Posts Tagged "sobrepeso"

¿Esto engorda?

Posted by on Apr 18, 2013 in Come bien, Consumo responsable, Emociones | 10 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

food-question-mark

Creo que la pregunta que con más frecuencia recibo es si X o Y alimento engorda.  ¿La avena engorda? ¿Es cierto que el plátano engorda? Escucho muy frecuentemente: “No como tortillas porque engordan” o “Yo solamente consumo productos light porque no engordan”

Más allá de que la frase no se utiliza correctamente, puesto que la comida no puede engordar, si no el sujeto que la consume, en el uso coloquial todos entendemos estas preguntas como una preocupación de si  consumir X o Y alimentos genera un exceso de grasa corporal y un aumento de peso.

Mi respuesta ante la pregunta de si un alimento engorda es: ningún alimento por sí mismo tiene la capacidad de causar aumento de peso.    Por lo tanto, no existen alimentos “engordantes” ni alimentos “adelgazantes”. 

Si bien es cierto que hay alimentos que aportan mayor cantidad de calorías que otros,  esto no asegura que dentro del cuerpo de la persona vayan a ocasionar un aumento o disminución de peso o una acumulación de grasa.  Como ya les he explicado, los alimentos light, aunque no aportan calorías,  también pueden causar sobrepeso.

Para que una persona aumente de peso, entran en juego numerosos factores, como la cantidad y frecuencia del consumo de los alimentos, la calidad nutrimental, el balance acidez/alcalinidad que ocasionan, cómo se encuentra el funcionamiento hormonal de la persona, de qué forma interactúan esos alimento con las hormonas, el estado de salud de la persona, el estado emocional de la persona, el nivel de actividad física…ufff!

La nutrición no se resume en calorías entran, calorías salen.  Si eso fuera cierto, las dietas tradicionales funcionarían de maravilla…pero no es así.  Nuestro organismo procesa de forma diferente  una caloría proveniente de un refresco a la proveniente de la carne de res o de una manzana o de un pastelito…

En mi experiencia, estigmatizar los alimentos como “malos” o “engordantes” y “adelganzantes” o “buenos” genera una relación disfuncional con la comida y no educa correctamente sobre nutrición.

Conozco a muchas personas que le tienen pánico a las tortillas de maíz porque sienten que si comen una van a engordar.    Y eso hace que se pierdan de un alimento rico en fibra, calcio, vitaminas del complejo B, que además es delicioso y práctico.

Algunos alimentos considerados “engordantes” pero que en realidad son nutritivos: aguacate, nuez, almendra, mantequilla de cacahuate, tortilla de maíz, uvas, plátano, avena, mango, camote, coco, betabel…

Agunos alimentos considerados “no engordantes” o “adelgazantes” pero que en realidad son no saludables: refrescos light, margarinas, Splenda, en general todo lo “light”

¡Pero eso sí, cómo se consume Coca Light o Splenda  porque no aportan calorías!

Catalogar los alimentos de esta forma genera también mucha culpa e incapacidad de disfrutar la vida que es dinámica y variada.  Por ejemplo, es común que existan personas que viven a punta de ensalada y atún (lo cual, no es garantía ni de peso estable ni de salud)  y que ni en su cumpleaños prueban el pastel porque si lo hacen sienten una gran culpa y que en ese segundo van a subir de peso y todo su esfuerzo se fue a la basura.

Mi recomendación es: elige tus alimentos no por la cantidad de calorías, sino por la cantidad y calidad de nutrientes.   Más que la cantidad de calorías que aporte un alimento, lo más importante es la calidad nutrimental del mismo.  En vez de elegir tus alimentos por la calidad de calorías que aportan, elígelos por la cantidad y calidad de nutrientes.  Pregúntate: ¿Qué ingredientes usa? ¿Cuántos nutrientes aporta?

¡Ahora me encantaría leer su opinión! ¿Le tienen miedo a algunos alimentos porque “engordan”? ¿Les ha ayudado este artículo para cuestionar ese concepto?

Read More

Razones de peso

Posted by on Dec 5, 2012 in Consumo responsable | 1 comment

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

En México tenemos muchas razones de peso para despertar y actuar ante el problema de sobrepeso y obesidad:

 

www.razonesdepeso.com

 

El documental Razones de Peso creado por la Fundación Mídete y sus iniciativas ContraPeso y México se mueve tiene como objetivo dar a conocer a la sociedad civil la dimensión del problema de sobrepeso, obesidad, hipertensión y diabetes que vivimos actualmente en México con el fin de que DESPERTEMOS.

 

El documental deja claro que la raíz del sobrepeso y obesidad en México es multifactorial: gobierno, empresas, medios de comunicación, escuelas, padres de familia, individuos…todos jugamos un papel y por lo tanto no hay una sola solución, sino una serie de soluciones que deben ponerse en marcha desde diversos ámbitos de la vida social, gobierno, iniciativa privada, vida familiar y personal.

 

Razones de peso pone de manifiesto las alianzas y  los intereses entre empresas y gobierno, la insuficiencia de las instituciones de salud pública para hacer frente a una nación enferma,  la experiencia de la clase media mexicana donde niñas de 13 años ya son diagnosticadas como prediabéticas, donde son maltratadas en la escuela por su peso.

 

Los invito a que se regalen 30 minutos para ver el documental y lo compartan con todas las personas que conozcan.  Los cambios inician con la toma de consciencia.


Vista la página oficial del documental http://www.razonesdepeso.com/  para conocer datos, a los entrevistados y participar.

 

Reflexiona: ¿Qué vas a hacer tú para mejorar tu salud y la de tu familia?

 

Para saber más:

México: ¡DESPIERTA!

Refrescos, obesidad y diabetes en México

Tres razones por las que los refrescos de dieta causan sobrepeso

¿Cuántas latas tomas de refresco al día?

Color caramelo: una razón más para dejar el refresco

Fundación Mídete

México se Mueve

El poder del consumidor

Contrapeso. Plataforma estratégica contra el sobrepeso y la obesidad.

Read More

México: ¡DESPIERTA!

Posted by on Nov 19, 2012 in Come bien, Consumo responsable | 5 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

Este mes se acaban de dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012.

 

Como era de esperarse, las estadísticas reflejan la fuerte crisis de salud pública que hoy enfrentamos: en México nos estamos matando a nosotros mismos a base de vida sedentaria y comida chatarra.

 

8 de cada 10 mexicanos mueren a causa de  Enfermedades Crónicas No Transmisibles como diabetes, hipertensión y cáncer, todas ligadas a un estilo de vida no saludable y sobre todo al incremento del sobrepeso y la obesidad, como principal factor de riesgo.

 

Es realmente triste que la principal causa de muerte en este país sean enfermedades totalmente prevenibles y manejables.

 

Pero al mismo tiempo es esperanzador porque si el desarrollo  de dichas enfermedades tiene su raíz en un estilo de vida no saludable, entonces tenemos todo el poder de revertir estos datos, si así lo decidimos.


México: es hora de que despiertes. 

 

Actualmente, el 40% de los niños menores de 5 años tienen sobrepeso u obesidad y en los adolescentes es el 35%.

 

 

Hoy en día el 73% de las mujeres adultas tiene sobrepeso u obesidad.  En los hombres es el 69.4%.

 

El caso de las mujeres es especialmente dramático, porque son portadoras de vida, educadoras y fuerza laboral.   Una mujer con sobrepeso u obesidad tiene mayor riesgo de:

  • Tener problemas de infertilidad.
  • Desarrollar diabetes gestacional, poniendo en riesgo su salud y la del bebé durante el embarazo.
  • Desarrollar otras enfermedades crónico-degenerativas como diabetes mellitus tipo 2, hipertensión, colesterol elevado, problemas renales, problemas cardiacos y cáncer.
  • Presentar desbalances hormonales.

 

Observen cómo en 1988 las mujeres obesas representaban un 9.5% de la población femenina total, hoy representan el 35.2%.  En 1988 el 65.5% tenía un peso saludable, hoy solamente el 29.4%.

La diabetes

 

En México hay 6.4 millones de mexicanos diagnosticados con diabetes tipo 2, pero se calcula que existe igual número de diabéticos no diagnosticados.  De los que sí están diagnosticados, solamente el 25% (1.6 millones) tiene controlada la enfermedad.  El otro 75% ni cuida su alimentación, ni se ejercita, ni lleva un control de glucosa, ni toma medicamentos…

 

 

Del año 2000 a la fecha, la diabetes ha presentado un incremento del 59.6% siendo la mayor prevalencia en mujeres adultas de más de 60 años.

 

 

La hipertensión

 

En México hay 22.4 millones de adultos con hipertensión, e igual que en la diabetes, solamente el 25% (5.7 millones) está controlado.

 

 

Toma la responsabilidad de tu salud

 

No es necesario ver estadísticas para hacer conciencia del tamaño de este problema.  Simplemente abre los ojos y observa a tus vecinos, a tus compañeros en la oficina, a los maestros de tus hijos, a tus propios hijos, a tu familia, a ti mismo… Me atrevo a decir que prácticamente en cada familia mexicana hay casos de sobrepeso y obesidad serios, así como diabéticos, hipertensos, personas con problemas renales, de colesterol alto, de cáncer…diagnosticado o no diagnosticados.

 

Vivimos rodeados de comida chatarra, no solo en los incontables puestos callejeros, tienditas y tiendotas, también en todos los medios de comunicación que vemos, escuchamos, leemos…

 

No quiero utilizar este espacio para denunciar la ineptitud y corrupción del gobierno  ante este problema ni para causar indignación ante las prácticas de la industria.

 

Prefiero dirigirme a ti.   Porque tú, cada uno de nosotros somos México.

 

Si tú estás leyendo esto quiere decir que tienes acceso a la información, mucho más que la gran mayoría de los mexicanos.    Eso constituye una oportunidad de oro para transformar tu salud.

 

Resolver esta gran crisis empieza por ti.  Te invito a que te preguntes: ¿qué estoy haciendo yo por mejorar mi salud y la de mi familia?  ¿Por qué soy negligente con mi propio cuerpo?

 

Es momento de eliminar ese “empiezo mañana”, “a mí no me va a pasar”, “gordito pero feliz”, “los niños gorditos son más sanos”, “ya se estirará cuando crezca”, “no tengo tiempo de hacer ejercicio”, “comer sano es carísimo”, “cocinar no es para mí”, “para qué voy al doctor no me vayan a descubrir algo”….

 

Si no abres los ojos hoy y te das cuenta que tú eres responsable de tu salud, en un futuro los vas a tener que abrir ante un trágico diagnóstico médico o peor aún, en la cama de un hospital tras una emergencia.

 

¿Has pensado lo que te va a costar pagar un mal estado de salud en un futuro? Porque al gobierno  no le va a alcanzar  ni las pensiones, ni la infraestructura para atender a toda la población enferma.

 

Los adultos mayores con complicaciones de salud  ya se están volviendo una carga económica y de atención para sus hijos.  ¿Has pensado cómo les asegurarás una vida digna y una atención médica a tus padres?

 

¿Has pensado que es probable que tus hijos se mueran antes que tú por complicaciones derivadas de este problema?

 

¿Has pensado que las enfermedades crónicas no transmisibles pueden dejarte incapacitado a una edad donde todavía podrías ser productivo, viajar, crecer profesional y personalmente?

 

Redactar este post ha sido difícil, leer los resultados de la encuesta me dejó el corazón apachurrado, me indignó y no les exagero, me sacó lágrimas. Y eso que solo les he compartido una parte.  Hay otros datos tan dolorosos, por ejemplo: 7 de cada 10 niños en comunidades rurales desayunan con refresco.

 

Pero esta información, en vez de deprimirme reafirma mi convicción para compartir con la mayor cantidad de gente posible estrategias sencillas para que adopten un estilo de vida saludable.

 

Mi misión es, ojalá, motivarte, inspirarte, alegrarte.  Por eso, te comparto:

 

Tres cambios básicos que tú puedes hacer para no ser parte de esta estadística

 

Elimina el refresco

En la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos en los Hogares del INEGI, se señala que una familia mexicana de clase media gasta el 12% de sus ingresos en refrescos, aguas y jugos embotellados.

¿Has contado la cantidad de refresco que tomas al día? ¿Has calculado cuánto gastas en ellos? ¿Y si ahorraras ese dinero? O mejor aún, ¿y si lo invirtieras en tu salud?

Para saber más:

Refrescos, obesidad y diabetes en México

Tres razones por las que los refrescos de dieta causan sobrepeso

¿Cuántas latas tomas de refresco al día?

Color caramelo: una razón más para dejar el refresco

Fundación Mídete

México se Mueve

El poder del consumidor

Contrapeso. Plataforma estratégica contra el sobrepeso y la obesidad.

 

Prepara tu propia comida (y la de tus hijos)

En este sitio y en muchos más, se comparten recetas, ideas, tips para cocinar sanamente de una forma práctica, deliciosa, sencilla y económica.

No es cuestión de tiempo, es cuestión de organización.

Desayunar sanamente te puede tomar solo 10 minutos de tu mañana.  Si no estás dispuesto a darte a ti ese tiempo, ¿entonces a qué estás dispuesto?

El lunch de tus hijos puede ser algo sencillo, práctico y divertido para ellos.  Si no estás dispuesto a levantarte unos minutos antes para preparar su lunch, ¿entonces a qué estás dispuesto?

 

Muévete

No corras, no saltes, no hagas yoga si no quieres, pero al menos, camina.  Sube las escaleras que se te pongan enfrente, sal a jugar con tus hijos al patio, al jardín, al parque, sal a conocer tu ciudad los fines de semana….hay tantas formas de moverte sin gastar un peso y que te generarán un placer, una conexión con tu familia, una alegría…

40 maneras de moverte este fin de semana

 

Yo hoy me comprometo a seguir cuidando mi salud.  Porque yo me amo y porque cuidar de mi cuerpo y de mi bienestar es un placer.  Yo hoy me comprometo a estar sana, primero por mí, pero también porque es la forma en que puedo ofrecerles a los demás lo mejor de mí.

Tú, ¿te comprometes?

 

 

Fuente de las gráficas e información:

Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012

Ingresos y gastos de los hogares, INEGI

Read More

Por qué no funcionan las dietas…y qué es lo que ¡sí funciona!

Posted by on Dec 26, 2011 in Webinars | 9 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

 

¿Tu propósito de año nuevo es bajar de peso?

¡Empieza con una nueva perspectiva!

 

En el webinar GRATUITO Por qué no funcionan las dietas…y qué es lo que ¡sí funciona! aprenderás:

  • Por qué más del 85% de las personas que se ponen a dieta regresan a su peso inicial después de un año.
  • Por qué sucede el efecto rebote.
  • A descubrir las razones profundas de tu sobrepeso.
  • Qué es lo que verdaderamente funciona para bajar de peso, y lo más importante, mantenerte en un peso saludable a largo plazo.

Si estás harto de estar a dieta, de probar de todo y no lograr tus metas, este webinar te brindará una perspectiva diferente y te mostrará cómo lograr tu peso saludable.

Fecha: Sábado 11 de febrero de 2012

Hora: 1o:00 AM Hora del Centro de México

Regístrate en la siguiente liga: YO QUIERO ALCANZAR MI PESO SALUDABLE

Si tienes dudas déjame un comentario o escríbeme a facildedigerir@gmail.com

¡Me encantará compartir contigo herramientas integrales para transformar tu peso!

 

Read More

Delgado no es sinónimo de sano

Posted by on Jul 28, 2011 in Come bien, Ejercítate | 4 comments

Texto original escrito por Ana.  Sígueme en Twitter.

Tanto insistimos en los riesgos para la salud de la obesidad, que solemos pensar que lo opuesto, ser delgado, es sinónimo de estar sano. Pero esto no necesariamente es así.

La grasa que se acumula en el cuerpo de manera subcutánea (bajo la piel) es la que genera las lonjas o gordos, pero también existe la grasa visceral, que se acumula alrededor de los órganos  y es esa grasa que no podemos ver, la que puede estar escondida tras un cuerpo delgado.  La grasa visceral, que en su mayoría rodea los órganos en la zona abdominal,  conlleva el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, problemas coronarios y cáncer.

Esas personas que comen lo que sea y aparentemente no engordan o que cuidan su alimentación pero no hacen ejercicio, podrán estar delgadas en el exterior pero por dentro estar gordas.

Además, pueden estar malnutridas.  La buena nutrición no tiene nada que ver con el peso, tiene que ver con la calidad de la alimentación.   Tanto delgados como gorditos pueden estar malnutridos. No por ser delgado debes descuidar tu alimentación.

Es más frecuente de lo que creen encontrar personas delgadas con triglicéridos y colesterol alto, hipertensión o con exceso de glucosa circulante en sangre, lo cual es un factor de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo 2.

El gran riesgo es que las personas delgadas se confían y por lo tanto, no cuidan su alimentación, no hacen ejercicio y no se realizan chequeos médicos.  Olvidan que comer sanamente es un estilo de vida necesario para todas las personas, no solamente para aquellos que quieren perder peso.

¿Cómo saber si tengo exceso de grasa visceral?

Los medios más accesibles para saberlo son:

  • Pesarse en una báscula que les proporcione porcentaje de grasa corporal (aunque le resultado indica el total de grasa visceral y subcutánea, deja saber si hay un exceso).
  • Medirse el índice de cintura – cadera que consiste en medir con una cinta métrica el perímetro de la cintura (al nivel de la última costilla, más o menos del ombligo) y el de la cadera (alrededor de los huesos de la cadera).  Y después dividir el perímetro de cintura entre el perímetro de cadera.  Los valores de riesgo son, para hombres 1 o más y para mujeres 0.8 o más.

Para obtener una medición más precisa, es necesario acudir al médico o nutriólogo quienes utilizan aparatos especializados.

Recomendaciones

  • La mejor forma de eliminar la grasa visceral es haciendo una rutina completa de actividad física combinando ejercicio cardiovascular, de resistencia y flexibilidad, para mejorar la circulación y generar mayor músculo.  Además, es importante combinar la rutina con una alimentación saludable.
  • Realizarse revisiones médicas periódicamente que incluyan análisis de triglicéridos y colesterol en sangre.
  • Manejar correctamente el estrés.
  • Buscar asesoría para seguir un programa personalizado para reducir la grasa y aprender a llevar una vida saludable.
Read More