Posts Tagged "testimonios"

Mi dieta diaria: bajando de peso comiendo sanamente

Posted by on Jul 29, 2011 in Cuadro de honor, Motívate | 10 comments

Les comparto la historia de Gaby quien desde la niñez se enfrentó al sobrepeso pero que hoy, a sus 20 años, ha logrado mantener un peso saludable de la mejor manera: aprendiendo a comer y a cocinar sanamente.

En su blog Mi dieta diaria nos comparte los que come todos los días.  A través de cada menú, Gaby nos enseña que comer saludablemente es sencillo y variado, y que es el camino más efectivo y disfrutable para vivir con salud.

Los invito a seguirla en twitter, facebook y a través de su blog.

_______________________________________________________________

Yo solía ser una niña muy gorda, comía pésimo. Cuando entre a la pubertad tuve problemas con mi periodo así que me llevaron con la ginecóloga y me dijo que mi ciclo no estaba bien por mi peso. No entendí exactamente qué pasaba pero al parecer mi cuerpo no podía controlar la grasa y las hormonas al mismo tiempo, así que se enfocaba más a lo primero.

En ese entonces pesaba más de 90 kilos, con sólo 12 años. Entonces mi mamá me llevó con mi primer nutriólogo. Me ayudó bastante, me dio prácticamente lo mismo que yo comía pero en formas más saludables, y logré bajar 12 kilos pero perdí el interés. A esa edad no estaba muy interesada en eso, quería comer lo que se me diera la gana y entonces lo dejé.

Tiempo después, cuando estaba en las vacaciones previas antes de entrar a la preparatoria, me la pasaba todo el día en casa junto con una amiga y pedíamos casi diario comida a domicilio. Comí de todo: tortas, hamburguesas, tacos, pizza, sushi, etc. Mi mamá me decia al pasar los dias, “Gaby, estás engordando más, cuídate..”. Obvio con una adolecente no se puede decir esos comentarios jaja. Yo solo me enojaba y le decía que no me molestara.

Entonces un día me quise poner una blusa que me encantaba y que no me ponía hace tiempo, pero oh sorpresa… cuando me la puse, me quedaba HORRIBLE. Entonces me di cuenta que había engordado demasiado, me miré al espejo y en ese momento fue cuando me cayó el 20. Pensé, “¿cómo puede ser posible que teniendo 15 años batalle tanto al momento de escoger ropa? Que me sienta tan insegura, que ni siquiera puedo subir las escaleras sin quedarme sin aliento, voy a entrar a la prepa a una nueva escuela, nuevos compañeros y todas las chavas delgadas y guapas y yo sintiéndome una ballena horrible… no esto no es justo, tengo que hacer algo”. A mi no me gustaba comprar ropa, no me emocionaban las fiestas, tampoco me gustaba que me tomaran fotos, tenía mi autoestima por los suelos. Y todo por estar GORDA y no encontrar ropa de mi talla.

Fui a llorarle a mi mamá y a hacerle el drama de mi vida, muy decidida hice cita con una nutrióloga. Algo muy importante es que lo hice pensando en que mi vida iba a cambiar, más que en ponerme a dieta, bajar de peso y luego volver a comer “normal”. Sabía que tenía realmente que hacer un CAMBIO, porque si yo quería estar delgada, no podía seguir haciendo lo que yo hacía (no hacer ejercicio, comer como si estuviera amarrada), porque yo me di cuenta que tenía un problema, la forma en que yo comía no podía ser lo “normal”.

Y así fue, poco a poco fui bajando de peso. La primera semana bajé 3 kilos y medio y me motivó muchísimo. Mis cambios fueron lentamente, yo no comía nada de verdura y muy pocas frutas, empecé primero comiendo solo ejotes y brócoli, les ponía salsa de tomate o queso para que me agradara más el sabor. Y con los días yo y mi mamá fuimos aprendiendo a cocinar más sanamente y nos dimos cuenta que la comida era muy rica sin agregarle muchas cosas.

Con el tiempo fui descubriendo huesos que no sabía que tenía, como el de las manos, el del pecho y mi favorito, el de la cadera, se sintió muy padre. Con esa nutrióloga fui durante más de año y medio sin faltar ni una sola semana. Bajé en total alrededor de 26 kilos, y todavía me faltaban kilos por bajar.

Despues dejé de ir con ella, pensando que podría bajar yo sola lo que me faltaba. Pero no fue así, no subí ni un kilo, pero tampoco bajé, me mantuve. Señal de que si aprendí a comer mucho mejor sin que me estuviera vigilando un profesional. A los 6 meses hice cita con otra nutrióloga, y con ella bajé los kilos que me faltaban, que eran como 8.

Ahora tengo 20 años, durante todo ese proceso aprendí muchas cosas de mis nutriólogos, algunas veces sí me desesperaba y se me ocurrió probar con varios medicamentos, ninguno me sirvió, no aguantaba ninguno más de una semana por los efectos secundarios.

Me di cuenta que es muy padre subir escaleras sin sentir que se te va a salir el corazón, que hacer ejercicio es un goze,  que es genial sentirme con energía todo el dia, que es genial encontrar un pantalón de mi talla en una tienda cualquiera!, y cuando me puse mi primera blusa talla chica, nisiquiera cuando era niña usé esa talla jajaja— Aprendí a cocinar sano, a encontrarle el gusto a toda la comida sin necesidad de agregarle grasa (aceite, crema, manteca, mayonesa, cosas empanizadas), y ahora todos en mi casa comemos mejor o eso intento que sigan mi ejemplo.  me gusta ayudar y compartir mi experiencia, porque si yo pude cambiar mis hábitos que eran de LO PEOR, entonces cualquiera puede.

______________________________________________________________

¡Gracias Gaby!

¿Lograste cambiar tu vida y adoptaste un estilo de vida saludable? ¿Estás aún en el camino de transformación y quisieras compartir tus logros y aprendizajes? Comparte tu historia y ayuda a otras personas a transformar su vida. Los requisitos aquí: PARTICIPA.

¿Te inspiró esta historia? Lee otras historias de éxito en el Cuadro de honor de Fácil de digerir.

Read More

La Gula Financiera….

Posted by on Jun 17, 2011 in Cuadro de honor, Motívate | 0 comments

Es un gusto para mí publicar hoy un post de Isela, mujer simpática, inteligente y bloggera experta en finanzas personales que nos comparte su experiencia como ex comedora y compradora compulsiva.

No dejen de leer su blog El Peso Nuestro de Cada día y de seguirla en twitter.

_________________________________________________________________

La Gula….si he de saber yo de eso.

Según la Wikipedia

La gula es un vicio del deseo desordenado por el placer conectado con la comida o la bebida. Este deseo puede ser pecaminoso de varias formas (siempre siguiendo los conceptos de dicha religión):

1. Comer o beber en exceso de lo que el cuerpo necesita.
2. Cortejar el gusto por cierta clase de comida a sabiendas que va en detrimento de la salud.
3. Consentir el apetito por comidas o bebidas costosas, especialmente cuando una dieta lujosa está fuera del alcance económico.
4. Comer o beber vorazmente dándole más atención a la comida que a los que nos acompañan.
5. Desperdiciar la comida estando en la misma categoría que la de comer más de lo que necesita el cuerpo.

Por años fui comedora compulsiva, comía sin hambre y no paraba hasta que me sentía llena; la calidad de lo que entraba a mi cuerpo porque importaba, con que supiera bien y me hiciera sentir satisfecha (aunque fuera temporalmente) era suficiente.

Prefería lo dulce, lo hacia sentada frente a la televisión mientras veía horas y horas de programas; o comía y me acostaba a escuchar musica Me volví pesada y lenta, así que me cansaba con facilidad; eso me deprimía y comía más para aliviar momentáneamente la sensación de tristeza. Al final todo se volvio un círculo vicioso y cada vez cargaba mas kilos.

Deje de ser comedora compulsiva hace años, solo para volverme compradora compulsiva después. Dicen las personas que dejan de fumar que ganan peso , porque cambian un vicio por otro ; yo llegue a pensar que me eso me había ocurrido. Ahora en lugar de acumular kilos, empece a acumular cosas y deudas.

Descubrí que existía la gula por los “males materiales” (no puedo decir bienes materiales, porque cuando se consumen sin ton ni son, no traen bien sino mal). Igual que con la comida, no importa lo que se compre siempre y cuando se compre: desde chucherías de moda , hasta los gagdets electrónicos más modernos, desde el café diario de $200 pesos por litro (porque cada latte  cuesta como $50 pesos) hasta la residencia de la uno apenas alcanza a pagar las mensualidades; todas son compras golosas : por antojo y no por necesidad real.

La carga financiera de las compras golosas se compara entonces con los kilos de mas : afectan nuestra salud financiera y hasta la capacidad de movernos, las deudas nos atan y perdemos agilidad. Lo mas chistoso del caso es que no aceptamos que fueron nuestras decisiones (antojos) las que nos metieron en problemas, no hay quien falte que diga que es de huesos grandes o que tiene metabolismo lento (por eso estamos gordos)…..o que el sueldo ya no alcanza y las cosas están muy caras (por eso estamos endeudados).

En ambos casos la gula no es el problema, es solo el síntoma

(Ya escucho a mas de uno enviarme una muy fresca mentada por esta afirmación) ….

Comemos y compramos sin control para tapar un hoyo emocional, una necesidad de cariño o de afecto.

  • Me atiborro de comida para no decir lo que quisiera decir, mientras mi boca este ocupada no podré reclamar atención, amor o siquiera respeto.
  • Me lleno de cosas para mostrarle al mundo todo lo que valgo, a falta de otra forma de validación de quienes me rodean.

Una de las preguntas más frecuentes que me hacen es “cómo le hago para no comprar tanto” , o lo que es lo mismo “como acabo con mi gula materialista” , quizás esperan que les escriba dándoles “10 tips para dejar de comprar” y que si los siguen, mágicamente podrán resistirse a todo. Las curas milagrosas para la gula no existen, igual que no existe la pastillita mágica para dejar de ser gordo (o gorda) …..

Lo que existe es lo que falta…..y no es la falta de un vestido, ni del iPad2 o del iPhone blanco.

Lo que existe, lo que es real es esa carencia emocional …..esa necesidad de sentirnos queridos …primero por nosotros mismos, luego por el resto del mundo. La necesidad de sentirnos apreciados, respetados y reconocidos.

La gula materialista se resuelve comprándonos primero a nosotros mismos tal y como somos, aceptándonos y dándonos el valor que merecemos no por lo que digan los demás, no por las cosas que podemos comprar, no por lo que podemos hacer por el resto del mundo …… sino por el valor intrinseco que tenemos .

________________________________________________________________

¡Gracias Ise!

¿Lograste cambiar tu vida y adoptaste un estilo de vida saludable? ¿Estás aún en el camino de transformación y quisieras compartir tus logros y aprendizajes? Comparte tu historia y ayuda a otras personas a transformar su vida. Los requisitos aquí: PARTICIPA.

¿Te inspiró esta historia? Lee otras historias de éxito en el Cuadro de honor de Fácil de digerir.

Read More

Los 12 pasos para lograr la rehabilitación de una gordita

Posted by on May 6, 2011 in Cuadro de honor, Emociones | 3 comments

Es un gusto para mí presentarles un artículo de Vanessa Barradas, sommelier venezolana que en enero de este año inició el reto de bajar de peso de manera saludable.  Desde entonces documenta su proceso en un blog titulado “Diaro de una gordita en rehabilitación”.   Inscríbanse para aprender de sus experiencias y consejos.  También pueden seguirla en twitter.

_____________________________________________________________________

Los 12 pasos para lograr la rehabilitación de una gordita

Quiero compartir lo que considero deben ser los pasos para lograr una rehabilitación exitosa en el camino hacia la buena salud, esto se basa tan solo en mi experiencia personal, espero les sirva:

  1. Reconocer TU problema, tienes sobrepeso.
  2. Hacer una revisión interior sobre las causas que te llevaron a tener sobrepeso
  3. Reconocer que DEBES sacar tu fuerza de voluntad al máximo, HOY comienzas el cambio
  4. Consultar a un especialista para que te guie.
  5. Levantarte así sientas que no puedes comenzar esa nueva rutina, si no es HOY nunca será.
  6. Cuenta un día a la vez, no pienses en cuanto te falta sino en lo que dejaste HOY atrás.
  7. Comienza a quererte por sobre todas las cosas.
  8. Por fin deja de culpar a los demás por tu falta de voluntad, nadie quiere que sufras.
  9. Quien sabe el camino al éxito eres tú, no te desvíes por nada ni por nadie.
  10. Escucha a todos pero solo haz lo que sientas correcto para ti.
  11. Dale gracias a tu ser superior todos los días por haberte llevado hasta aquí
  12. Comparte tu experiencia para que ayudes a quienes apenas comienzan.

_____________________________________________________________________________________

¡Gracias Vanessa!

¿Lograste cambiar tu vida y adoptaste un estilo de vida saludable? ¿Estás aún en el camino de transformación y quisieras compartir tus logros y aprendizajes? Comparte tu historia y ayuda a otras personas a transformar su vida. Los requisitos aquí: PARTICIPA.

¿Te inspiró esta historia? Lee otras historias de éxito en el Cuadro de honor de Fácil de digerir.

Read More

Tomando las riendas de la salud. La historia de Any.

Posted by on Feb 28, 2011 in Cuadro de honor, Emociones, Motívate | 8 comments

Con mucho gusto les presento la historia de Any Saenz quien generosamente nos comparte su lucha contra la obesidad y su experiencia en el camino hacia una vida saludable.

_________________________________________________________________

En días recientes, he sabido de historias cercanas de muertes de jóvenes relacionadas con la obesidad y problemas cardiacos, suficiente motivo para animarme a escribir este Post.

Mi experiencia comienza en mi primer embarazo a mis 18 años subiendo de 76 a 108 kilos y continúa con mi segundo embarazo a los 30, de 98 a 115 kilos, mido 1.75 mts. Con dolores musculares, de huesos, un embarazo con preclampsia y mi autoestima por los suelos, decidí hacer algo al respecto.

Así inició una lucha contra la obesidad y sin saber por donde empezar, mi esposo me convenció y me inscribí en un gimnasio solo para mujeres y una visita con la nutrióloga en marzo del año pasado. Parecía una meta imposible de alcanzar ya que era demasiado ambiciosa, desaparecer mínimo 35 kilos ¡a cualquiera desanima!, pero mis hijos, esposo y yo misma valían la pena. Aprendí a clasificar la comida como “saludable” y “chatarra”, efectué una depuración en mi alacena y refrigerador, programé los menús basados en estos principios y acudir al gimnasio al menos tres veces por semana. (¡Ha! ¡Para sorpresa! Como buena ama de casa descubrí también que los alimentos saludables son más económicos que la comida “chatarra” así que no vi afectada mi economía)

No niego que ha sido un camino difícil, pero ha sido más fácil adoptar buenos hábitos alimenticios y de ejercicio, ahora siento que soy una mujer especial porque he aprendido que la paciencia y dedicación nos hace llegar lejos. Actualmente peso 95 kilos, he bajado 20 kilos y me quedan aún más, voy despacio, porque sé que las dietas milagros y bajar de peso rápidamente lo único que lograran es el efecto “yo-yo” así que prefiero perder 1.5 kilos a 2 por mes, porque serán de grasa y no de masa magra, me sorprendo al ver que entro en ropa mucho mas pequeña que antes de mi segundo embarazo, mi cuerpo está musculoso y firme. Adiós a los achaques de viejita.

Mis reglas de oro son:

  1. No refrescos gaseosos. (Coca-cola, Pepsi, Fanta, etc.)
  2. No pastelitos, muy poco pan de caja y de dulce.
  3. Nada de dulces ni helados a excepción de un poco de chocolate.
  4. No cocinar con aceite vegetal ni manteca. Es mejor al vapor.
  5. Limitar el consumo de carnes.
  6. Por nada del mundo, comer frituras.
  7. La fruta y verdura tendrá que ser fresca, regularmente las compro en el mercadito recién cosechadas de los huertos locales. (Así evito algunos transgénicos)

En este viaje el aprendizaje ha sido constante, es así como una amiga me sugirió por medio de Facebook Fácil de digerir. Aquí he reafirmado mis métodos y se que voy por el camino correcto. Llevo casi un año de lucha y por nada del mundo volteo hacia atrás y me dejo vencer, mi familia también ha aprendido a comer mejor, espero unos meses más compartirles que he llegado a mi peso de hace muchos años atrás.

- Any Saenz

__________________________________________________________________

¿Lograste cambiar tu vida y ahora vives un estilo de vida saludable? ¿Estás aún en el camino de transformación y quisieras compartir tus logros y aprendizajes? Comparte tu historia y ayuda a otras personas a transformar su vida. Los requisitos aquí: PARTICIPA.

¿Te inspiró esta historia? Lee otras historias de éxito en el Cuadro de honor de Fácil de digerir.

Read More

Cómo logré bajar diez kilos en cuatro meses

Posted by on Nov 19, 2010 in Cuadro de honor, TODO | 7 comments

Recuerdo muy bien cuando Omar me contactó por primera vez con dudas sobre cómo bajar de peso saludablemente. Hoy me da mucho gusto compartir su historia de éxito, ejemplo de que cuando uno se lo propone todo cambio es posible.

Suscríbete a su blog Análisis Realista para obtener consejos sobre cómo vivir en bienestar o sigue a Omar por Twitter .

—————————————————————————————————————–

Cómo logré bajar diez kilos en cuatro meses

Artículo original escrito por Omar Carreño en su blog Análisis Realista publicado el 1 de octubre de 2010.

clip_image001

Luego de que mucha gente me ha preguntado cómo logré bajar de peso tras muchos años de mantenerme excedido hoy me decidí a escribir de esto como parte de los principales cambios en mis hábitos vitales que espero que les sirvan para mejorar su vida como yo lo logré hacer en este rubro.

Un poco de historia

En el mes de mayo de 2009 hubo una reunión de mi generación de la preparatoria por los diez años de haber salido, lo más triste del caso fue que a pesar de la gran emoción con la que yo iba a este evento y tras haber empezado a cuidarme un poquito porque ya me había comprometido, lo primero que me dijeron mis compañeros al verme fue “¡Qué gordo estás!” Esto fue un detonante en mi cabeza y un golpazo a mi autoestima.

A partir de ahí se puede decir que me agobié mucho, y como mi boda era en el mes de diciembre entonces me puse a hacer ejercicio de una forma en la que literalmente me reventé, no tuve ningún control y empecé a cometer errores alimenticios que me llevaron a enfermarme, además de los nervios propios de una boda, fueron también motivo para que no pudiera cumplir bien mi meta. Pero alcancé a bajar algunos kilos.

Lamentablemente estos kilos fueron fácilmente recuperados al momento de casarme pues me dediqué a disfrutar de la buena vida del nuevo casado y compraba bolsas grandes de frituras que me acababa en una.

Fue en junio de este año cuando ya mi descuido era excesivo y con mi metro sesenta y cuatro de altura, llegué a pesar 81 kilos. Esto ya fue el exceso más grande al que he llegado y después de recibir comentarios de aliento de mi mamá, mi jefa y principalmente de mi esposa, fue que dije “Está bien ya hay que tomar cartas en el asunto”.

Inicia el Cambio

Me mentalicé y entre mi esposa y yo compramos una escaladora, pero aunque realmente yo sentía que con media hora era más que suficiente mi prima me explicó que a partir de media hora haciendo ejercicio cardiovascular es cuando realmente empiezas a quemar calorías en serio. Después de romper en dos ocasiones la escaladora, decidí invertir en una bicicleta elíptica que complementaba un poco más el ejercicio que tenía que realizar y es más resistente.

Con todo el apoyo de mi esposa, de mis amigos y familiares me dediqué más conscientemente a alcanzar un peso de 70 kilos para mi cumpleaños número treinta que es el próximo veintiuno de octubre, a lo cual mi papá me facilitó una serie de discos de autoayuda e hipnosis, mismos que nunca realicé de manera práctica, pero que fui escuchando diariamente en mi recorrido de regreso a casa.

En estos discos más que otra cosa te explican una serie de cambios en tus hábitos alimenticios y de actuación que no son nada complicados, pero que logran sustanciales modificaciones en tu persona y en tu peso, me permitiré enlistarte a continuación algunos principios que te ofrece este método:

  • Quien tiene sobrepeso lo va a tener siempre, por eso debes cuidarte siempre.
  • El sobrepeso es una lucha constante contra tu propia naturaleza genética.
  • Intercambia el orden de tus alimentos, haz que tu desayuno sea la comida más fuerte del día, después una comida regular y la cena muy ligera.
  • Toma agua, mucha agua.
  • Trata al menos de hacer media hora diaria de actividad física, aunque no sea media hora seguida.
  • Aprende a distraerte y dejar de pensar en comida, ocupa ese tiempo en cosas creativas.
  • Come lentamente, disfruta cada comida que realices.
  • Incorpora un nuevo plan de alimentación.
  • Olvídate de los postres.
  • No te comas todo el plato, come hasta que estés satisfecho y no más.

Aunado a esto yo implementé los siguientes cambios en mi alimentación:

  • Disminuí mi consumo de carne roja.
  • Eliminé el consumo de leche de mi dieta.
  • Empecé a tomar té verde.
  • Reduje al máximo el consumo de refrescos.
  • Aumenté mi consumo de pescado y pollo.
  • Reduje el consumo de harinas y pastas.
  • Empecé a comer más verde (lechuga, espinacas, coliflor, brócoli, etc.).

Los Beneficios que me ha traído el bajar de peso y los cambios en mis hábitos son:

  • Se incrementó mi autoestima.
  • Se eliminó mi gastritis.
  • Cambió mi estado de ánimo.
  • Disminuí la fatiga que me daba al caminar o subir escaleras.
  • Mejoró mi circulación sanguínea y a la vez se eliminaron las constantes migrañas que me estaban dando.
  • Mucha ropa dejó de apretarme y hoy por hoy puedo usar mis camisas abotonadas del cuello todo el día sin ningún problema.
  • Reduje mucho estrés y ansiedad, siempre que lo había me dedicaba a comer.
  • Me queda mejor ropa que antes no podía ni soñar

Todo tiene también algunos Contras, pero todos remediables:

  • Todos mis trajes me quedan enormes, parezco Clabillazo, por eso voy poco a poco comprando nuevos.
  • En general toda mi ropa me queda grande.
  • Me falta un poco de grasa que me protegía del frío, es decir me he vuelto más friolento.

Quiero señalar que muchos de los consejos que implementé de manera personal los obtuve leyendo el blog de Ana llamado Fácil de Digerir y también pidiéndole directamente algunos consejos, esto me sirvió para lograr aspectos nutricionales específicos que me han permitido mejorar sustancialmente mi conocimiento de los alimentos que son buenos para mí salud.

Cuando escribí mi artículo Mi Traje Azul iba apenas a la mitad del reto y hoy he prácticamente llegado a la meta pues peso 71 kilogramos, aún debo perder otros cinco para estar en mi peso ideal, pero quiero ir paulatinamente, pues con la implementación de estos cambios he seguido perdiendo peso pero más gradualmente, ahora lo que viene es mantenerme y créanme que no me está costando trabajo, pues en verdad cambié los hábitos alimenticios a la perfección.

Quiero dedicar esta entrada a todas las personas que me han felicitado y preguntado por este cambio personal, esta es la receta, no hubo brujería ni mucho menos, simplemente cambios en mis hábitos vitales que me han servido a la perfección.

Los invito a lanzar sus preguntas y comentarios, si quisieran profundizar en algún aspecto de este artículo.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Cambiar es una decisión personal, pero siempre debes estar abierto a escuchar a los demás para que te incentiven a lograr tus metas; el cambio es posible, yo cambié y con esto me comprometo a seguir adelante.

Omar Carreño

_____________________________________________________________________________________________________________________

¿Lograste cambiar tu vida y ahora vives un estilo de vida saludable? ¿Estás aún en el camino de transformación y quisieras compartir tus logros y aprendizajes? Comparte tu historia y ayuda a otras personas a transformar su vida. Los requisitos aquí: PARTICIPA.

¿Te inspiró esta historia? Lee otras historias de éxito en el Cuadro de honor de Fácil de digerir.


Read More