Posts Tagged "digestion"

Infusión digestiva

Posted by on Dec 21, 2017 in Bebidas Calientes, Lo que yo como, Recetas, Relájate | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Instagram

 

Una infusión perfecta para cerrar el día o para tomar después de una comida pesada o difícil de digerir.

 

Ingredientes

  • Rajas de canela
  • Jengibre fresco
  • Anís estrella
  • Miel de abeja 

 

Preparación

  1. Poner la canela, el jengibre y el anís a hervir en agua. 
  2. Dejar hirviendo 5 minutos.
  3. Apagar la flama y tapar. 
  4. Dejar reposando 5 minutos más, colar y servir
  5. Agregar miel 
Read More

La importancia de comer bonito

Posted by on Jun 20, 2017 in Lo que yo como, Recetas | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Instagram

 

Observa estas dos imágenes:

651D402C-60BA-408B-8DB8-BB8412079ADF

8553AC21-2CFE-44DD-BA81-CDA023385242

 

Ambas retratan el mismo platillo: un sencillo atún con aguacate, jugo de limón y especias.  ¿Cuál te pareció más apetitoso? ¿Cuál de los dos te invita a comerlo?  

 

 

Comer bonito quiere decir presentar nuestros platillos de una forma bella, agradable para todos nuestros sentidos.  

 

Esto es importante porque:

 

Para realizar la digestión de forma correcta y para que nuestro cerebro detecte saciedad y pare de comer, es necesario experimentar PLACER.   Y la belleza es uno de los principales factores que genera placer.  Cuando vemos algo estético, cuando olemos aromas agradables,  se liberan endorfinas y dopamina que nos hacen sentir relajados y contentos.  

 

Estar relajados es el estado perfecto para que nuestro sistema digestivo haga su trabajo.  ¿Alguna vez has intentado comer enojado o triste? Muchas veces ni siquiera es posible hacerlo y si lo hacemos es de prisa y luego la comida nos cae mal.   El estado de relajación favorece los movimientos persistálticos, que las enzimas hagan su trabajo, que mastiquemos más en calma y que se puedan absorber correctamente los nutrientes.

 

Además, al comer algo que consideramos rico, favorecemos la saciedad.  ¿Sabías que si no comemos algo sabroso nuestro cerebro no termina de captar que ya comimos suficiente y va a seguir piediendo comida?  Gracias a la neuroimagen, ahroa sabemos que la saciedad no se activa únicamente porque el estómago está lleno,  también interviene el hecho de que se activa el centro de placer en el cerebro.

 

Quizá te ha ocurrido que pediste algo en un restaurante que no te gustó mucho y aunque al final estás físicamente satisfecho, sientes que te faltó “algo”.  Ese algo es ¡placer! 

 

 

Algo interesante es que lo que hace rico y placentero a  un platillo no es solo su sabor, sino cómo lo percibimos con todos nuestros sentidos: su olor, colores, presentación en el plato, el ambiente en el que lo comemos, sus texturas…

 

Puedes profundizar en el rol del placer en la digestión y saciedad en el episodio de mi podcast “Placer: el ingrediente secreto para adelgazar” 

 

Otro beneficio de comer bonito es que nos ayuda a BAJAR EL RITMO.  Cuando comemos directo de la olla o del tupper, en general comemos muy rápido, sin atención.  Lo hacemos mientras realizamos otra actividad: servirle a los hijos, terminar un trabajo en la computadora, hablar por teléfono.    Pero cuando ponemos un mantel y nos servimos en un plato de cerámica bonito, cuando ponemos música y cuando el platillo se ve apetecible, naturalmente bajamos el ritmo y ponemos más atención al acto de comer.

 

Esto es justo lo que ocurre cuando comemos en un restaurante.  El hecho de que el ambiente esté cuidado, la mesa se ponga bonita, el mesero nos atienda con amabilidad, los platillos se sirvan de forma bella y ordenada, nos pone en otro estado mental y emocional: el de disfrutar.   Y eso favorece comer con calma, y así aumenta el placer, detectar más fácil la saciedad y digerir mejor.  

 

Un beneficio más, que me parece muy importante, es que comer bonito nos hace sentir MERECEDORES.  Merecedores  de belleza, atención y dedicación.  Si tú no te das amor y cuidado, ¿quién?  Cada vez que te das el tiempo de servirte a ti mismo la comida de forma bonita, te estás diciendo: “me interesas”, “yo te cuido”, “te mereces comer bonito y bien”,  “date tiempo para disfrutar”.

 

Y por cierto, comer bonito no te lleva mucho más tiempo que comer feo.  ¡Es un hábito!  La diferencia en tiempo entre los dos platillos de las fotos son quizá 7 minutos.  Y la diferencia en la experiencia de comer es ¡infinita!  

 

Hoy te invito a comprometerte a incluir la belleza y el placer en tus comidas.  

Read More

Fermentado de col, piña, cúrcuma y jengibre

Posted by on Mar 2, 2017 in Come bien, Digestión, Lo que yo como, Recetas | 4 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Instagram

IMG_2449

 

Esta es una alternativa al Sauerkraut clásico deliciosa y súper saludable.   Recuerden que los fermentados son la mejor fuente de probióticos, clave para mantener nuestra salud digestiva.

 

Esta receta es de Caro Booth, les sugiero que la sigan en Instagram.

 

Ingredientes

  • 1 col o repollo rallado finamente.  Importante: antes de rebanar, apartar dos o tres hojas de la col pues servirán de tapa.  
  • ½ piña picada finamente
  • 1 cucharada de sal gruesa de mar o del Himalaya
  • ½ cucharada de cúrcuma
  • ½ cucharada de jengibre
  • 1 taza de agua caliente
  • 1 taza de agua a temperatura ambiente
  • ½ cuchara de vinagre de sidra de manzana con la madre marca Bragg´s (ver foto). En México  la encuentran en GNC y en tiendas saludables
  • Frascos herméticos de vidrio
  • Algún objeto que les sirva para hacer peso dentro del frasco, yo por ejemplo uso piedras (lavadas y desinfectadas), pesitas o caballitos de tequila o vasos de shots.

 

IMG_2447

 

Preparación 

  1. Mezclar en un recipiente la col, la piña y ½ cucharada de sal
  2. Masajear con las manos durante 10 minutos.  Verán cómo la col se suaviza y junto con la piña sueltan su jugo.
  3. Dejar reposar otros 10 minutos.
  4. Mientras tanto, disolver en la taza de agua caliente la otra ½ cuchara de sal, añadir la otra taza de agua a temperatura ambiente, la ½ cucharada de vinagre, la ½ cucharada de cúrcuma y la ½ cucharada de jengibre.  Disolver todo perfectamente.
  5. Agregar el líquido del punto anterior a la col con piña y mezclar todo.
  6. Enfrascar (utilizando la col con piña y el líquido), presionando hacia abajo para que todo se acomode.  Verás como el líquido va quedando sobre el sólido.  Deja al menos 2 cm libres antes de la tapa.
  7. Coloca hojas de col para tapar, después coloca los pesos y enrosca la tapa del frasco.
  8. Guarda en un lugar fresco sin luz directa del sol durante 5 a 7 días.  Si vives en un lugar caliente, la fermentación se da rápido en 5 días estará listo, si estás en un lugar frío espera dos o tres días más.  
  9. Todos los días deberás destapar los frascos con cuidado para liberar el gas y volver a cerrar inmediatamente.
  10. Una vez que los empieces a usar, guárdalos en el refrigerador.  

 

IMG_2463

 

 

¿Cómo y cuánto comer fermentados?

Yo sugiero consumir una cucharada al día para mantener buena salud digestiva.  De forma terapéutica (si tienes problemas digestivos o si estás resfriado) sugiero ½ taza al día.  Yo sugiero comerlos sin mezclarlos con otros alimentos.

Read More

Sauerkraut- fermentado básico de col 

Posted by on Nov 9, 2016 in Digestión, Lo que yo como | 0 comments

img_9410

 

¿Sabías que dos cucharadas de verduras fermentadas contienen el equivalente a 100 cápsulas de probióticos?  Sip, es más barato y más efectivo consumir fermentados hechos en casa que comprar complementos en cápsula.

 

Las verduras fermentadas son una de las fuentes más ricas y económicas de consumir probióticos de alta calidad y sobre todo de alta absorción.  El Sauerkraut o col agria es la forma básica de fermentar, a la cual se le añadir diversas verduras y dar diferentes sazones para crear fermentados sabrosos y variados.    En este post te comparto la receta.

 

Beneficios

Las verduras fermentadas:

  • Son más digeribles
  • Hacen más biodisponibles las vitaminas B y C de las verduras.
  • Contienen niveles altos de probióticos, básicos para el buen funcionamiento  de la flora intestinal, lo cual favorece la absorción de minerales y la producción de nutrientes como las vitaminas B y K2.   Además la salud intestinal es clave para mantener una salud mental óptima.
  • Descomponen y eliminan metales pesados y otras toxinas del cuerpo

 

Ingredientes 

  • 1 col/repollo
  • 1 cdita de Sal de mar o del Himalaya 
  • Frascos de vidrio 

 

Preparación

  1. Reservar dos hojas completas de la col y picar finamente el resto (yo lo hago en mi procesador)
  2. Colocar la col en un bowl y añadir 1 cdita de sal
  3. Masajear la col con las manos hasta que se ablande y suelte agua (5-8 min aprox)
  4. Colocar la col dentro del frasco de vidrio aplanando con las manos para que se compacte. Dejar aproximadamente dos dedos de espacio antes de la boca del frasco 
  5. Tapar con las hojas de la col
  6. Colocar piedras o pesos sobre las hojas para evitar que la col se levante 
  7. Cerrar el frasco 
  8. Dejar reposando una semana a temperatura ambiente sin contacto directo con el sol, abriendo el frasco diariamente para dejar escapar el gas y volviendo a cerrar inmediatamente. 

 

Para añadir otras verduras: 

  1. En un frasco agregar col ya mezclada con sal, y completar con rebanadas de cebolla, pimientos, zanahorias, coliflor, brócoli, etc.
  2. Se pueden agregar especias para añadir sabor como orégano, tomillo, eneldo, etc
  3. Tapar con hojas de col y poner pesos
  4. Tapar el frasco y dejar reposando una semana liberando el gas diariamente.

 

Cómo y cuánto consumir

  1. Para RESTAURAR la flora intestinal yo recomiendo tomar ½ taza al día por 30 días
  2. Para MANTENER salud digestiva 1-2 cucharadas diarias es suficiente 
  3. Puede consumirse sola, con chile piquín, con otras verduras en ensalada, como acompañamiento de carnes, aves y pescados 

 

Read More

El enojo y la salud

Posted by on Sep 17, 2012 in Emociones | 15 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

¿Qué es el enojo?

 

El enojo es una respuesta emocional y fisiológica ante la percepción de  un amenaza: hacia nosotros mismos, nuestra propiedad, nuestros derechos, nuestros seres queridos o en general cualquier parte de nuestra identidad.

 

La reacción puede ir desde una leve irritación, hasta la ira y la violencia.

 

Como la definición señala, el enojo es una RESPUESTA.  ¿Respuesta a qué?  Al MIEDO.  El origen profundo del enojo es el  miedo.

 

Cuando veas a alguien enojado, lo que realmente estás viendo es a alguien muy asustado.

 

Si analizas tu enojo podrás descubrir a qué le tienes miedo…y resolverlo.

 

Sentir enojo es normal y es útil.  Nos motiva a defendernos y a protegernos.  Cuando se maneja correctamente, nos empuja a realizar cambios positivos en nuestra vida y nos ayuda a afrontar las situaciones de la vida.

 

Pero cuando el enojo se vuelve crónico y no se maneja de forma correcta,  ocasiona efectos negativos en nuestra salud física, emocional, mental y social.


¿Cómo saber cuando el enojo ha pasado de ser un sistema útil de protección a un proceso dañino?

 

El enojo es dañino cuando interfiere en nuestro buen funcionamiento afectando  negativamente  la salud, relaciones personales, trabajo y cualquier otro ámbito de nuestra vida.


Síntomas de que te estás pasando de la raya

  • Cuando tú y/o lo que te rodean perciben que reaccionas exageradamente a las circunstancias.
  • Te cuesta trabajo calmarte.
  • Te sientes enojado muchas veces al día o la mayor parte del día.
  • No siempre estás seguro por qué o con quién estás enojado.
  • “Tienes la mecha corta” es decir, te enojas con gran facilidad ante cualquier estímulo, por pequeño que este sea.
  • Utilizas la agresión verbal y/o física.
  • Has perdido relaciones personales o trabajos por tu enojo.
  • Utilizas paliativos para el enojo, por ejemplo, alcohol, drogas, ejercicio excesivo o comida.


La expresión del enojo

 

El enojo no es forzosamente escandaloso.   De hecho, la mayoría de las personas no se la pasan pateando puertas ni gritándole a sus empleados, sino que utilizan medios más sutiles para manifestar el enojo como críticas, burlas, sarcasmos, indiferencia o se lo guardan para  sí mismos.

 

El enojo se expresa básicamente de dos formas:

  1. Hacia afuera: gritar, pelear, criticar, molestar, atacar, golpear…
  2. Hacia adentro: resentimiento, charla interna destructiva, odio, enfermedades psicosomáticas…


¿Cómo funciona el enojo en nuestro cuerpo?

 

Como vimos, el enojo es un sistema de alarma que activa el mecanismo de huir o pelear, el cual te pone alerta para afrontar la situación que se percibe como de peligro.

 

Dicho mecanismo de huir o pelear, libera las hormonas adrenalina y cortisol, lo que se siente como una descarga de energía.   Se aceleran los latidos del corazón y la respiración se vuelve más agitada. Los vasos sanguíneos se contraen y la presión aumenta.    Los músculos se tensan.

 

Esa reacción nos permite aguzar los sentidos, enfocarnos y tener la energía suficiente para actuar rápidamente.

 

 

Fuente


Consecuencias negativas del enojo crónico

 

¿Han escuchado alguna vez la anécdota de que a una persona le dio diabetes por un coraje?

 

 

Pues aunque seguramente esa persona ya tenía descontrolada la glucosa en sangre, y no fue UN coraje, sino seguramente varios, es cierto que el enojo genera una serie de consecuencias en el cuerpo que pueden aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades tan graves como la diabetes, hipertensión o incluso causar un infarto al corazón.

 

Cuando el enojo se vuelve crónico, el sistema cardiovascular se desgasta.   Un exceso de cortisol en sangre genera un desbalance en la glucosa-insulina en sangre (como expliqué en este post), aumenta los niveles de colesterol, generando placas en las arterias y aumenta la presión sanguínea.   Todo esto es la antesala de un problema cardiaco grave.

 

Aunado a esto, se afecta el funcionamiento de la tiroides y con ello el metabolismo.

 

En cuanto a digestión, el enojo aumenta la secreción de ácido en el estómago, causando dolor, gastritis, reflujo, náuseas y aumentando el riesgo de la formación de úlceras.

 

Además, como se disminuye el flujo sanguíneo hacia los intestinos durante el mecanismo de huída o pelea,  se afecta el ritmo de las contracciones del intestino, generando problemas para evacuar que se manifiestan o con estreñimiento o con diarrea.

 

La tensión muscular crónica genera dolor, incomodidad y puede desencadenar migrañas e insomnio.

 

Estar enojado genera cansancio.  Esa contante tensión, estado de alerta, energía…genera fatiga crónica.  Un ciclo en el que estados de mucha energía son seguidos por estados de extremo cansancio.

 

El enojo afecta la relación que tenemos con nosotros mismos y con los demás, genera relaciones conflictivas y problemas en todos los ámbitos de nuestra vida.

 

 


¿Cómo manejar el enojo?

¡Ahhhh los dejo en suspenso!  Manténganse atentos porque en el próximo post les compartiré… 10 formas de manejar el enojo

Read More