Relájate

Ensalada Thai. Una cascada de color y poder antioxidante.

Posted by on Aug 15, 2012 in Lo que yo como, Lunes sin carne, Relájate | 6 comments

Fácil, rápido, nutritivo y delicioso

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

Esta ensalada no solamente es deliciosa y vistosa.  Además, es súper saludable pues todos sus ingredientes son ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales.

El chalote es rico en flavonoides que protegen de radicales libres, reduciendo el riesgo de cáncer, diabetes y problemas cardiacos.  Es además rico en vitamina A, potasio y ácido fólico.

La col morada es rica en polifenoles, con gran poder anti-inflamatorio.  También es excelente fuente de vitamina K y vitamina C.

El perejil es también rico en vitaminas K, C y A, y en polifenoles (especialmente luteolina).

Los cacahuates, el ajonjolí y las nueces son ricos en proteína, grasa monoinsaturada, polifenoles (anti-cancerígeno), resveratrol (protege del cáncer, problemas cardiacos, infecciones virales y por hongos, y  evita la vaso-constricción), vitamina E (mantiene la integridad de las membrenas celulares, protege de radicales libres), potasio, manganeso, calcio, hierro, magnesio, zinc, selenio y complejo B.

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y contiene gingerol, un antioxidantes que lucha contra los radicales libres que dañan la piel.

*Para dos personas

 

Ingredientes

  • 1/2 lechuga italiana
  • ½ taza de col morada en tiras
  • Las hojas de 3 ramas de perejil
  • Frijoles de soya tiernos (edamame) sin la cáscara
  • Una cucharadita de cacahuates naturales troceados
  • 4 nueces de la india en mitades
  • ½ zanahoria rallada
  • 3 champiñones fileteados
  • ¼ de pimiento morrón rojo en tiritas
  • ¼ de taza de germen de soya
  • 1 cucharadita de cebollin picado

Para el aderezo:

  • ½ cucharadita de jengibre fresco rallado
  • 1 cucharadita de cebollín picado finamente
  • 1 chalote finamente picado
  • El jugo de ½ limón
  • 1 cucharadita de aceite de ajonjolí
  • 1 cucharadita de vinagre de arroz
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana
  • 2 cucharaditas de salsa soya
  • 1 cucharadita de cacahuate triturado
  • 1 cucharadita de ajonjolí
  • 4 cucharaditas de agua natural
  • 1 cucharadita de miel de agave o de abeja
  • Hojuelas de chile al gusto

Preparación

  1. Mezclar todos los ingredientes del aderezo.
  2. En una ensaladera ir colocando cada uno de los ingredientes por separado y agregarles aderezo, revolver y colocar sobre un platón en forma de montaña.  Es decir, primero una cama de lechuga, después la col, el germen de soya, los champiñones, el pimiento, la zanahoria, los frijoles de soya, las nueces y los cacahuates.

Extras

  • Se pueden agregar tiras o cubos de pechuga a la parrilla o de tofu.  En la foto aparecen cubos  de tofu horneados con aceite de coco y sazonados con finas hierbas.

Read More

Cómo utilizar TOFU

Posted by on Jul 27, 2012 in Lo que yo como, Lunes sin carne, Relájate | 0 comments

Fácil, rápido, nutritivo y delicioso

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

El tofu es un derivado de la soya.  Se elabora a partir de la coagulación de la leche de soya, formando bloques, en un procedimiento similar al de la producción de queso fresco.

 

El tofu es un alimento de alto valor nutricional, es una excelente fuente de proteína vegetal.  Por cada 100 g aporta 76 kcal, 8.2 g de proteína (16% VDR), 350 mg de calcio (35% del VRD), 5.4 mg de hierro (42% VDR)  y además es bajo en sodio aportando 7 mg.

 

Es un ingrediente con un sabor muy neutro por lo que es muy versátil a la hora de cocinar.

 

Es importante saber algunas cosas para prepararlo correctamente.  Lo primero es que dependiendo del tipo de platillo que se quiere cocinar, se debe de elegir el grado de firmeza del tofu.

 

Básicamente hay dos tipos de tofu de acuerdo a su consistencia: suave y firme.

 

El tofu suave o líquido, llamado Silken o estilo japonés, es perfecto para salsas, aderezos, postres y pastelería, ya que tiene una consistencia cremosa y espesa.

 

 

 

Se mantiene a temperatura ambiente en envases tipo tetrapack.  Para usarlo simplemente retíralo del empaque y úsalo de acuerdo a la receta.

 

Es importante saber que este tipo de tofu es muy frágil, se desmorona fácilmente, por lo que debe manejarse con cuidado.

 

Si no se utiliza la totalidad del tofu,  colócalo en un contenedor, agrégale agua hasta que lo cubra, tápalo y guárdalo en el refrigerador por alrededor de una semana.

 

El tofu firme o extra firme, también llamado estilo chino o cuajada de soya o frijol, tiene una consistencia más sólida, tiene forma de cubo y se utiliza cuando se quiere mantener la forma del tofu por ejemplo al asar, hornear o freír.

 

 

Se encuentra en contenedores de plástico que requieren refrigeración.  Parecido al queso fresco, el tofu firme tiene un importante componente líquido, por lo que antes de cocinarlo se tiene que remover el exceso de agua.

 

Para utilizarlo, remuévelo con cuidado del contenedor y colócalo en un plato hondo entre dos toallas de papel absorbentes.

 

Para que se exprima bien, es importante colocarle algo pesado encima.  Yo uso un recipiente de cerámica como el de la foto.  Un librazo de cocina también es buena opción 🙂

 

 

 

Se debe dejar exprimiendo 30 minutos hasta que las toallas queden empapadas.

 

 

 

Con cuidado, desprender las toallas y ahora sí, utilizar el tofu como se desee.

 

 

 

Toma en cuenta que aunque sea extra firme, el tofu es frágil por lo que se debe manejar con delicadeza.

 

Encontrarán en los empaques diversos grados de firmeza: media, firme, extra firme, suave, extra suave.  Pero básicamente se dividen en estos dos.

 

Les comparto recetas con tofu firme o extra firme:

Fajitas de tofu

Tofu a la naranja

Tofu a la parrilla con salsa de piña

 

Pronto subiré otras que utilicen el tofu suave.

 

¿Qué recetas de tofu pueden compartirnos?

Read More

Domingo: día perfecto para renovar energía

Posted by on Mar 2, 2012 in Diviértete, Motívate, Organízate, Relájate | 6 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

Imagen

 

 

El domingo no es el día de flojear ni de comer como si  no hubiera mañana.  El domingo es el día perfecto para RENOVAR ENERGÍA.

 

Descansar no es sinónimo de flojear, de hecho el objetivo del descanso es renovar energía y reparar daños en el cuerpo.  Muchas veces cuando nos sentimos con flojera en vez de hacer actividades que nos activen, al contrario, nos echamos en el sillón y obviamente eso nos baja más la energía.  ¡Rompe el ciclo!

 

Tips para RENOVAR ENERGÍA los domingos

 

Muévete.   No quiere decir correr carreras o hacer ejercicio extenuante, sino simplemente mover tu cuerpo.  Caminar en un museo, jugar en un parque con tus hijos,  andar en bicicleta, jugar un partido con tus amigos…

 

Realizar una práctica espiritual, sea religiosa o no, el objetivo es conectarte profundamente contigo: ¿quién eres, qué quieres, qué es importante para ti?

 

Come ligero.  Comer en exceso, sobretodo grasas y azúcares, genera en el cuerpo un efecto “cruda” al día siguiente, es decir, molestias digestivas, capacidad mental disminuida, dolor de cabeza, cansancio… ¿Quieres sentirte crudo los lunes?

 

Evita el alcohol. En el mismo tono de la recomendación adicional, modera tu consumo de alcohol.  Procesarlo es una actividad extenuante para tu cuerpo y el exceso del mismo es una agresión.

 

Disfruta el domingo, vívelo.  Muchas personas se pasan el domingo quejándose y sufriendo porque al día siguiente es lunes.  En vez de disfrutar su día libre, se la pasan preocupados por la semana laboral que inicia.   Vive el HOY.

 

Rompe la monotonía.  Vivas donde vivas, estoy segura que hay actividades divertidas y diferentes que puedes hacer.  Las tradiciones son bonitas, pero no pasa nada si un domingo no vas a casa de tu abuelita o de tu suegra.

 

Conecta con la naturaleza. Respira aire fresco, siente el viento en tu cara, lee a la sombra de un árbol, camina en la playa, sube una montaña, admira el color de las flores, recibe el calor del sol…

 

Haz algo que te encante: convivir con tus hijos, pintar, nadar, tejer…

 

Ríete. Reír genera endorfinas y vínculos con otras personas.

 

Demuestra gratitud. Reflexiona sobre todo aquello por lo que te sientes afortunado, pero sobretodo agradece tener un trabajo que te permite disfrutar tu domingo.

 

Realizar un ritual de belleza/cuidado personal.  ¿Qué mejor manera de prepararte para la semana que cuidar tu cuerpo y lucir sensacional?  Arréglate las uñas, exfóliate, ponle un tratamiento a tu cabello, date un baño con sales…

 

Deja todo organizado para la semana: comidas, ropa, agenda…

 

Duerme temprano.

 

¿Cómo son sus domingos? ¿Qué pueden hacer para disfrutarlos más?

 

COMPARTE E INSPIRA cómo vivir un domingo saludable en tu ciudad 

Read More

¡Recupera tu hora de comida!

Posted by on Sep 14, 2011 in Come bien, Motívate, Organízate, Relájate | 5 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

¿Cuánto tiempo le dedicas a la hora de la comida?  Es más, ¿tienes hora de comida o vas comiendo a lo largo del día lo que se puede, cuando y donde se puede?

Una estadística de The American Heart Association indica que el 75% de los empleados estadounidenses que trabajan en oficinas comen frente a su escritorio de 2 a 3 veces a la semana, y lo hacen en menos de 20 minutos.

¿Te suena?

Vivimos tan acelerados, con la idea de que lo más importante es el trabajo, es hacer dinero, es cumplir…que nos olvidamos de nosotros mismos

No nos ha caído el veinte, ni a nosotros, y menos a los empleadores, que el descanso y la buena alimentación son vitales para la productividad de una persona.

No somos computadoras que enchufas a la luz y pueden estar prendidas 24/7.  Somos más bien como autos a los que se les acaba la gasolina y por lo tanto, se les debe llenar el tanque diariamente y darle mantenimiento regularmente.

¿Por qué darse un tiempo para comer?

Conforme pasan las horas el cuerpo consume energía y cuando sus reservas comienzan a agotarse el rendimiento disminuye.   Existen dos mecanismos para proporcionarle energía al cuerpo: alimentarnos y descansar.

Por lo tanto, si queremos estar concentrados, creativos y dar resultados, es crucial darnos AL MENOS una hora para comer y hacerlo FUERA DE NUESTRA OFICINA.

Los beneficios no solamente son para el cuerpo, sino también para la mente y nuestra vida social.

  • Desconectarse del trabajo disminuye el estrés y renueva.
  • Es una oportunidad de convivir con compañeros de trabajo.
  • Hace que te muevas.  Por poco que sea, subir escaleras y caminar es benéfico para tu salud.
  • Si puedes salir,  recibir la luz del sol y respirar aire fresco relajan y favorecen una mejor circulación y el aprovechamiento de ciertas vitaminas.
  • Si puedes comer en un parque, el contacto con la naturaleza tranquiliza y refresca.

Si quieres que te respeten, empieza por respetar tú

Respeta tu hora para comer en el trabajo, si no lo haces tú, menos lo harán los demás. Igualmente, respeta la hora de comida de otras personas.

No te sientas culpable

¿Cómo es posible que sintamos que descansar es incorrecto, improductivo o mal visto? Es como si no quisiéramos ir al baño porque no se fuera a enojar el jefe.  El descanso  y la alimentación son necesidades fisiológicas del organismo, no son opcionales, son absolutamente vitales.

Comer tranquilamente y descansar ES TU DERECHO.

Cambia de sitio

Aléjate de tu escritorio, come en la cafetería, restaurante, comedor o al aire libre.

Durante la comida…

  • No hables de trabajo con tus compañeros, compartan su vida y ríanse un rato.
  • No contestes el celular ni el correo electrónico.
  • Come pausadamente.  Invierte una hora de tu día en ti.
  • Toma agua natural.
  • Varía tus alimentos, come sanamente.
  • Trata de comer con platos, cubiertos y vasos, no en tuppers o aluminios.  La presentación sí importa.
  • Pon tu atención al acto de comer.  Vívelo con tus cinco sentidos.
  • Come hasta sentirte satisfecho, no demasiado lleno.
  • Una vez por semana practica comer en total silencio.  Vivimos rodeados de ruido. Regálate un momento de paz.
  • No hagas caso de la presión social por comer chatarra, comer deprisa o no comer.  Tu prioridad eres tú.
  • Organiza un club de comida con algunos compañeros de trabajo.  Cada día alguien tiene que llevar comida casera para todos.  Es una manera de ahorrar y variar la dieta sin invertir demasiado tiempo en la cocina.

Después de comer…

Esto aplica no solamente para las personas que trabajan en una oficina, también para los freelanceros, las mamás y cualquier otra persona que simplemente ha dejado de darse el tiempo para comer con calma.

¿Cómo vives tu hora de la comida?

¡TE INVITO A QUE INVIERTAS EN TI Y RECUPERES TU HORA DE LA COMIDA!

Read More

Cómo salir de un círculo vicioso

Posted by on Sep 12, 2011 in Emociones, Motívate, Organízate, Relájate, Yo | 13 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

He de confesarles que desde hace un mes he caído en uno de los círculos viciosos más constante en mi vida.

So pretexto de tener mucho trabajo, de estar concentrada en mi tesis, exámenes y otros asuntos personales, me he permitido caer en ese círculo…nuevamente.  Sí, yo me lo he permitido, porque nadie me ha obligado a desvelarme, ni a hacer siesta…yo lo he elegido.

Llevo días sintiéndome molesta: con baja energía, con sueño, irritable, desconcentrada (irónicamente). Había estado viviendo en la inconsciencia, en la prisa de la vida, en mi prisa y es ahí donde ¡ZAZ! cuando menos lo pensamos estamos como ratitas corriendo en la rueda de nuestro propio círculo vicioso.

Y lo que es fabuloso es cómo nuestra mente de entrada justifica e incluso ratifica la necesidad de estar en el círculo: “Es que no me alcanza el tiempo”, “Es que me concentro mejor de noche”, “No pasa nada sin un día dejo de hacer ejercicio (o dos, o tres)”, “Cuando entregues la tesis te recuperas”….

Pero la vida sólo se vive hoy, sólo se vive en consciencia.  La inconsciencia no tiene opción, vive en automático.  Pero la consciencia elige.  Por lo tanto, yo hoy elijo romper el círculo vicioso y transformarlo en un círculo virtuoso.

¿Qué es un círculo vicioso?

Es un patrón de acciones, emociones y/o pensamientos negativos y disfuncionales que se enlazan entre sí formando un ciclo que se repite a lo largo del tiempo.

Es un ciclo cerrado, donde no hay opción, sino reacción automática. Es una conducta que se repite a pesar mío.

Cómo salir de un círculo vicioso

Hazlo consciente

1)      Observa a tu cuerpo. Tu cuerpo es tu mejor aliado pues generalmente es el primero que se da cuenta de que algo anda mal y te manda señales de aviso: dolores de cabeza, tensión en los hombros, insomnio o somnolencia, sobrepeso, irritabilidad, depresión…

2)      Observa cómo te sientes.  Si hay emoción negativa, hay círculo vicioso.  La incongruencia interna es otra señal muy poderosa de que algo no va bien.  Es esa sensación de saber que estamos haciendo algo en contra de nosotros mismos.

 

Dibújalo

Poner en papel brinda una gran claridad, así que dibuja tu círculo y describe los procesos que te tienen atrapado.

 

Asume la responsabilidad

Como les decía, la mente racional de entrada se defiende y comienza a poner excusas y pretextos.  Identifícalos, analízalos y desengánchate de ellos.

Deja de echarle la culpa a las circunstancias: “Es que tengo mucho trabajo” y asume que tú y solo tú has elegido esas conductas.  Y que tú tienes el poder de elegir otras que te hagan sentir mejor.

 

Cuestiona cada paso y concéntrate en la solución

Utiliza preguntas poderosas:

En vez de

¿Por qué…?  ¿Por qué tengo sobrepeso? ¿Por qué hago dietas milagro?

Lleva a una justificación, a un pretexto

Utiliza

¿Y si…? ¿Y si ya no tengo sobrepeso? ¿Y si ya no hago dietas milagro?

¿Qué pasaría si…? ¿Qué pasaría si ya no hago dietas milagro?

¿Cómo puedo…? ¿Cómo puedo dejar de tener sobrepeso? ¿Cómo puedo dejar de hacer dietas?

¿Qué puedo hacer…? ¿Qué puedo hacer para dejar de tener sobrepeso?  ¿Qué puedo hacer para dejar de hacer dietas?

Lleva a una solución creativa.

 

Mi ejemplo:

Pregunta que lleva a la justificación, por lo tanto al problema:

¿Por qué…? ¿Por qué me desvelo tanto?  Es que tengo mucho trabajo.

Pregunta que lleva a la meta y  genera una solución creativa:

¿Y si…? ¿Y si dejo de desvelarme?

¿Qué pasaría si…? ¿Qué pasaría si me aguanto y no hago siesta?

¿Cómo puedo…? ¿Cómo puedo despertarme más temprano?

¿Cómo puedo…?  ¿Cómo puedo evitar la siesta? Yendo al cine, ir a un café con una amiga, haciendo ejercicio…

¿Qué puedo hacer…? ¿Qué puedo hacer para dormirme más temprano?  Planear correctamente las tareas y actividades de cada día, implementar un ritual de relajación una hora antes de mi hora meta de dormir…

 

 

Elige la vuelta de tuerca

Para romper el círculo, basta con que una parte del proceso se modifique. ¿Cuál es la parte del proceso que debes modificar? ¿Qué proceso es más sencillo para ti modificar?

Mi ejemplo:

¿Me es más fácil dormirme temprano o saltarme la siesta?

Dibuja el círculo virtuoso

Ten claro cuál es el siguiente patrón que quieres adquirir y los pasos necesarios.

 

Elabora un plan de acción

¿Qué necesito hacer para implementar ese círculo virtuoso? Sé lo más descriptivo y específico posible.

 

Mi ejemplo:

Actualmente estoy durmiendo a las 2:00 a.m. Durante una semana comenzaré a dormirme una hora antes (1:00 a.m.) y gradualmente dormiré más temprano hasta alcanzar mi hora meta de 11:00 p.m. en un periodo de un mes.

Encuentra las raíces que te llevaron al círculo vicioso

Cuestiónate:

¿Cuándo y por qué surgió este círculo?

¿Es un círculo que parece recurrentemente en tu vida? ¿Bajo qué circunstancias y emociones?

¿Qué estrategias puedes llevar a cabo para evitar que se repitan dichas circunstancias que te llevaron al círculo vicioso?

Mi ejemplo:

Mi círculo vicioso aparece en periodos de alta carga de trabajo que me generan estrés.  Está ligado a una sensación de ansiedad.

Algunas estrategias: control estricto de mis tareas en mi agenda personal, gestionar mejor mi tiempo a través de la Técnica Pomodoro, seguir estrictamente mis rituales matutinos y vespertinos que me ayudan a relajarme y enfocarme.

 

 ¿Qué círculos viciosos han sido o son recurrentes en tu vida?

Te invito a seguir estas recomendaciones para salir de ellos y compartirnos tu experiencia.

Read More

Recomendaciones saludables para “la línea”

Posted by on Sep 6, 2011 in Come bien, Lo que yo como, Relájate | 4 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

Vivir en una ciudad fronteriza brinda la increíble oportunidad de tener lo mejor de dos mundos.  En esta zona realmente se vive en ambos países, viajando constantemente de Tijuana a San Diego incluso en el mismo día.  Trabajar de un lado, vivir del otro.  Ir el sábado a la playa de un lado y el domingo a una comida del otro.

Pero para cruzar a Estados Unidos se tiene que hacer la famosa “línea”, esa laaarga fila de autos esperando su turno para pasar revisión por la garita.  Dependiendo del día, la hora y la suerte se pueden hacer unos minutos o hasta un par de horas.

Imagen

Dado que la espera puede ser bastante larga y tediosa, es importante prepararse para la travesía, así que les comparto mis recomendaciones saludables para “la línea”.

La primera y más importante: vayan al baño antes de subirse al auto.  No hay muchas opciones a lo largo de la fila y las que hay no se las recomiendo.  No saben lo angustiante que es ir en la cola muriéndote de ganas de hacer pipí.

A lo largo de la línea encontrarán varios puestos de comida ofreciendo de todo: desde burritos y tamales (por la mañana) hasta churros y cocteles de camarón.  Claro, pasando por los refrescos y papas con salsa.  Mi recomendación es que se abstengan de comprar cualquier chuchería chatarrosa. En especial mucho cuidado con la fruta, verdura o mariscos, que llevan asoleándose y empolvándose un buen rato…

Ah! Y evitar en especial los famosos “tostilocos” los cuales se merecen su propio post, pero son una bomba de picante, sal y limón para el estómago.  Ya he oído historias de indigestiones en plena línea gracia a ellos…

Yo sé que el hambre (y el ocio) atacan fuertemente en el trayecto, pero para ello les sugiero que lleven un lunch sano.  Por ejemplo, un par de frutas y un mix de nueces.  El que yo me hago consiste de: almendras enteras, nueces, pepitas de girasol, pasitas y arándanos.

Mantenerse hidratado es importante, lleven una botellita de agua con ustedes.

Protéjanse del sol con filtros solares.  Incluso al estar en la sombra o cuando crean que no está muy fuerte el sol.  Lo mejor es tener un protector solar en el auto para cuando se ofrezca.

No bajen el vidrio de su auto.  Estar respirando los gases de los  carros y el polvo no es sano.

Lleven consigo buena música, un libro, el periódico, compañía interesante, eso siempre hace el trayecto más ameno.

Vivan la línea como una oportunidad para practicar la paciencia.  No se desesperen, no peleen, no se enojen.  De todas maneras no hay para dónde moverse.  Tomen ese momento con la mejor actitud y acéptenlo tal cual.

Vecinos fronterizos, ¿ustedes cómo viven la línea?

 P.D. Estas mismas recomendaciones aplican para cualquier defeño que tiene que cruzar el periférico y en general para cualquier situación de tráfico mortal.

Read More