Posts Tagged "sal"

Sazona sanamente

Posted by on Nov 30, 2012 in Come bien, Consumo responsable, Lo que yo como, Lunes sin carne, Recetas | 18 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

Dicen que la clave para un platillo delicioso se encuentra en la sazón.  La sazón engloba las especias, consomés, sales, hierbas que se utilizan en los platillos para realzar, acentuar y aromatizarlos.    La sazón también implica el “toque” personal, cuánto y en qué combinación se usa la gama de ingredientes.

En los sazonadores también hay diferencias en cuanto a calidad nutricional y calidad de ingredientes se refiere, y hoy quiero compartirles las mejores opciones para sazonar sanamente.

Es importante poner atención en esto, porque como los sazonadores se utilizan en poca cantidad, solemos no poner atención a su calidad, pero tomen en cuenta que aunque se usan “de a poquito” se utilizan constantemente.  Piensen en las veces al día que echan sal u otro sazonador a los alimentos.  De poquito en poquito pueden estar mejorando o dañando su salud.

Empecemos con lo que no es sano y deben evitar.  En primerísimo lugar el famoso KNORR SUIZA.  Ya sea en polvo o cubitos,  de pollo, res o tomate, los consomés y sazonadores, son una mezcla de aditivos sintéticos, grasa, sal y azúcar no saludables.

Esta es la lista de ingredientes del Consomé de Pollo Knorr Suiza:

Sal yodada, azúcar, fécula de maíz,  glutamato monosódico, proteína vegetal hidrolizada, grasa de res, carne de pollo, grasa de pollo, extracto de cebolla y/o cebolla, extracto de levadura, antiaglomerante, extracto de ajo y/o ajo, enturbiador, perejil, ácido cítrico, inosinato de sodio, especia, colorante natural y colorante artificial.

Como pueden leer, lo único que están agregando a su comida con este consomé es sal, azúcar, grasa y aditivos sintéticos.   ¿Ven como el azúcar está en todos lados?

Quiero hacer hincapié en uno de los ingredientes de este consomé: el glutamato monosódico (GMS). Este es uno de los aditivos alimentarios más utilizados en el mundo (los dos primeros son sal y azúcar) porque funciona como un potencializador del sabor, es decir realza, hace más fuertes, los sabores en la comida.

Su origen es chino, donde se le conoce como ajinomoto.  El problema con este aditivo es que hoy se sabe, que su consumo excesivo puede causar problemas de salud.  De hecho, existe el llamado “Síndrome del restaurante chino” cuyas características son palpitaciones, dolor de cabeza, náuseas, mareos y debilidad en los brazos.

¿Cómo es que el Glutamato Monosódico puede causar estos problemas? 

El Glutamato Monosódico es una excitotoxina.  Las excitotoxinas son sustancias, generalmente aminoácidos, que reaccionan en el cerebro ocasionando la destrucción de ciertos tipos de células cerebrales.

El glutamato es un aminoácido que ocurre naturalmente en el cerebro y actúa como neurotransmisor, pero es utilizado en muy pequeñas cantidades.

El problema es que al ingerirlo a través de los alimentos en forma de sal (glutamato monosódico), acumulamos cantidades excesivas de dicho compuesto, lo cual ocasiona que las neuronas actúen de forma anormal hasta llegar incluso, a la muerte de dichas células.

El GMS además, favorece la formación de radicales libres lo cual es un factor de riesgo para el desarrollo de muchas enfermedades crónico-degenerativas.

La industria alimenticia se ha defendido de esto, argumentando que la capa hematoencefálica que cubre al cerebro actúa como barrera e impide el ingreso de GMS directo al cerebro.  Pero, varios estudios (sobre todo europeos) han demostrado que dicha capa está diseñada para bloquear el paso de cierta cantidad de glutamato, pero que las cantidades excesivas que se consumen hoy en día se van acumulando y filtrando dentro del cerebro.

Además, la capa hematoencefálica termina de desarrollarse durante la infancia, siendo entonces los niños, más vulnerables a los efecto de GMS.  Es por ello que en varios países de la Unión Europea está prohibido el uso de este aditivo en alimentos infantiles.

Por otro lado, hay muchas causas que pueden dañar esta barrera protectora y hacerla permeable, por ejemplo: hipertensión, diabetes, golpes en la cabeza, tumores cerebrales, infartos, algunos medicamentos, enfermedad de Alzahaimer, deficiencias graves de vitaminas y/o minerales, hipoglucemia severa, radiación, esclerosis múltiple y algunas infecciones.

Así que como leen evitar el GMS es una cuestión sumamente importante para impedir un potencial daño a la salud.  El problema con este y  muchos aditivos, es que en la gran mayoría de las personas, su consumo no ocasiona reacciones inmediatas ni dramáticas, por lo que es difícil detectar daños relacionados y no es algo que llame la atención como para actuar.  Pero es importante comprender que es la acumulación a lo largo de los años lo que puede ser dañino para el cuerpo.

¿Qué alimentos contienen glutamato monosódico?

En las etiquetas, puedes encontrar el glutamato monosódico con todos estos nombres:

Glutamato monosódico, GMS, MSG, ajinomoto, proteína hidrolizada, proteína vegetal hidrolizada (PVH), extracto de levadura, caseinato de calcio, proteína texturizada, ácido glutámico, levadura hidrolizada, potencializador o realzador del sabor, E621.

 

Los productos que más lo contienen son: consomés y sazonadores como los de la marca Knorr Suiza y Solo, sopas preparadas Knorr, Maruchan, Campbell, La Moderna, La Sierra;  algunos  purés de Herdez, Del Fuerte, Del Monte, las botanas y patitas fritas, como los Cheetos y las papas adobadas de Sabritas, los jamones virginia de Zwan, toda la comida rápida y mucha comida china y oriental.

Cuando platico sobre el GMS muchas mujeres me preguntan con angustia: “entonces, ¿con qué voy a sazonar?”   ¡Hay muchas opciones!

Sazona con salud

Sal y pimienta

Regresemos a lo básico.  La comida hiper condimentada nos ha robado la capacidad de disfrutar el sabor natural de los alimentos.  Amo los aderezos agridulces y todo eso, pero ¿te acuerdas a qué sabe una lechuga?  ¿a qué sabe un pepino sin chile piquín?  Te invito a que regreses a los sabores naturales y simplemente añadas un toque de sal y/o pimienta.

 

Sal marina y diferentes tipos de sal

La sal gruesa de mar, es muy diferente de la sal fina llamada también sal de mesa.  A esta última se le refina para eliminar todos los minerales excepto el cloruro de sodio, se tritura para crear un polvo homogéneo y en  muchos casos se blanquea artificialmente.

En cambio, la sal gruesa de mar contiene una serie de minerales benéficos para la salud.  Te recomiendo que  la agregues tal cual en guisados y que si deseas espolvorearla sobre algún platillo compres un molinito para pulverizarla al moento.

Existen diferentes tipos de sal gruesa, que, dependiendo de dónde ha sido extraída contiene diferente composición de nutrientes.  Te invito a probar la sal de Colima (México), sal del Himalaya, Fleur de Sel (Flor de Sal), Sal del Mar negro, entre otras.

 

Mezclas de sales y especias

Existen muchas mezclas de sal y especias en el mercado, y muchas las puedes hacer tú misma.

De mis mezclas favoritas:

  • Salt & Pepper: sal, pimienta, jengibre deshidratado y ralladura de limón.
  • Sal para pescados: sal, eneldo, laurel, mejorana, perejil, apio y cebolla.  Todos deshidratados.
  • Sal con hongos:  sal y mezcla de hongos deshidratados triturados.
  • Sal con legumbres:  sal y lentejas o frijoles triturados.  Aporta extra hierro y complejo B.
  • Sal con algas: sal con algas deshidratadas pulverizadas.

Hierbas aromáticas secas

  • Herbs du provence
  • Hierbas de olor

 

Especias

La gama es inmensa y dependiendo del tipo de platillo y estilo la combinaciones son inacabables.

Sazonadores vegetarianos

En el mercado ya existen opciones de sazonadores que no tienen ningún producto animal, ni aditivos sintéticos, solamente vegetales deshidratados y especias.  Algunas marcas: Spike, Bragg’s, Joinish.

Ajo y cebolla

Frescos o secos, excelente opción para sazonar.

 

Ramas de perejil, cilantro y/o apio.

Deliciosas en caldos y sopas.

 

Mostaza, curry

Para quien gusta de sabores más fuertes, dos excelentes opciones.

 

Crea tus propios cubitos de caldo de verduras, pollo o res

Esta opción me encanta.  Para reemplazar los consomés comerciales, ya sean líquidos o en polvo, lo que puedes hacer es lo siguiente:

  1. Prepara un caldo de pollo, verduras o res.
  2. Deja que enfríe totalmente y remueve sólidos. En el caso de caldo de pollo o res simplemente remueve lo que usaste para sazonar (ajo, cebolla, cilantro, etc.) pero en el caso de sopa de verduras, te recomiendo que licues el caldo con algo de verduritas: zanahorias, calabacitas, papa, para un extra de sabor.
  3. Puedes hacer el caldo con tomate, si así lo deseas.
  4. En el caso de caldos de pollo o res, meterlo al refrigerador una noche.
  5. Al día siguiente remover la capa de grasa que se solidifica en la superficie con una cuchara.
  6. Verter el líquido en una charola para hielo.
  7. Congelar y usar los cubitos conforme sea necesario.
  8. En el caso del caldo de verduras, no tiene grasa, entonces no es necesario refrigerarlo, en cuanto se enfríe puedes verterlo en la charola de cubos.

¿De qué otras maneras les gusta sazonar?

Read More

Una mejor sal

Posted by on Mar 30, 2011 in Come bien, Lo que yo como | 26 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

En el mar de todos los productos poco saludables que nos rodean, me encanta poder recomendarles productos que sí valen la pena.  Les aclaro que no recibo ninguna comisión ni patrocinio por parte de ninguna de las empresas que fabrican los productos que recomiendo (ya quisiera, ja!) porque ya me lo han preguntado varias veces.  Todo lo que les sugiero es porque yo misma lo he probado y lo considero, de acuerdo a mis conocimientos y experiencia, recomendable.

Les quiero recomendar la sal reducida en sodio Novoxal Light.

Sal y sodio

La sal de mesa está formada por el compuesto de cloruro de sodio, es decir cloro y sodio.   En un gramo de sal, aproximadamente 40% corresponde al sodio.

La recomendación es que los adultos consuman máximo 2,300 mg de sodio al día, es decir 5.75 g de sal aproximadamente.  Cinco gramos de sal equivalen en una cucharada sopera de sal.

Si las personas son diabéticas, hipertensas, obesas, tienen problemas renales o son mayores de 51 años, se recomienda que el consumo máximo sea de 1,500 mg de sodio al día, lo que equivale a 3.75 g de sal.

Novoxal Light: una mejor sal

Novoxal es una mezcla de minerales que forman una sal de mesa que tiene 60% menos sodio que la sal común.  Algo importante es que contiene potasio en una proporción 2:1 en relación con el sodio, lo cual es ideal para mantener el balance de dichos minerales en el cuerpo.

Un punto vital es que tiene buen sabor, sí sabe a sal y no tiene que usarse más cantidad para obtener el rico sabor del cloruro de sodio.

Por ello, si van a usar sal de mesa, les recomiendo usar esta sal, sobre todo si son personas diabéticas, hipertensas, obesas o con algún problema en los riñones.

Pero ojo esto no significa que pueden seguir consumiendo la misma cantidad de sal o que pueden consumir más. Lo principal es reducir el consumo de sodio evitando alimentos procesados, leyendo etiquetas y no abusando de la sal de mesa.

Hay otras marcas de sal reducida en sodio en el mercado como Biosal o Diet Radisson Sal Light, pero no las he probado personalmente, pero lo voy a hacer para poder decirles qué tal.

Finalmente, una recomendación más es utilizar especies y hierbas aromáticas para dotar a los alimentos de buen sabor, sin abusar de la sal.

¿Ustedes han probado Novoxal Light? ¿Qué otras marcas de sal reducida en sodio conocen? ¿Cómo acostumbran condimentar sus alimentos?

Para saber más:

Sal en los alimentos procesados

Otros alimentos recomendados:

Nature’s Own: un hallazgo en el pasillo del pan

Yogurt comercial verdaderamente natural

Ensalada orgánica a tu alcance

Read More

Protege tus riñones

Posted by on Mar 23, 2011 in Come bien, TODO | 20 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

Los riñones son dos órganos vitales para el correcto funcionamiento del cuerpo, es decir que  sin ellos no podemos vivir.

Las funciones de los riñones son las siguientes:

Filtran la sangre para eliminar los desechos resultantes de la digestión  y el exceso de agua.

Alrededor de 190 litros de sangre pasan a través de los glomérulos (pequeños filtros) de los riñones cada día.

La sangre filtrada (limpia) regresa al torrente sanguíneo, mientras que el exceso de agua y  los desechos son eliminados por los riñones a través de la orina, que se almacena en la vejiga y sale del cuerpo a través de la uretra.   Las personas eliminan un promedio de 2 litros de orina al día.

Mantienen un balance de los fluidos del cuerpo.

Los riñones se encargan de mantener los fluidos necesarios en el cuerpo.  En las mujeres adultas aproximadamente el 55% del peso lo representan fluidos y en los hombres adultos alrededor del 60%.    Los riñones mantienen estas proporciones balanceando la cantidad de líquidos que entran versus los que se salen.

Por ejemplo, si no se obtienen suficientes líquidos de la dieta los riñones retienen fluidos, pero si al contrario, se toma un exceso de líquidos, el riñón los eliminará a través de la orina. 

Ayudan a controlar la presión arterial.

Los riñones fabrican las hormonas renina y angiotensina que regulan la cantidad de sodio y fluido en el cuerpo, y la contracción y expansión de las arterias.   Estos dos mecanismos regulan la presión arterial ya que  si hay mucho fluido en el cuerpo, la presión sanguínea aumentará, mientras que si hay poco fluido (deshidratación) la presión sanguínea disminuirá.

Las arterias se expanden o contraen dependiendo de la cantidad de flujo sanguíneo que fluye a través de ellas.  Mientras más estrechas son las arterias, se produce mayor presión sanguínea.

Por ejemplo,  una disfunción común de los riñones es que producen demasiada renina, lo que hace que las arterias se contraigan demasiado y por lo tanto, que se eleve la presión sanguínea, lo que ocasiona que el corazón tenga que bombear más duro para lograr que la sangre circule por el cuerpo.

Ayudan a producir glóbulos rojos.

Los riñones producen la hormona EPO (eritropoyetina) que llega a través de la sangre a la médula ósea  donde estimula la producción de glóbulos rojos.   Los glóbulos rojos transportan oxígeno a través de la sangre,  si hay una deficiencia se puede producir anemia, una condición que ocasiona cansancio, frío, debilidad y dificultad para respirar.

Ayudan a mantener los huesos fuertes.

Los riñones producen la hormona calcitriol que regula los niveles de calcio, fósforo y vitamina D en la sangre y en los huesos.

Protege tus riñones

Tú puedes hacer todo para mantener tus riñones saludables.

Ejercítate. Mantener el cuerpo activo y saludable ayuda a controlar la presión arterial.  También favorece la salud cardiovascular y el control de peso.

Reduce el consumo de sal. La recomendación para una adulto es consumir máximo 2,300 mg de sodio al día para no afectar la presión arterial.  Para reducir el consumo de sal se recomienda evitar los alimentos procesados y la comida rápida, no añadir sal a la comida y utilizar una opción de sal balanceada en la proporción sodio/potasio.  Mis recomendaciones: Novoxal Light,  Sal especial Diet Radisson y Biosal Light.

Controla tu peso. La obesidad es un factor de riesgo de la disfunción renal.

Mantenerte hidratado a lo largo del día. Tomar alrededor de 6 a 8 vasos de agua natural al día.

Controla el nivel de glucosa en sangre. Alrededor de la mitad de los diabéticos desarrollan algún tipo de insuficiencia renal, por lo tanto es importante que las personas prediabéticas, diabéticas o con historial familiar de diabetes se realicen revisiones frecuentes de niveles de glucosa en sangre.

Monitorea tu presión arterial. En el caso de tener predisposición a algún padecimiento renal, obesidad o diabetes, es importante monitorear la presión arterial periódicamente.

No fumes. Fumar disminuye el flujo de sangre a los riñones e incrementa el riesgo de padecer cáncer de riñón en un 50%.

No te automediques. El consumo frecuente de medicamentos anti-inflamatorios puede causar daño a los riñones.

Conoce tu historia familiar. Investiga si en tu familia hay casos de disfunción renal o algún otro tipo de problema en los riñones (como cálculos), si es así, es importante comentarlo con tu médico y realizar evaluaciones periódicas según sea el caso.

 

Read More

Sal en alimentos procesados

Posted by on Jul 14, 2010 in Come bien, Consumo responsable, TODO | 6 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

La Procuraduría Federal del Consumidor realizó un estudio para conocer el contenido de sodio de algunos de los alimentos procesados que consumimos con mayor frecuencia.

salt
En promedio, una persona adulta debe consumir un máximo de 2,300 mg de sodio al día. El sodio es un mineral necesario para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo, sobre todo para mantener los niveles adecuados de presión sanguínea.

 

Pero de acuerdo a los datos obtenidos en este análisis, los alimentos que nos rodean contienen tanto sodio, que es sumamente común rebasar la ingesta recomendada diaria. Un exceso de sodio puede ocasionar hipertensión, edemas y retención de líquidos.

El estudio analiza los alimentos que sabemos son altos en sodio como palomitas de maíz, embutidos y condimentos, pero también aquellos que en los que la presencia de dicho mineral no es tan evidente como el pan blanco de caja, los corn flakes o las galletas Marías.

Merece la pena resaltar que incluso alimentos que se ostentan como bajos en sal resultaron con un alto contenido de sodio.

La buena noticia es que también existen alimentos procesados bajos en sodio, como algunas mermeladas analizadas, y que las sales bajas en sodio de las marcas Diet Radisson y Novoxal ligth, en efecto contienen incluso la mitad de sodio que la sal común.

En este video se explica con más detalle los resultados del estudio. Sal en alimentos procesados

Consejos para recudir el consumo de sodio presente en los alimentos procesados

  • Leer las etiquetas de los alimentos y evitar aquellos altos en sodio.
  • Mantenerse hidratado tomando suficiente agua natural a lo largo del día.
  • Sustituir la sal por sustitutos de sal como Novoxal Light, Diet Radisson o Biosal.
  • Sustituir el consomé de pollo en polvo por un sazonador vegetariano o por hierbas finas y especias.
  • Mucha gente tiene como hábito añadirle sal a los alimentos incluso antes de probarlos, por lo tanto un buen consejo es retirar el salero de la mesa.
  • Reducir el consumo de carnes ahumadas, saladas y embutidos como las salchichas, carnes frías, la cecina y los jamones ibéricos.
  • Evitar los alimentos altamente procesados.
Read More