezcla de diferentes semillas, plantas y raíces que crean una fórmula alta en fibra.  La fibra al mezclarse en agua genera una solución viscosa, de ahí que también se venda en forma de gel.

Lo que yo  les diría es que la fibra es un excelente auxiliar para adelgazar ya que prolonga la sensación de saciedad, ayuda a que desechemos mejor los residuos fecales y a reducir el nivel de colesterol en sangre.  Pero no es un milagro. Los complementos de fibra son eso “complementos” a una dieta balanceada y a una rutina de ejercicio, sino, no servirán de nada.

Esto es como cuando se puso de moda la linaza canadiense, ¿recuerdan? O el NopalFiber. En sí mismas tanto la linaza como el nopal son excelentes fuentes de fibra, pero no hacen milagros.

Algunas personas me han comentado que han registrado una disminución de peso durante las primeras semanas de uso. Esto es real y se debe a que la fibra también funciona como diurético, es decir que lo que se elimina en un inicio es exceso de líquidos retenidos en el cuerpo. Otra razón de esta disminución es la eliminación de heces acumuladas en el cuerpo gracias a la motilidad intestinal que favorece la fibra. Aunque no lo crean, hay mucha gente que carga varios gramos de heces en su cuerpo porque al no llevar una dieta saludable, no eliminan con la frecuencia que deberían.

Pero, la disminución sostenida de peso se da únicamente con una dieta balanceada complementada con una rutina de ejercicio.

Por otro lado, yo les recomendaría que en vez de gastar en este producto, pueden obtener los mismos resultados consumiendo salvados (avena, trigo), linaza molida o psyllum plantago.  En este artículo pueden aprender más sobre la fibra y cómo integrarla a su dieta.

No se dejen llevar por las modas, antes de comprar infórmense y reflexionen. Su salud y su dinero se lo merecen.

Read More