Posts Tagged "niños"

Agua: la mejor hidratación para los niños

Posted by on Aug 28, 2014 in Come bien, Consumo responsable, Niños | 3 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

Girl-Drinking-Water1

Fuente

 

Como ya hemos platicado mucho aquí en el blog, los niños representan un gran mercado para la industria alimenticia.  Tristemente, la comida menos saludable es la que se diseña y vende al público infantil.   Esto incluye el ramo de las bebidas.

 

Los niños NO necesitan aguas ni leches saborizadas tampoco jugos ni refrescos. 

 

Al contrario, consumirlos en exceso es dañino para su salud porque dichos productos contienen demasiada azúcar, colorantes, saborizantes y conservadores, que son factor de riesgo para desarrollar diabetes, sobrepeso, obesidad, colesterol elevado y pueden ocasionar daño renal a largo plazo.

 

Además, el exceso de azúcar genera hiperactividad y problemas de sueño, además de que causa adicción.

 

Tomemos como ejemplo, Bonafont Kids con jugo sabor manzana.  El poder del consumidor, nos ofrece una radiografía de este producto en la que, al analizar su contenido, descubre que esta botellita contiene 14.4 g de azúcar, lo cual equivale a tres cucharadas cafeteras de azúcar, lo cual cubre la recomedación recomendada de consumo de azúcar para un niño ¡en todo el día!  Pueden leer la radiografía completa aquí.

 

Y este es solo un ejemplo, otras bebidas como las leches de chocolate Hershey´s, el Yakult, los juguitos embotellados, los Boing, Frutsi…todos son altísimos en azúcar.

 

Entonces, ¿qué deben tomar los niños?

La mejor fuente de hidratación para los niños es, igual que para los adultos, el agua natural.

 

El cuerpo de un niño pequeño está constituido por agua casi en un 80%, mientras que el de un adulto en un 65% aproximadamente.  Por ello es muy importante proporcionar la suficiente cantidad de agua al cuerpo para que mantenga sus funciones vitales.

 

La deshidratación en los niños puede ocasionar estreñimiento, dolores de cabeza, decaimiento, piel seca, resequedad en la boca y los ojos, resequedad en las mucosas internas, mal olor corporal, mala absorción de nutrientes y eventualmente, problemas renales.

 

¿Cuánta agua deben tomar los niños?

Estas son recomendaciones generales que incluyen la cantidad total de líquido incluyendo agua natural y bebidas complementarias (infusiones, leche, sopas, caldos, etc.)  El consumo puede variar dependiendo del clima y  la actividad física. Siempre consulta a tu médico.

  • 0-6 meses: los requerimientos de agua se cubren en su totalidad con leche materna.  No hay necesidad de ingerir agua natural extra.
  • 6 meses – 1 año: aproximadamente 3.5 tazas
  • 1-3 años: aproximadamente 4 tazas
  • 4-8 años: aproxiamadaente 5 tazas
  • 9- 13 años: aproximandamente 7-8 tazas
  • 14 años en adelante: aproximadamente 8-10 tazas

 

Fuentes saludables de agua

  • Agua natural
  • Agua natural con frutas o verduras (sin endulzar o endulzando con moderación utilizando estevia)
  • Agua natural de coco (sin azúcar añadida)
  • Sopas y caldos
  • Infusiones herbales (sin endulzar o endulzando con moderación utilizando estevia)
  • Lechadas vegetales (almendra, coco, arroz, avena)
  • Leche materna

 

Fuente:

Ruelas, Enrique, et.al. Agua: salud y bienestar. México: 2014.

 

Te puede interesar:

Formas creativas de tomar agua natural

Read More

Menús infantiles en restaurantes

Posted by on Apr 10, 2013 in Niños | 14 comments

image

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

Hoy en día es ya común que ofrezcan en todo tipo de restaurantes el “Menú infantil”.    En la inmensa mayoría de los establecimientos este menú podría llamarse “Menú chatarra” porque de lo que está compuesto es de  pastas, hamburguesas, papas a la francesa, pescados empanizados,  pizza, nuggets, juguitos…es decir, de platillos cargados en harinas refinadas, azúcares, grasas, sal, aditivos sintéticos y eso sí, mucho color, caritas felices hechas con salsa cátsup y un mantelito para colorear.

¿A quién se le ocurrió que los niños necesitaban de un menú especial y que ese menú debería de componerse de este tipo de  comida?  A la industria alimenticia  que vende esos productos y que encontró un nicho de mercado perfecto que se deja llevar por la apariencia, el juguete, los colores, y que no tiene criterio para decidir lo mejor para su salud.

Estos menús no están basados en ninguna recomendación nutricional,  no fueron creados ni sugeridos por pediatras ni expertos en nutrición, de hecho van en contra de toda alimentación saludable.  

Ejemplos de dos cadenas de restaurantes muy comunes en México:

En el menú para niños de la cadena de restaurantes VIPS, ofrecen de desayuno “Hotcakes con sabores mágicos”.    El platillo se compone de 5 hotcakes tamaño dólar seguramente hechos con harina refinada y un preparado de harina para hotcakes, con una bola de crema chantilly y los sabores mágicos son mermelada, lunetas o chocolate líquido.

En la comidas sus opciones son: crujitaquitos (tacos dorados), papas galácticas (papas fritas), enchiladas suizas, spaghetti , palomitas de pollo, milanesa cósmica, vipsburger, pizza, safari nuggets, banderillas.    Lo único rescatable: consomé de pollo y sabanita aventura (de pollo o res).

Las bebidas: refresco, chocolate frío o isla burbujeante (refresco con helado de vainilla o limón).

El menú para niños de la cadena Sanborn’s   sus opciones de comida son: Cosmopapas (papas fritas), Mona Pizza (pizza), Tortuguesa (hamburguesa de res), Banderillas, Tecosticks (barritas empanizadas de pescado con papas fritas), Jochomóvil (hotdog con papas fritas), Cabañita (dedos empanizados de queso), Hamburgatito (otra hamburguesa), Hot Bug (hot dog con tocino), Tubitos Locos (rollos de jamón y papas fritas).

Eso sin mencionar sus cenas y desayunos.  De bebidas ofrecen malteadas, frappés o botellitas de agua saborizada de Bonafot.

Los anteriores son solamente un par de ejemplos, lo triste es que  en cualquier restaurante, de todo tipo de comida, de todo tamaño, pertenezca a una cadena o no, repite el mismo patrón en su menú infantil.

CONSEJOS

  • Los niños no necesitan comida “especial” ni “para niños”, todo eso es una invención del marketing y no se basa en ninguna recomendación médica ni estudio científico.
  • Lo que los niños necesitan es comida saludable, fresca, variada, hecha con amor y que sus papás coman con ellos con plena atención.
  • ¿Qué debe comer un niño?  Lo mismo que debería  de comer un adulto, solamente adecuado en porciones a su edad.   Frutas y verduras frescas,  cereales integrales, alimentos de origen animal bajos en grasa, legumbres, semillas, nueces.  Todo eso debe ser la base la alimentación infantil.
  • Los niños no necesitan regaños ni premios para comer, necesitan de buenos ejemplos. De padres que  cuiden su propia alimentación, que les enseñen el placer de una comida sana.
  • Los niños no nacen con un gusto por el azúcar ni por lo frito, por lo tanto no necesitan galletas ni chocolates “porque son niños”.  El gusto por el sabor dulce, salado, picante, graso, se va construyendo de acuerdo a los hábitos alimenticios de la familia.  Ahora se sabe que  la calidad de la alimentación de la madre impactará en el desarrollo del paladar o el gusto del bebé desde el vientre.
  • No pidan el menú para niños. Enseñen a los niños a pedir “como grandes” del menú regular y guíenlos en sus elecciones.
  • Tampoco se trata de aislar a los niños de su contexto social, por ejemplo, es sano disfruten de recoger dulces de una piñata, sino educarlos para que comprendan que dichos alimentos son de consumo ocasional.
  • Hagan de la comida algo divertido y educativo.  Involúcrenlos en las compras de los alimentos y en la preparación de los mismos.   Pueden encontrar otros consejos para enseñar a los niños a comer sanamente en el enlace.

 

Les recomiendo leer:

Mi mamá siempre me decía…

Construyendo una imagen corporal positiva en los niños

Mi hijo tiene sobrepeso, ¿qué hago?

Read More

Refri-avena

Posted by on Mar 1, 2013 in Avena, Lo que yo como, Lunes sin carne, Niños, Recetas | 41 comments

Fácil, rápido, nutritivo y delicioso

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

RefriAvena1

Ahora sí los voy a dejar sin pretextos para no desayunar.  Nada de que no tengo tiempo, salgo corriendo, tengo que comer en el carro, como en la oficina…

La Refri-Avena es un desayuno sencillo, que no necesita cocinarse y que dejas preparado desde una noche antes. Qué tal, ¿eh?

Y por si fuera poco, es un platillo rico en fibra, proteína, grasas saludables, es delicioso y sus combinaciones son infinitas.

*Para una persona

 

Ingredientes

  • ¼ de taza de hojuelas enteras de avena
  • 1/3 de taza de leche de almendras (puede usarse cualquier otra)
  • ¼ de taza de yogurt griego natural 0% grasa y orgánico
  • 1 cucharadita de chía
  • ¼ cucharadita de extracto de vainilla
  • ¼  de taza de mezcla de frutos del bosque (moras)
  • 1 cucharadita de mantequilla de almendras
  • ½ cucharadita de jarabe de maple
  • Canela al gusto

 

 

Lo que yo como9

Preparación

  1. En un frasco de vidrio ir añadiendo los ingredientes paso a paso: primero la avena, luego la leche, seguir con el yogurt, la vainilla, la chía y por último las moras.
  2. Tapar el frasco y agitar para mezclar los ingredientes.
  3. Dejar reposando toda la noche en el refrigerador.  Durante la noche la avena absorberá el líquido haciéndose blandita.
  4. Al día siguiente, sacarla del refri, abrirla, mover con una cuchara y agregar los “toppings” canela, jarabe de maple, mantequilla de almendras y unas cuantas moras más.
  5. Los “toppings” son opcionales, también pueden abrir el refri  y llevársela directamente al trabajo, a la escuela o ponérsela de lunch a los niños.

¡Listo!

Este post es parte de la serie ¡Amo la avena!

Read More

Construyendo una imagen corporal positiva en los niños

Posted by on May 16, 2012 in Niños, Sin categoría | 0 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

 

Hace una semana platicábamos sobre qué hacer cuando un hijo tiene sobrepeso y más que una serie de consejos y técnicas que pueden ser muy útiles, quiero insistir en la reflexión profunda: la obesidad infantil es un síntoma visible de una disfunción familiar y de una  sociedad que favorece un estilo de vida que aleja a las personas de la salud.

 

Un componente primordial, pero del que poco se habla al abordar este tema, es la IMAGEN CORPORAL.  La percepción que tenemos de nosotros mismos y de nuestro cuerpo se construye desde la infancia.  Es una mezcla de lo que introyectamos en familia (la relación que tienen los propios padres/hermanos/parientes con sus cuerpos), las creencias en relación con el cuerpo que escuchamos y nos enseñaron (ejemplos: el cuerpo es algo sucio, superficial, las bonitas son tontas, un buen cuerpo es el medio para ser exitoso, si soy flaca seré aceptada y querida, etc.), los ideales de belleza y los ejemplos de fealdad que reproduce la sociedad, entre los más importantes.

 

¿Por qué es importante reflexionar sobre la imagen corporal? Porque dependiendo de cómo nos percibamos, actuaremos.  Una persona que se considera no atractiva o no valiosa, perpetuará esas creencias a través de sus acciones.  Por el contrario, una persona que valora su cuerpo, lo acepta y ama, actuará en consecuencia.

 

Los padres son esenciales en la construcción de una auto-imagen positiva en sus  hijos, a continuación varios consejos para llevarlo a cabo conscientemente.

 

Conviértete en un modelo a seguir

La influencia más grande en la vida de tus hijos, eres tú.  Concéntrate en vivir sano tú, esa es la mejor manera de educar e inspirar a los demás.

 

No hagas comentarios negativos sobre tu cuerpo enfrente de ellos

“Esto se me ve horrible”, “Me urge una dieta”,  “Ve esta lonja”,  “Soy una ballena” son frases que los niños escuchan e introyectan.  Enfócate en hacer las pases con tu propio cuerpo.

 

Diles cumplidos.

Diles cumplidos sobre lo que son, todos los días.

 

No condiciones tu amor.

Déjales claro que tu amor no está condicionado a su apariencia.

 

No utilices la comida como premio o castigo.

Ni en tu caso ni en el de tus hijos.

 

Escúchalos.

Escuchar a los niños sobre cómo se expresan sobre sí mismos, a qué juegan y qué opinan de los demás es importantísimo para comprender cómo se perciben, lo que valoran, sus creencias, etc.

 

Apapáchalos

El contacto físico es vital para la autoestima. Míralos cuando te hablen, abrázalos, bésalos, dales masajes, acarícialos, arrópalos por las noches, míralos con afecto, sonríeles.

 

Promueve la actividad física.

Más que por el objetivo de mantener un peso saludable, el ejercicio favorece que los niños conecten con su cuerpo, lo conozcan y valoren.  La actividad física puede manejarse como deportes de equipo, individuales, yoga, baile, teatro, excursiones…

 

No hagas burla, pongas apodos o hagas comentarios hirientes sobre su apariencia física. “Qué simpático es mi gordito”, “El pozolito”, “Puros huesos” No son chistosas ni cariñosas son agresiones.

 

Explica a los niños que su cuerpo estará en un proceso continuo de cambio.

Y que por lo tanto, no hay un cuerpo ideal, sino un cuerpo sano para cada época.  Que existe belleza en cada etapa. Y que no existe la perfección, sino la plenitud.

 

Evita emitir juicios y estereotipos y palabras.

“Bonita pero sin cerebro”,  “La suerte de la fea, la bonita la desea”, “Maldita flaca”… son frases con significados profundo que penetran en el inconsciente.

 

No pesar a los niños.

No es ni necesario ni saludable pesarlos constantemente ya que eso genera una relación disfuncional con su peso.

 

Limita el tiempo de TV e internet

Y comenta los contenidos con ellos.  Pregúntales qué opinan de X o Y personaje, por qué admiran o les gusta X otro, reflexiona sobre las imágenes creadas por programas de computadora vs las imágenes de las personas reales.

 

Disfruta la comida.
Si ellos ven que la disfrutas, la disfrutarán también.

 

Para finalizar el comparto el cortometraje titulado “Por eso no tienes novio” parte de la Campaña por una belleza real de Dove.

 

 

Read More