MI CAMINO

El estilo de vida saludable no es una meta que se logra, es un camino que se recorre.  Es un proceso continuo de descubrimientos y aprendizaje.

Hubo un momento en mi vida en el que no me sentía bien, nada bien.  No estaba feliz con mi trabajo ni con mi profesión, estaba incómoda en mi cuerpo, me despertaba cansada, tenía problemas para dormir, comía por ansiedad y seguía sufriendo de las migrañas crónicas que me habían acosado desde la infancia.  Me di cuenta que mi cuerpo estaba somatizando ese desbalance general en mi vida.  Que el hecho de no tener claro quién era yo y qué quería repercutía en mi salud.

Sabía que si quería que mi vida fuera diferente debía salir de mi zona de confort, lo cual no fue nada fácil e implicó muchos cambios y experiencias como:

  • Conocerme, confrontarme, aceptarme.
  • Encontrar mi vocación.
  • Cambiar radicalmente de profesión.
  • Renunciar a la seguridad de un cheque quincenal.
  • Aprender, estudiar, comprometerme.
  • Cambiar de residencia.
  • Vencer medios internos y externos.
  • Emprender.
  • Arriesgar.
  • Dejar de juzgar.  Sobre todo a mí.

Hoy  me dedico a hacer lo que me apasiona pero mi estilo de vida se sigue construyendo, día a día, con mis acciones diarias.  Acompáñame en mis proyectos y experiencias con los que aprendo y me divierto en esta búsqueda por ser cada vez más congruente con el estilo de vida saludable.

 

PROYECTOS

 

EXPERIENCIAS