Síntomas

Existen diverso síntomas o condiciones que pueden estar asociados a la Sensibilidad a los Alimentos, tales como:

 

Digestivos

  • Estreñimiento crónico
  • Diarrea crónica
  • Flatulencias
  • Eructos
  • Mal aliento
  • Inflamación abdominal
  • Colitis
  • Gastritis
  • Retención de líquidos
  • Sensación de estar lleno aún varias horas después de haber comido
  • Retortijones

 

Estado de ánimo

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Cambios repentinos de estado de ánimo
  • Hiperactividad

Músculo-Esqueléticos

  • Artritis
  • Osteoartritis
  • Debilidad
  • Dolores musculares
  • Calambres
  • Tirones, espasmos
  • Torpeza física

Genitourinario

  • Comezón vaginal
  • Flujo
  • Síndrome premenstrual
  • Urgencia urinaria
  • Infecciones urinarias recurrentes

Respiratorio

  • Asma
  • Flujo nasal
  • Tos
  • Disfonía
  • Inflamación de labios, boca, lengua cara y/o garganta (angioedema)
  • Dificultad para respirar
  • Jadeos
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para tragar
  • Sinusitis

Cardiovascular

  • Hipertensión
  • Arritmia

Cutáneos

  • Hipersudoración
  • Urticaria
  • Ronchas
  • Acné
  • Resequedad
  • Ojeras
  • Enrojecimiento
  • Caspa
  • Eczema
  • Picazón (prurito)
  • Cabello quebradizo
  • Uñas quebradizas

Cabeza

  • Dolor de cabeza
  • Migraña
  • Dolor en el cuello
  • Presión en las sienes
  • Punzadas
  • Mareo
  • Pérdida de equilibrio
  • Vértigo

Oídos y ojos

  • Oídos tapados
  • Mareo por movimiento
  • Ojos llorosos, rojos y/o irritados
  • Dolor de oído
  • Zumbidos
  • Comezón
  • Hipersensibilidad a la luz y/o sonidos
  • Visión borrosa

Energía

  • Agotamiento físico
  • Lentitud
  • Fatiga crónica
  • Somnolencia

Problemas de peso corporal

  • Inhabilidad para bajar de peso
  • Antojos incontrolables

Otros

  • Pesadillas
  • Insomnio
  • Problemas de aprendizaje
  • Concentración y memoria disminuidas

 

 

¿Qué es la Sensibilidad a los Alimentos?