Recetas

La importancia de comer bonito

Posted by on Jun 20, 2017 in Lo que yo como, Recetas | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Instagram

 

Observa estas dos imágenes:

651D402C-60BA-408B-8DB8-BB8412079ADF

8553AC21-2CFE-44DD-BA81-CDA023385242

 

Ambas retratan el mismo platillo: un sencillo atún con aguacate, jugo de limón y especias.  ¿Cuál te pareció más apetitoso? ¿Cuál de los dos te invita a comerlo?  

 

 

Comer bonito quiere decir presentar nuestros platillos de una forma bella, agradable para todos nuestros sentidos.  

 

Esto es importante porque:

 

Para realizar la digestión de forma correcta y para que nuestro cerebro detecte saciedad y pare de comer, es necesario experimentar PLACER.   Y la belleza es uno de los principales factores que genera placer.  Cuando vemos algo estético, cuando olemos aromas agradables,  se liberan endorfinas y dopamina que nos hacen sentir relajados y contentos.  

 

Estar relajados es el estado perfecto para que nuestro sistema digestivo haga su trabajo.  ¿Alguna vez has intentado comer enojado o triste? Muchas veces ni siquiera es posible hacerlo y si lo hacemos es de prisa y luego la comida nos cae mal.   El estado de relajación favorece los movimientos persistálticos, que las enzimas hagan su trabajo, que mastiquemos más en calma y que se puedan absorber correctamente los nutrientes.

 

Además, al comer algo que consideramos rico, favorecemos la saciedad.  ¿Sabías que si no comemos algo sabroso nuestro cerebro no termina de captar que ya comimos suficiente y va a seguir piediendo comida?  Gracias a la neuroimagen, ahroa sabemos que la saciedad no se activa únicamente porque el estómago está lleno,  también interviene el hecho de que se activa el centro de placer en el cerebro.

 

Quizá te ha ocurrido que pediste algo en un restaurante que no te gustó mucho y aunque al final estás físicamente satisfecho, sientes que te faltó “algo”.  Ese algo es ¡placer! 

 

 

Algo interesante es que lo que hace rico y placentero a  un platillo no es solo su sabor, sino cómo lo percibimos con todos nuestros sentidos: su olor, colores, presentación en el plato, el ambiente en el que lo comemos, sus texturas…

 

Puedes profundizar en el rol del placer en la digestión y saciedad en el episodio de mi podcast “Placer: el ingrediente secreto para adelgazar” 

 

Otro beneficio de comer bonito es que nos ayuda a BAJAR EL RITMO.  Cuando comemos directo de la olla o del tupper, en general comemos muy rápido, sin atención.  Lo hacemos mientras realizamos otra actividad: servirle a los hijos, terminar un trabajo en la computadora, hablar por teléfono.    Pero cuando ponemos un mantel y nos servimos en un plato de cerámica bonito, cuando ponemos música y cuando el platillo se ve apetecible, naturalmente bajamos el ritmo y ponemos más atención al acto de comer.

 

Esto es justo lo que ocurre cuando comemos en un restaurante.  El hecho de que el ambiente esté cuidado, la mesa se ponga bonita, el mesero nos atienda con amabilidad, los platillos se sirvan de forma bella y ordenada, nos pone en otro estado mental y emocional: el de disfrutar.   Y eso favorece comer con calma, y así aumenta el placer, detectar más fácil la saciedad y digerir mejor.  

 

Un beneficio más, que me parece muy importante, es que comer bonito nos hace sentir MERECEDORES.  Merecedores  de belleza, atención y dedicación.  Si tú no te das amor y cuidado, ¿quién?  Cada vez que te das el tiempo de servirte a ti mismo la comida de forma bonita, te estás diciendo: “me interesas”, “yo te cuido”, “te mereces comer bonito y bien”,  “date tiempo para disfrutar”.

 

Y por cierto, comer bonito no te lleva mucho más tiempo que comer feo.  ¡Es un hábito!  La diferencia en tiempo entre los dos platillos de las fotos son quizá 7 minutos.  Y la diferencia en la experiencia de comer es ¡infinita!  

 

Hoy te invito a comprometerte a incluir la belleza y el placer en tus comidas.  

Read More

Quinoa especiada

Posted by on Jun 6, 2017 in Lo que yo como, Lunes sin carne, Recetas | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Instagram

 

IMG_3462

 

¡Esta receta les va a encantar porque está llena de sabor y aroma!  Al comerla se transportarán  a Medio Oriente, a mí me recordó el mercado de especias de Estambul 🙂 Además, las especias brindan efectos antiinflamatorios y fortalecen el sistema inmunológico.

*Para dos personas

Ingredientes

  • 1 taza de garbanzos cocidos
  • 2 cucharadas de aceite de coco 
  • 1 pimiento marrón rojo picado
  • 2 tallos de apio picados
  • ¼ de cebolla picada finamente
  • 1 zanahoria rallada
  • 1 taza de espinacas picadas
  • ½ cucharadita de cúrcuma
  • ½ cucharadita de canela
  • ½ cucharadita de pimentón
  • Un par de ramos de lavanda
  • Sal
  • 1.5 tazas de quinoa cocida

 

Preparación

  1. Una de las claves de esta receta es cocer la quinoa con ramitos de lavanda.  Simplemente agrega al agua las ramitas de lavanda y deja que cueza.  Esto le brindará un sabor sutil y un aroma muy especial.  Si no sabes cómo hacer quinoa, aquí está la receta
  2. En un sartén caliente añadir el aceite de coco, los garbanzos y dejar que doren ligeramente a fuego muy bajo.  ¡Esto le da un gran sabor! 
  3. Añadir pimentón, cúrcuma, canela y sal al gusto
  4. Agregar la cebolla
  5. Una vez que esté transparente, añadir el pimiento morrón
  6. Cuando esté ligeramente cocido, añadir el apio y la zanahoria
  7. Por último, agregar la espinaca
  8. Con las verduras es importante que se cuecen ligeramente, que aún queden un poco crujientes 
  9. Por último agregar la quinoa y mezclar todo.

 

Read More

Jugo El Vampiro

Posted by on Jun 4, 2017 in Digestión, Lo que yo como, Lunes sin carne, Recetas | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Instagram

 

IMG_3356

 

Este jugo es rico en potasio, vitamina C, betacarotenos y magnesio.

Excelente para fortalecer el sistema inmunológico, protegernos de radicales libres y tener una piel radiante.

Puedes enriquecerlo agregando: espirulina, colágeno, maca o cúrcuma

Read More

Tónico matutino

Posted by on May 16, 2017 in Digestión, Lo que yo como, Recetas | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Instagram

IMG_3271

¡Este es un excelente tónico para comenzar tu día!  Tómalo en ayunas y notarás grandes beneficios para tu sistema inmunológico, digestión y energía.  

Beneficios

  • El vinagre de sidra de manzana es rico en minerales, vitaminas y enzimas.  Ayuda a mejorar la digestión, fortalecer el sistema inmunológico y balancear el nivel de pH.   OJO: no es el vinagre de manzana que comunmente se encuentra en los supermercados, es importante que sea Vinagre de Sidra de Manzana orgánico y con la madre, la marca que yo uso y recomiendo es Bragg´s.  En México la venden en GNC y en tiendas saludables.  En Estados Unidos en Whole Foods Market, tiendas de vitaminas, Sprouts, Trader Joe´s o en amazon.
  • La pimienta cayena ayuda a mejorar la digestión, reduce la inflamación, favorece la circulación sanguínea y reduce la mucosidad.
  • La cúrcuma es un poderoso antinflamatorio y ayuda a desintoxicar el hígado. Otras recetas con cúrcuma
  • La canela favorece una buena circlación sanguínea, tiene propiedades antimicrobiales y además, ayuda a controlar los niveles de glucosa en sangre.

Ingredientes y preparación

En un vaso de agua diluir:

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana
  • 1 pizca de pimenta cayena
  • 1 pizca de cúrcuma
  • 1 pizca de canela
  • Opcional: si tienes alergias o te estás enfermando añade una cucharadita de miel de abeja.  Te sugiero que sea una miel cruda, sin procesar, RAW.   Te ayudar a a fortalecer el sistema inmunológico y eliminar exceso de mucosidad.

 

Recomendaciones

  • Tomar por las mañanas en ayunas
  • Tomar por máximo 30 días y después descansar.   Sugiero alternar con agua tibia con limón.  Puede ser un mes y un mes o una semana y una semana. 
  • Si tienes gastritis y/o reflujo puedes sentir ardor al consumir el tónico.  Esto es normal y te invito a continuar consumiéndolo pues justamente te ayudará a sanar tu tracto digestivo. Verás que unos días el ardor desaparecerá y tus síntomas de gastritis y reflujo también 😀 

 

Contraindicaciones

  • No tomar durante el embarazo ni la lactancia
  • No consumir en caso de candidiasis
  • SIEMPRE consultar a un profesional de la salud certificado en casos de problemas digestivos graves y si se está tomando algún medicamento de cualquier tipo. 
Read More

Spaghetti a la boloñesa

Posted by on May 2, 2017 in Lo que yo como, Recetas | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Instagram

IMG_2733

¡La boloñesa me encanta! Es un clásico nutritivo y delicioso.  Siempre preparo una buena cantidad de salsa boloñesa y la uso en diferentes platillos a lo largo de la semana.   Por ejemplo, utilizo un aparte para hacer este spaghetti y luego para preparar un Ratotouille a la boloñesa o una lasaña.    También se puede usar para rellenar calabacitas y meterlas al horno con un poco de queso, para rellenar chiles poblanos, sobre unas tapas de hongo portobello o como topping de una pizzeta 🙂

Para esta receta utilicé spaghetti de calabacita pero se podría usar con cualquier pasta.  

Ingredientes

*Para cuatro personas

  • Cinco calabacitas grandes (puede ser la mexicana o italiana, ambas funcionan bien)
  • 350 g de carne molida de res.  Yo uso Molida Premium de Res de la marca Green Farmers porque es orgánica, libre de hormonas, antibióticos, añadidos artificiales y proviene de animales alimentados 100% de pasturas naturales a cielo abierto.  Si no comen carne, pueden remplazar con setas!
  • ¼ de taza de cebolla picada finamente
  • 5 clavos
  • Salsa marinara 
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • Canela
  • Sal marina o del Himalaya y pimienta

Preparación 

  1. Lavar las calabacitas y cortar ambas puntas.  Pueden pelar si desean, yo las uso con todo y cáscara.
  2. Colocar en el spiralizer y girar la manija para obtener la pasta.
    SpaghettiCalabacita3-1024x1024
  3. Extender las calabacitas en una charola y esparcir sal de grano.  Dejar reposar por alrededor de 30 minutos.  La sal de grano ayudará a remover el exceso de agua.
  4. Exprimir el agua de las calabacitas, enjuagar y secar.
  5. En una olla caliente agregar aceite de oliva y sofreír la cebolla hasta que se ponga transparente.
  6. Agregar la carne molida.
  7. Añadir sal, pimenta, canela y los 5 clavos.
  8. Bajar la flama, tapa y dejar cocinar por cinco minutos aproximadamente.  Verificar la sazón.
  9. Añadir la salsa marinara, volver a tapar y dejar cocinar por 10 minutos aproximadamente. ¡Ya tienes tu salsa boloñesa!
  10. Agregar el spaghetti y mezclar permitiendo que se caliente pero que no se cueza demasiado.  Debe quedar al dente es decir, ligeramente crujiente.  De esta forma se conservan más micronutrientes y el sabor es delicioso.
  11. Opcional: al servir  añadir parmesano rallado y hojas frescas de albahaca.

 

¡Presto!

IMG_2736

Read More

Sopa de hongos, rajas y flor de calabaza

Posted by on Apr 18, 2017 in Lo que yo como, Recetas | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Instagram

IMG_2923

 

Ingredientes

  • Aceite de oliva extra virgen
  • ½ cebolla blanca picada finamente
  • 2 tazas de champiñones rebanados
  • 2-3 manojos de flor de calabaza.
  • 1 taza de rajas delgadas de chile poblano.  El chile se tiene que quemar en el comal.  Una vez que está totalmente negro, se coloca dentro de una bolsa de plástico y se deja sudar.  Después se remueve la cáscara negra, se desvena y rebana en rajas delgadas.  Tip: pueden comprar las rajas congeladas 😀 
  • 1 taza de granos de elote blanco crudo
  • Opcional: pueden agregar otras verduras como zanahorias, calabazas, ejotes, chayotes o nabos.
  • Dos ramas de epazote
  • Caldo de carne y huesos de res. Esto le dará un gran sabor pero además gran aporte de minerales y colágeno.   Si no se quieren usar productos de origen animal, se puede utilizar solo agua.  
  • Sal y pimienta

 

Preparación

  1. En una olla caliente agregar aceite de oliva y sofreír la cebolla hasta que se ponga transparente
  2. Añadir las rajas y dejar que se sofrían ligeramente.
  3. Agregar los granos de elote. 
  4. Agregar la flor de calabaza. 
  5. Agregar los champiñones.  
  6. Sal pimentar.   Ojo: si usan caldo de huesos que ya tiene sal,  es posible que solo necesite un poquito en este punto.
  7. Cuando los champiñones comiencen a soltar su jugo, añadir el caldo de res y dejar hervir. 
  8. Bajar el fuego, tapar y dejar cocer durante 5 minutos. 
  9. Agregar otras verduras y el epazote, volver a tapar y dejar a fuego lento otros 5 minutos o hasta que todo esté cocido.  

¡Provecho!

 

 

Read More